Diario y Radio U Chile

Año XIII, 25 de enero de 2021

Escritorio MENÚ

¿Cómo avanzan las demandas de movimientos regionales?

Dirigentes de Aysén manifestaron sus dudas frente al Informe de Cumplimiento que el Ejecutivo hizo a un año de las masivas manifestaciones que surgieron en la Región. En el norte, el alcalde de Calama inició una gira por la Región de Arica y Parinacota, donde espera reunirse con jefes comunales y dirigentes locales para impulsar un Frente del Norte.

Héctor Areyuna y Narayan Vila

  Lunes 4 de febrero 2013 21:06 hrs. 
magallanes



El Ejecutivo emitió un informe titulado “Cumplimiento de compromisos del Gobierno a un año del movimiento social de Aysén”, donde asegura que se ha dado curso a casi todas las medidas suscritas a los dirigentes de la mesa social.

El documento fue elaborado por la unidad de regiones de la Secretaría General de la Presidencia y determinó un 90 % de cumplimiento, donde destaca la aprobación por parte del Congreso de la nueva Ley de beneficios para las zonas extremas, la entrega del “bono leña” y normalización del nuevo Hospital de Aysén, entre otras medidas.

El ministro subrogante de la Segpres, Claudio Alvarado dijo que esto es un producto “del trabajo conjunto del Gobierno con los directivos de la mesa social, donde el diálogo franco y abierto ha sido el eje para alcanzar los objetivos que nos propusimos”.

De hecho, el dirigente del movimiento Iván Fuentes, celebró varios de los avances, aunque reparó en que existen problemas que topan en una de las demandas más estructurales planteadas durante el verano del 2012: un cambio de Constitución.

“Hay cosas de fondo que ha costado mucho más, que traen controversia, chocamos en que no lo permita la Constitución, por eso decimos desde los movimientos sociales que tenemos que cambiarla, por eso llamamos a tener la valentía de actualizarla, eso es parte de lo que estamos proponiendo”, declaró.

Fuentes dijo que en vivienda, infraestructura de salud, transporte y otros temas se notan avances tangibles, pero quedan temas estructurales por resolver, como los programas de educación superior para la Región.

Sin embargo el dirigente Patricio Segura, que integró la mesa social, dijo que algunos de los avances son distractores, para evitar mirar las carencias más urgentes.

“Esa cifra es una asociación que se hace entre actores de Gobierno con cuentas alegres, pero mientras no vean la molestia real de la gente de Aysén con el gobierno, lo único que genera un caldo cultivo para que la gente acumule rabia contra este gobierno que no cumple compromisos y ofrece medidas con letra chica”, declaró.

Segura enfatizó que se tratan de “parches de un modelo que hace agua por todos lados”, y recalcó que “lo que avanza son temas anecdóticos, de forma, que sirven en el marco de la urgencia que plantea la desigualdad. El bono y la beca son necesarios, lo reconocemos, pero ningún cambio de fondo se ha podido avanzar, entonces tenemos parches de un modelo que hace agua. En el gobierno no consideran esto y vamos a seguir igual”.

El balance de los dirigentes, que aún no reciben el detalle del informe del Gobierno tiene de “dulce y agraz”, ya que analizando la situación desde la zona, creen que quedan determinantes aspectos estructurales por resolver, y aseguran, tanto Segura como Fuentes, que éstos están supeditados a un cambio constitucional.

FONDENOR
En el norte, el alcalde de Calama, Esteban Velásquez, inició una gira por la Región de Arica y Parinacota, donde espera reunirse con jefes comunales y dirigentes locales para impulsar un Frente del Norte.

Un bloque político-social, según consigna el documento que presentará el edil, que pretende exigir a los candidatos presidenciales que consideren propuestas claras para el norte del país, como una inversión permanente y un modelo de desarrollo sustentable, además de otras demandas que surjan de la ciudadanía.

Según indicó Velásquez, el Fondo del Norte propuesto por el Gobierno durante el año pasado es insignificante e insuficiente, por lo que abogó por aportes estatales acordes a los recursos que se generan en cada localidad nortina.

“El gobierno nos dirá que hay fondos sectoriales, que presentemos proyectos, pero buscamos nuevas fórmulas, y esperamos recursos permanentes del cobre. Comunas sin minería tienen pesqueras y turismo, hay bastantes recursos para que sea considerado por el gobierno, nosotros esperamos que las distintas voces del norte pueden tener mejores frutos al mostrarse al unísono”, apuntó.

El recorrido de Esteban Velásquez incluye visitas a Putre, Arica, Pozo Almonte, Pica e Iquique, lugares donde ya ha desarrollado un acercamiento previo con los jefes comunales.

Con algunos de ellos, comparte la mala evaluación hacia el Gobierno y al presidente Sebastián Piñera, a quien acusa de “no cumplir su palabra cuando anunció el Fondenor y se autoproclamó como el mandatario de las regiones”.

Velásquez enfatizó en que la población nortina se siente postergada y que nuestro país requiere, con urgencia, un verdadero proceso de descentralización.

“Estamos en subdesarrollo y rodeados de riqueza, pero distribuimos miseria. En Calama hacemos eco de ello y la verdadera revolución es descentralizar, eso no se hace desde la propuesta de gobiernos centrales, sino de las propias regiones”, señaló.

Hortencia Hidalgo, vocera del Consejo Aymara de Arica, valoró la iniciativa del alcalde de Calama y afirmó que no sólo el envío de recursos desde la capital hacia la zona norte debe tener prioridad.

La dirigente planteó otros temas que se deben abordar, como el control social en el cuidado de la biodiversidad y el comportamiento de las empresas privadas en la zona, y declaró que “son las empresas autoras de estos desastres. Además que las mineras no pagan impuesto, pero sí los ciudadanos comunes, entonces pedimos un equilibrio en esta materia”.

Luego de esta ronda de encuentros, Esteban Velásquez se reunirá, desde el viernes, con los ediles en la Asociación de Municipios de la Región de Antofagasta.