Diario y Radio U Chile

Año XI, 11 de noviembre de 2019

Escritorio

Críticas por traslado de Héctor Llaitul:

“Gendarmería no puede mover presos de un lado a otro como si fuesen mercadería”

Este lunes Héctor Llaitul fue trasladado desde la cárcel de El Manzano de Concepción al penal de Angol, luego de que el Tribunal de Garantía de Cañete ordenara el traslado inmediato del líder de la Coordinadora Arauco Malleco, pues desestimó las razones médicas presentadas por Gendarmería, que perseguía mantenerlo en la cárcel penquista.

Carolina Blanche Goldsack

  Lunes 11 de febrero 2013 22:17 hrs. 
llaitul

El tribunal de Cañete desatendió la solicitud de Gendarmería, institución que presentó un informe médico para pedir que el dirigente de la CAM Héctor Llaitul se mantuviese recluido en el penal ubicado en Concepción. Dicho informe, según el Subdirector Operativo de Gendarmería, Raúl Leal, contenía razones que justificaban la permanencia de Llaitul en El Manzano.

Respecto del informe clínico, Leal precisó que “las razones fueron estrictamente médicas, atendiendo a que él todavía no estaba dado de alta, y que en alguna medida estaba más cercano a mejor atención de la que podía recibir en Angol. Era más que nada destinado a la adecuada reposición de su salud. La razón es muy simple: el penal de Concepción cuenta con un hospital penal con médicos las 24 horas del día, no así el penal de Angol”

Cabe recordar que a principios de enero Llaitul fue trasladado sorpresivamente desde la cárcel de Angol al penal El Manzano, procedimiento que este lunes la justicia calificó de “ irregular”.

Al respecto, el abogado defensor Pablo Ardouin, especificó que el tribunal estimó que el procedimiento de Gendarmería fue “infundado e ilegal”, ya que la recuperación del comunero podía realizarse tanto en Angol como en la cárcel penquista.

En relación al dictamen del tribunal de Cañete, Ardouin señaló que este organismo dictaminó que “el tema de la hidratación de Llaitul podía realizarse tanto en la cárcel de Concepción como en la de Angol sin ningún inconveniente, mas aun considerando que ya habían pasado dos semanas desde que terminó la huelga de hambre”. El abogado agregó además que “hay que recordar que la cárcel de Angol, junto con la de Concepción, es la única que cuenta con condiciones especiales para comuneros mapuches. Gendarmería no puede mover a los presos como si fuesen una mercadería de un lado para otro”

El abogado de la Defensoría Penal Pública recalcó además que a diferencia del penal El Manzano, el recinto de Angol cuenta con módulos especialmente destinados a los comuneros mapuche para que puedan mantener su cultura y rituales.

Para Pamela Pesoa, pareja de Héctor Llaitul, el sorpresivo traslado del líder de la CAM se debió a razones políticas, y que este hecho, ocurrido a principios de enero, habría resultado de una orden que no tuvo que ver con Gendarmería.

Este organismo, según Pamela Pesoa, hizo una “falsificación o elaboración” de un informe médico posterior al sorpresivo traslado, a petición del Gobierno, para así solventar tanto esta medida como la suspensión del beneficio de salida de fin de semana del comunero Ramón Llanquileo.

Al respecto, la pareja del líder de la CAM señaló que “a nosotros nos queda claro que se trata de razones políticas, no de la argumentación que después en el camino tuvo que crear Gendarmería, porque ellos no tuvieron parte en esa decisión, a ellos les dieron una orden, pero posteriormente el gobierno tuvo que pedirles a Gendarmería que falsificara o elaborara documentación para respaldar ambas situaciones”

Pese a que el penal de Angol cuenta con módulos especiales para comuneros mapuches, Pamela Pesoa señaló que las condiciones del recinto son “relativamente” adecuadas. En este sentido, reconoció que si bien se cumple la segregación que deben tener los presos políticos por su condición de tales, los módulos destinados a la realización de actividades culturales y religiosas serían estrechos y existiría hacinamiento.