Diario y Radio U Chile

Año XII, 13 de agosto de 2020

Escritorio MENÚ

Concertación en el ojo del huracán por “vista gorda” a abusos del Banco Estado

Militantes del PPD, la DC y el PS se vieron salpicados por la aplicación de cláusulas abusivas en el Banco Estado entre 2003 y 2011. Y si bien en el Gobierno pidieron que los responsables políticos “dieran la cara”, el rol del Sernac, la independencia de esta entidad y la función de quienes estaban a cargo de las distintas reparticiones que participaron de este caso son parte de un debate que recién comienza.

Narayan Vila

  Martes 7 de mayo 2013 23:31 hrs. 





Desde 2001 hasta 2010, presidieron el Banco Estado Jaime Estévez, militante del Partido Socialista, Javier Etcheberry, del PPD, y José Luis Mardones, de la misma colectividad. Además, integraron el directorio nombres emblemáticos de la Concertación, como los DC Genaro Arriagada y José Pablo Arellano, además de Nicolás Eyzaguirre, Francisco Vidal y Álvaro Erazo, tres ex ministros de Estado.

Por ello la ministra Vocera de Gobierno, Cecilia Pérez, en compañía del actual director del Sernac, Juan José Ossa, emplazó a las anteriores autoridades, incluidos Ricardo Lagos y Michelle Bachelet, a asumir sus responsabilidades.

“Esta es una cadena de responsabilidad. Desde ex directores del Sernac, pasando por ministros de Economía, por presidentes y directores de Banco Estado y, por supuesto, para quienes en ese minuto lideraban el país a través de la presidencia de la república. Tiene que haber un sello, estoy a favor de proteger a los consumidores o estoy por hacerme el leso”, expresó Pérez.

Consultada la secretaria de Estado por la responsabilidad que tendría el hermano del presidente, Pablo Piñera, indicó que “debiese tener responsabilidad” por ser el gerente general ejecutivo de BancoEstado, desde 2008 hasta la fecha.

A través de un comunicado, el aludido indicó que “en el año 2011 cuando la Corte de Apelaciones falló en contra del Banco y cuando aún la Corte Suprema no emitía su resolución, dispuse el cese del cobro de las comisiones a las que se refería el fallo”.

José Roa, ex director del Sernac de la época, señaló que ésta entidad cumplió con el rol de acompañar, desde el primer momento, la conciliación iniciada por Conadecus, agrupación que logró que Banco Estado devuelva cerca de 5 mil 700 millones de pesos a sus clientes de cuentas de ahorro vista.

Sin embargo, Hernán Calderón, presidente de esta organización, aseguró que el Servicio Nacional del Consumidor “hizo vista gorda” de las denuncias, debido, presuntamente, a la dependencia de las dos instituciones involucradas con el Ejecutivo.

“Muchas veces las omisiones de las autoridades, porque además podrían tener compromisos políticos, principios de apertura que permitan evitar situaciones que pudieran implicar abusos contra las personas. Tenemos que ir en camino en que los organismos sean realmente independientes y para eso necesitamos un procedimiento de nominación distinto, de destitución distinto y creo que hoy día estamos expuestos al uso político de ciertas políticas que son de carácter nacional”, explicó.

Gonzalo Navarrete, secretario general del Partido por la Democracia, manifestó que “quienes hayan incurrido en prácticas perjudiciales para los consumidores, cumpliendo roles públicos, deberán atenerse a las sanciones judiciales y políticas, si así se determina”.

“Hay algunos PPD que todavía manejan una manera bien libremercado de entender las cosas, que no están hoy día jugando un rol ni en la dirección política ni programática y que tendrán que hacer su revisión frente a hechos tan duros como que un banco del Estado, finalmente, le cobra comisiones a la gente más modesta para aumentar la rentabilidad del banco. Creo que eso supera todos los límites de lo aceptable desde el punto de vista de la gestión gubernamental”, prosiguió.

En tanto, Gustavo Rayo, académico y cientista político de la Universidad de Chile, señaló que es “normal que en los Gobiernos, las autoridades políticas sean los actores principales”.

Eso sí, independiente de si la trayectoria o las credenciales políticas pavimentaron el arribo de los economistas en, este caso, el Banco Estado, debe primar el interés colectivo y no corporativo, afirmó Rayo.

“Si hay consejeros nombrados por el presidente o la presidenta de la república en alguna empresa o institución pública, lo que se espera es que ellos respondan a la confianza política de quien los nombró y quien los nombró debiese responder justamente a la confianza ciudadana. Es decir, ellos no solamente están respondiendo a los intereses de la institución, sino que también los intereses de quienes son, en teoría, los accionistas de esa empresa, que en las empresas públicas son todos los chilenos”, explicó.

El ex presidente de Banco Estado, Jaime Estévez, aseguró que las alzas en las comisiones buscaban “mantener un producto que daba un servicio masivo a la gente”.

El caso ya originó algunas arremetidas parlamentarias, como el anunció de los diputados oficialistas José Manuel Edwards y Gonzalo Arenas de solicitar la asistencia de Francisco Vidal y Andrés Velasco al Congreso.

Por su parte, los dirigentes opositores Jorge Pizarro (DC), José Antonio Gómez (PRSD) y Camilo Escalona (PS) cuestionaron las acciones de la entidad bancaria.