Diario y Radio U Chile

Año XII, 13 de agosto de 2020

Escritorio MENÚ

Municipio vende propiedades para bajar la deuda en Valparaíso

Los cuestionamientos al manejo patrimonial de Valparaíso son cada vez más graves, toda vez que la municipalidad ha recurrido a la venta de edificios históricos para saldar una deuda que arrastra hace décadas. Organizaciones reclaman las decisiones de la autoridad, que no se considere la opinión de la ciudadanía, además de la falta de colaboración del Estado para solventar el aprieto económico.

Héctor Areyuna

  Lunes 24 de marzo 2014 20:54 hrs. 





El alcalde de Valparaíso Jorge Castro (UDI), ha reconocido que el municipio ha perseverado en la venta de valiosas propiedades comunales para paliar la deuda que se arrastra hace más de dos décadas.

Esta práctica se inició en 1998, continuó el 2003 y 2004 y ahora la administración está dispuesta a vender el Palacio Lyon, el parque Quintil y un terreno de cuatro hectáreas en Placilla, con lo que esperan recibir 3.500 millones de pesos.

La deuda, sin embargo, asciende a los 35 mil millones, déficit que proviene principalmente del el pago de la educación municipal, de donde se desprenden 25 mil millones.

Castro aseguró que si bien se están haciendo esfuerzos para mantener algunas propiedades, no es novedad esta práctica para traspasar recursos a la Corporación Municipal de Salud y Educación: “No es novedad de que Valparaíso haya debido recurrir a sus bienes, para poder ser el Estado el mejor corredor de propiedades para estar en el primer lugar de la fila de la compra. Vale decir, hoy tenemos una cantidad importante de muchas propiedades que han sido vendidas al Estado de Chile, para que a través de ese dinero, poder traspasarlo a la corporación para bajar las deudas previsionales y de servicio, etcétera”, explicó.

El edil expresó que la administración está enfocada en recuperar bienes, pero al mismo tiempo lamenta que las autoridades del Gobierno central no colaboren con la disminución del déficit.

El dirigente sindical y social, ex candidato a alcalde, Jorge Bustos, rechazó la idea, agregando que la ciudadanía hace un tiempo determinó que esta deuda no debe asumirse: “Desde hace bastante tiempo que hay déficit respecto a eso, pero no creemos que la solución sea vender todos los recursos que tiene el municipio para poder saldar una cuenta que hace rato que se dijo que no se debía asumir porque la educación  es una cuestión centralizada y no municipalizada. Aquí lo que decimos es que la educación tiene que ser gratuita y de calidad y esa es una responsabilidad del Estado”, dijo.

Mientras el presidente de la delegación zonal del Colegio de Arquitectos, Sótero Apablaza, lamentó que este tipo de decisiones no se consulten: “Ese es el camino a seguir aquí en la ciudad. Entonces para deshacerse de bienes públicos, que son de propiedad de la comunidad, en la práctica, habría que consultar a la ciudadanía. No podemos seguir perdiendo bienes de la ciudad como pasó con  el Estadio de Valparaíso y seguimos haciéndolo, para pagar una deuda que es producto de malos manejos financieros. Eso es inconcebible”, expresó.

Para Apablaza esto se complica más con el reciente informe del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios de la Unesco, que asegura que proyectos como el Mall Barón y la falta de protección al casco histórico de la ciudad podrían remover la condición de “Patrimonio de la Humanidad”.