Diario y Radio U Chile

Año XII, 30 de marzo de 2020

Escritorio MENÚ

Vecinos denuncian “daños ocultos” por torres de alta tensión para Limache

Vecinos, autoridades, empresarios y ecologistas de la región de Valparaíso se unieron para oponerse al proyecto presentado por la empresa InterChile S.A., la que busca instalar un trazado que conduzca electricidad desde Polpaico hasta Taltal, y entregar así suministro a proyectos mineros y, paralelamente, al servicio que proporciona Transelec.

Diario Uchile

  Viernes 9 de mayo 2014 17:34 hrs. 





Según los opositores al proyecto, las torres de cincuenta metros dividirían las comunas de Olmué, Quilpué, Limache, Concón, Quintero y Puchuncaví, entre otras, además de afectar a recintos como el embalse Los Aromos y el Parque La Victoria.

Salvador Donghi, asesor ambiental del grupo, denunció que las evaluaciones de impacto ambiental buscan ocultar los efectos negativos del trazado. Además, señaló que en el largo plazo es el propio Estado el que paga las externalidades.

“Sentimos una suerte de indignación, porque resulta que las empresas que empiezan a evaluar este proyecto, y lamentablemente el Estado como proponente, buscan alternativas ambientales con las cuales el proyecto se pueda justificar. Entonces aparece, por ejemplo, que las evaluaciones ambientales que se han hecho, con respecto al impacto a la ciudadanía y a los sitios prioritarios de conservación de la biodiversidad, son los menores que se producen al tener este trazado. Lo que al verlo, inmediatamente uno sabe que no es así, sino que nada más que una justificación por temas que estaban ocultos, como venir a buscar energía a la costa”, denunció.

El ambientalista agregó que uno de los efectos de este proyecto es que interrumpe el crecimiento de la ciudad de Limache.

Para Mauricio Zulueta, uno de los afectados directos del trazado, como propietario de un predio de 300 hectáreas colindantes al embalse Los Aromos, la ubicación de las torres de alta tensión esconde otras intenciones, entre ellas, el querer acercarse a los proyectos de cinco nuevas plantas termoeléctricas de ENAP en Concón y Puchuncaví.

“Es un despropósito. Por qué tiene que afectarse a la comuna de Limache para llevar energía al norte, cuando están partiendo de Polpaico. Por qué no parte directamente al norte. Acá hay situaciones que no están reflejadas en la presentación del estudio ambiental. Aquí hay información que los vecinos desconocemos, que no están asociadas. Hay información oculta y deben haber propósitos que no conocemos, pues por algo se están acercando a la costa y tratando de pasar cerca de Ventanas. Hay cosas que desconocemos”, acusó.

Según Zulueta, el electromagnetismo que generan las torres, el ruido que emiten y la contaminación visual van a convertirse en una cicatriz en un paisaje intacto.

En tanto, el concejal de Limache Miguel Sepúlveda manifestó que este proyecto además echa por tierra la idea de destinar el embalse Los Aromos a actividades turísticas y deportivas, pues lo atravesaría.

Asimismo, destacó que el trazado eléctrico afectaría fuertemente a la actividad agrícola, el principal medio de sustento de la comuna.

“Tampoco tienen ningún miramiento ni una mención a la disminución de ese daño con relación a las personas dueñas de esos terrenos y que trabajan en esa producción, que es de lo que vive la comunidad de Limache. El sustento está dado por la participación laboral de las personas en la tierra. La mayoría de la gente trabaja en eso, aparte del comercio, pero industrias no hay. Por lo tanto, si nos quitan esto, Limache va hacia un hoyo muy profundo”, advirtió.

Por su parte, el consejero regional Manuel Millones planteó que “le hemos pedido al intendente de Valparaíso que lidere el rechazo a esta iniciativa, porque altera el paisaje, afecta las actividades económicas, pero particularmente daña a las personas. No es posible que solo por interés económico se afecte a esta ciudad, pudiendo perfectamente tener un trazado distinto por la carretera como tienen otras empresas”.

El consejero también hizo un llamado a la ciudadanía a organizarse y hacer observaciones al proyecto para judicializarlo y, así, evitar su implementación.