Diario y Radio U Chile

Año XII, 27 de noviembre de 2020

Escritorio MENÚ

Las críticas que generó la idea de crear una cárcel para mapuches

Desde dirigentes indígenas a parlamentarios oficialistas cuestionaron la propuesta del ministerio de Justicia. "La solución es devolver el territorio", dijo el lonko Juan Catrillanca.

Damaris Torres

  Domingo 11 de mayo 2014 20:19 hrs. 
_carcel angol 001.jpg


Varios detractores tiene el proyecto de construcción de una cárcel para mapuches. Tanto lonkos como diputados aseguran que la propuesta no soluciona el problema de fondo.

Esta fue la opción que entregó el ministro de Justicia, José Antonio Gómez, a los familiares de los hasta entonces tres detenidos mapuches en huelga de hambre: Cristian Levinao Melinao, Leonardo Quijón Pereira y Luis Marileo Cariqueo.

Se trataría del primer recinto penitenciario dedicado solo a la etnia, que buscaría proveer un régimen carcelario que resguarde sus tradiciones, anunciaron desde el Gobierno.

Sin embargo, el lonko Juan Catrillanca, de Temucuicui, dijo a Radio Universidad de Chile que el Estado debe responder de otra manera a sus demandas: “Es un pensamiento o proyecto muy equivocado, porque para los mapuches no debería existir una cárcel. La solución está en la devolución del territorio, porque el Estado sabe cuáles son los errores y engaños que ha cometido. Si creen que con esta cárcel le van a dar una solución al pueblo mapuche, es una equivocación muy grande del Gobierno”, dijo.

Esta opinión compartida por los senadores Alberto Espina y Eugenio Tuma. Este último dijo a El Mercurio que ésta no es la respuesta que La Araucanía espera de la autoridad.

A ellos se suma el diputado PS Marcelo Schilling, quien aseguró que si bien no ha hecho una reflexión profunda sobre el punto, no sería conveniente: “Una cosa es reconocer la existencia de nuestros pueblos originarios constitucionalmente y respetar todo lo que se deriva de ahí: costumbres, manera de vivir, cultura, incluso legislación especial para su promoción y funciones de poder y toma de decisiones políticas. Pero por otra parte, en la sociedad chilena hay un impulso contra las discriminaciones, entonces me pregunto si este tipo de soluciones no son una nueva discriminación. ¿Quién garantiza que el Estado se va a preocupar de las condiciones de los mapuches presos en mayor medida que para los huincas?”, cuestionó.

El proyecto incluye el traslado de los presos desde la cárcel de Angol al Centro de Estudio y Trabajo de Collipulli, donde se encuentra un terreno aledaño de cerca de cinco mil metros cuadrados que puede ser utilizado para ceremonias y el cultivo de la tierra, mientras los comuneros cumplen su condena.

El vocero de los mapuches en huelga de hambre, Hugo Melinao, sentenció que “esta es una estrategia para seguir aplicando la Ley Antiterrorista, cuando solo estamos reclamando nuestro derecho a la tierra”, finalizó.