Diario y Radio U Chile

Año XII, 21 de enero de 2020

Escritorio

Estudiantes recalcan ‘abusos de poder’ al evaluar la marcha del 8 de mayo

El Intendente Metropolitano, Claudio Orrego, se reunió con dirigentes estudiantiles secundarios y universitarios, representantes de Carabineros y las alcaldesas de Santiago, Carolina Tohá, y de Providencia, Josefa Errázuriz, para evaluar la primera marcha estudiantil del pasado 8 de mayo. La reunión realizada en la Intendencia Metropolitana, tenía como finalidad, hacer un balance acerca de loa marcha Estudiantil realizada el 8 de mayo, y evaluar el comportamiento (errores y aciertos), de los distintos actores políticos.

Cecilia Pérez

  Jueves 15 de mayo 2014 20:45 hrs. 

Claudio Orrego, Intendente Metropolitano, indicó que a diferencia del pasado, donde el diálogo se producía sólo a través de los medios de comunicación o los Tribunales, esta vez se avanzó en acuerdos y mejoras respecto a la manera de realizar las marchas, por medio del diálogo.

Destacó que todos los actores políticos estuviesen dispuestos a expresarse con respeto y avanzar, y adelantó parte de los aprendizajes y acuerdos logrados entre el Gobierno, los manifestantes y Carabineros.

“Hemos acordado que en el futuro no solamente se va hacer público el protocolo que tiene carabineros para actuar en estas materias, sino también los acuerdos que tomemos con los manifestantes, es decir, nosotros vamos a tener un acuerdo del recorrido y esos acuerdos también se van a hacer públicos cuando corresponda. Segundo, hemos tenidos algunos aprendizajes, efectivamente hubo acuerdo entre todas las partes de que la marcha en cuanto a tal hasta la llegada hasta al parque Almagro fue completamente pacífica y todas las medidas funcionaron, cómo proceder cuando se producen estos actos de violencia, obviamente no es materia de completo consenso, si bien todos lamentamos los hechos”, precisó el Intendente de Santiago.

Rodrigo Bustos, Jefe de la unidad jurídica del Instituto de Derechos Humanos, también valoró la iniciativa, y explicó que uno de los problemas que están preocupando a su institución, es que Carabineros no sabe cómo diferenciar entre quienes cometen un delito y quienes se manifiestan.

Además, reconoció que al conocer los protocolos de Carabineros, se ha dado cuenta de sus avances, agregando que “quisimos ver en la reunión de hoy día cuestiones que nos siguen preocupando respecto de la actuación de carabineros de Chile, en el marco de las manifestaciones públicas. Pudimos señalar que en la última manifestación pública de la semana pasada se produjo una situación muy compleja de encajonamiento y además hicimos presente una serie de cuestiones vinculadas a hechos de malos tratos y además pusimos hincapié en la necesidad de hacer público los protocolos de carabineros de Chile, eso es fundamental es un acto de transparencia que se requiere para que las personas que se manifiestan sepa a qué atenerse cuando carabineros de Chile actúa”.

Los estudiantes también se refirieron a la reunión. La Presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECH), Melissa Sepúlveda, acusó que no existió una autocrítica respecto a las violaciones a los Derechos humanos ocurridas en la marcha, ni por parte de la Intendencia, ni de Carabineros, detallando que “vivimos la situación de ingreso de carabineros al perímetro del escenario, vivimos la situación del ingreso a la carpa de Cruz Roja, el cual se hizo de manera violenta, fue detenida una de nuestras compañeras voluntarias, todo eso lo manifestamos en esta reunión y si bien se llegaron a algunos acuerdos respecto al escenario, respecto al recorrido de la marcha, estuvo ausente una mirada más crítica por parte de carabineros y por parte de la Intendencia haciéndose cargo de este tipo de situaciones que venimos denunciando hace muchísimos años, como son las detenciones ilegales, como son los procesos irregulares de esta detención por sospecha”.

El General Bruno Villalobos, General de la zona Metropolitana, indicó que se sentía satisfecho con la reunión, pero no quiso dar más declaraciones, ni tampoco referirse al tema del nuevo organismo de Inteligencia que va a constituir el Gobierno, con el fin de identificar a los grupos de encapuchados que actúan en las marchas estudiantiles.