Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 18 de septiembre de 2021

Escritorio MENÚ

Tensiones envuelven votación de reforma al sistema binominal

Pronta a votarse se encuentra la Reforma al Sistema Electoral en la Comisión de Constitución, Legislación y Justicia de la Cámara Baja. Las negociaciones y su eventual congelamiento, ha dejado de manifiesto las diferencias al interior de la Nueva Mayoría y la Alianza, manteniendo también la tensión entre los conglomerados. Parlamentarios esperan poner fin a un modelo político que aseguran “está agotado”.

Paula Correa

  Lunes 21 de julio 2014 20:19 hrs. 
maxresdefault


Se acerca la votación para el proyecto de Reforma al Sistema Binominal y al parecer será sin acuerdo alguno.

La semana pasada las conversaciones entre la Democracia Cristiana y Renovación Nacional ya estaban bastante avanzadas, incluso se sumó el Partido Socialista. La diferencia que restaba tenía que ver con la conformación de subpactos, pero la DC había aceptado el planteamiento del gobierno y votaría a favor.

Sin embargo, el jueves pasado después de una reunión en el departamento del presidente de la DC, Ignacio Walker la negociación quedó paralizada. La razón sería ahora el número de parlamentarios, ya que RN rechazaba la última propuesta del gobierno de aumentar desde 120 a 155 los diputados y de 38 a 56 los senadores.

En ese contexto el presidente del PPD, senador Jaime Quintana, aseguró que no están obligados a esperar un acuerdo, ya que RN estaría tratando de hacer “un traje a la medida de sus parlamentarios”. Sus palabras generaron un nuevo revuelo, pero fueron ratificadas por los legisladores del partido que conforman la comisión de Constitución, tal como expresó el diputado Guillermo Ceronni.

“Si la oposición se niega a hacer un cambio verdadero, nosotros tenemos que simplemente hacer jugar las mayorías, porque evidentemente la ciudadanía nos ha dado un respaldo para hacer los cambios que se requieren”, afirmó y añadió que si bien la ciudadanía quiere cambios profundos, no ambiguos, pero aprovechó de advertir: “aquí no se trata de hacer una tremenda revolución, ya que no es el momento ni la época para eso, sino que simplemente que las autoridades elegidas tengan verdaderamente un respaldo proporcional a lo que la gente quiere”.

Ante la amenaza de una ruptura, el presidente del PS, Osvaldo Andrade, indicó que no es bueno referirse públicamente a estas conversaciones, y calificó los nuevos dichos de Quintana como “desafortunados”. Por su parte, el presidente de Renovación Nacional, Cristián Monckeberg afirmó que los acuerdos “no estaban maduros” y añadió: “Nos vamos a tomar todo el tiempo que sea necesario para sacar una buena reforma que nos permita competir en igualdad de condiciones”.

Esta modificación requiere 71 votos y ya tiene el respaldo de diputados independientes y de la Nueva Mayoría. En ese sentido, el líder de RN sostuvo que esta iniciativa necesita una transversalidad importante.

“Creo que sería un grave error que nos pasaran una aplanadora en esta materia por haber alcanzado los votos justos que se requieren para aprobar la reforma, es una mala receta”, indicó y añadió que “la amenaza de la aplanadora siempre está latente, pero yo apelo al buen criterio. Hay tiempo y hay que tomarse el tiempo suficiente, no es buen consejero el apuro”, afirmó.

Monckeberg, añadió: “Hay que acostumbrarse a las declaraciones del senador Quintana que siempre han sido rimbombantes y que van en la lógica de la ruptura. Me quedo con el liderazgo de Walker y Andrade que sí están pensando en llegar a un acuerdo en esta materia”.

Pero no sólo se ven diferencias en el conglomerado oficialista, cuando el único partido negociador llama a su par a la mesa. “Me parece que la UDI se reste de las conversaciones políticas no es bueno. Es un partido con representación nacional y tiene mucho que decir”, afirmó.

Sin embargo la UDI se mantiene inalterable en su postura: “La democracia chilena no necesita ni un diputado más, en eso nosotros estamos claros y estamos abiertos a conversar en la medida de que no aumente el número de parlamentarios”, reiteró el presidente de la UDI, el diputado Ernesto Silva.

Y uno de los argumentos de la UDI para defender dicha postura pasa por los costos que tendrá para el país esta reforma, tema que ya entró en el discurso de los mismos legisladores del gobierno. El presidente de la Comisión de Hacienda, el DC Pablo Lorenzini, quien afirmó que no ve cómo el costo de este proyecto pueda ser cero e indicó que hay que transparentar esos valores a la ciudadanía.

Así se realiza esta votación en particular en la Cámara baja, sin acuerdos y entre varias dudas, cuando aún quedan varias etapas de la tramitación parlamentaria y cuando existen temores, fijados bajo el precedente que sentó la aprobación de la Reforma Tributaria, de que al final los acuerdos los terminen urdiendo “unos pocos” en un tema clave para el desarrollo de la democracia.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.