Diario y Radio U Chile

Año XIII, 22 de junio de 2021

Escritorio MENÚ

Concentración de la tierra un debate que viene

La concentración de la tierra en manos de grandes empresas, esta empezando a ser un tema de controversia mundial. En Chile, cerca de la mitad de la superficie está en manos de privados siendo los principales controladores son las empresas forestales. Las organizaciones llaman a poner límites ala compra indiscriminada y especulativa.

Javier Muñoz

  Sábado 18 de octubre 2014 10:14 hrs. 
Propiedad-de-la-tierra


El acaparamiento y concentración de tierras se ha transformado en una controversia global desde que se han dado a conocer la realidad que viven los campesinos de algunos países de África, donde los derechos de suelo que han sido transmitidos de generación a generación han sido vulnerado por la llegada de grandes empresas agrícolas, que con la venia de los Gobiernos ha desplazado a cientos de familias dejándoles sin tierra.

En África muchos campesinos han sido despojados de sus tierras

En África muchos campesinos han sido despojados de sus tierras

Solo en 2010 el Banco Mundial consiguió identificar negociaciones por más de 450.000 kilómetros cuadrados, una superficie equivalente a la de Suecia.

En Chile, las opiniones tienen matices. Si bien desde las organizaciones y fuentes del Instituto de Desarrollo Agropecuario (Indap) confluyen en que luego de que la dictadura congelara los progresos de la reforma agraria, la posesión de la tierra favoreció a los privados y grandes empresas, no hay un acuerdo respecto a la situación actual del país.

En un informe del mes de Mayo, de la ONG “Grain”, Chile aparece dentro de los peores casos de distribución de tierras dentro de Latinoamérica, junto con Guyana, Panamá, Paraguay, Perú y Venezuela, catalogados como países donde los pequeños campos representarían a un 70 por ciento de los agricultores, pero que poseen apenas el 10 por ciento de la tierra, con un promedio de 2 hectáreas de propiedad.

Camila Montecinos, quien trabajó en el informe asegura que las inversiones en tierra son realizadas por sectores económicos que manejan grandes volúmenes de utilidades, como la minería, la agroindustria y sobretodo el sector forestal, concentrando en pocas manos la propiedad.

“El 70 por ciento de la tierra, está en propiedades que tienen en promedio 14.000 hectáreas y mientras tanto el 75 por ciento de los propietarios, tiene menos del 4 por ciento de la tierra y no alcanza a tener 5 hectáreas en promedio. La tierra es cada vez más escasa y el raciocinio que ellos hacen es que será cada vez más cara”.

Camila Montecinos, investigadora de Grain

Camila Montecinos, investigadora de Grain

La investigadora enfatizó que son las empresas forestales las que controlan la mayor cantidad de territorio siendo Celco, de Celulosa Arauco, la empresa dominante con más de 1 millón de hectáreas.

En este mercado se replicaría la tendencia hacia la concentración, ya que la industria está dominada por las familias Angelini y Matte que se quedan con un 78 por ciento de las exportaciones.

 

El negocio delas forestales termina en la exportación.

El negocio de las forestales (la celulosa) termina en la exportación.

 

Hernán Vercheure, Investigador del área bosques del Comité Pro Defensa de la Flora y la Fauna, Codeff, destacó que la alta concentración de tierra ha desplazado a las familias campesinas pero las empresas operan bajo el amparo de las reglas de nuestro propio modelo, y eso es lo que habría que revisar.

“Hay un campesinado que antes existía pero el acopio de esos territorios ya no tal, porque las empresas compran tierras y las dedican al rubro para lo cual las compraron, fomentando generalmente las economías de escala, que les permite bajar sus costos. Esto tiene que ver con un modelo, que tenemos desde hace unos 30 a 40 años, en el que el acceso a la tierra puede ser ilimitado, sin ningún tipo de regulación. Cualquier entidad o persona puede comprar la tierra que este dentro de sus posibilidades económicas y es algo que como país lo permitimos y que deberíamos revisar”, dijo.

Hernán Verscheure

Hernán Verscheure

Según fuentes del ministerio de Bienes Nacionales, actualmente la propiedad de la superficie chilena estaría prácticamente dividida en dos partes con un 49 por ciento en manos de privados y un 51 por ciento en manos fiscales.

Desde el INDAP, al ser consultados por el informe de Grain, aseguraron que en base a los estudios realizados por el Censo Agropecuario 2007, en hectáreas de Riego Básico, la Agricultura Familiar Campesina controlaría el 41 por ciento de la superficie y en hectáreas físicas la cifra llegaría al 51 por ciento, datos diametralmente distintos a los de la fuente consultada.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.