Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Chuquicamata es declarada como Zona Típica y Monumento Histórico

El Consejo de Monumentos Nacionales aprobó la solicitud de agrupaciones de la zona para que el patrimonio del ex campamento minero sea protegido. La medida afecta a plazas, escuelas, teatros y viviendas.

Diario Uchile

  Jueves 29 de enero 2015 12:07 hrs. 





El Consejo de Monumentos Nacionales (CMN) aprobó este miércoles la solicitud de declaratoria del ex campamento minero de Chuquicamata como Zona Típica y Monumento Histórico.

La petición fue presentada por la Corporación de Cultura y Turismo de Calama y la Agrupación de Hijos y Amigos de Chuquicamata.

El organismo amplió el límite propuesto por ambas agrupaciones a 180 hectáreas aproximadamente, con el objetivo de poner en valor aspectos del ámbito cívico, recreacional y habitacional del ex campamento minero, según argumentó.

“La Zona Típica incluye un importante sector de viviendas representativas de la diversidad tipológica, constructiva y espacios públicos emblemáticos como Casa 2000, la plaza Los Héroes y el Centro Cívico con sus diez edificaciones, dentro de las cuales se encuentran la escuela D-54 República de Chile, el liceo B-10 América, el teatro Variedades, el auditorio Sindical, el teatro Chile, el club Chuquicamata, el club Obrero, el estadio Anaconda y la Oficina de Pago”, informó el CMN.

Asimismo, el Consejo acordó proteger La Pala Mundial que operó entre 1949 y 1971, siendo la más grande de su tipo; los archivos documentales, fílmicos y gráficos; y la central de planos cuyo acervo data de 1914.

Finalmente, se informó que “el cementerio, en cuyo subsuelo se encuentran enterrados trabajadores víctimas de accidentes en la mina, también forma parte del polígono protegido por su importante carga simbólica”.

Entre los argumentos del CMN se encuentra que “Chuquicamata fue el campamento minero más importante de Chile, siendo el detonante de un nuevo proceso industrial, territorial y económico que permitió abrir una nueva dinámica productiva para la región que se extiende hasta hoy”.

“Ilustra una etapa importante de la historia nacional, representativa de la industria minera y su desarrollo a nivel local y mundial, contribuyendo a la organización y sindicalización de los obreros del cobre para lograr conquistas sociales que buscaban mejorar su calidad de vida”, señaló la entidad.

El ex campamento minero “es un ejemplo en el desarrollo de asentamientos industriales en Chile y en América Latina. Además, las diversas tipologías de viviendas y su evolución en el tiempo representaron una forma de reconocimiento del territorio y adaptación a las condiciones climáticas del lugar”.