Diario y Radio U Chile

Año XII, 27 de noviembre de 2020

Escritorio MENÚ

UDI busca estrategias para sortear la crisis

Después de una semana cargada de pugnas al interior de la Unión Demócrata Independiente (UDI), llegó la hora de buscar estrategias para recomponer su credibilidad y la de sus aliados. Descartando la opción de cambiar de directiva, el secretario general de la UDI, apostó por generar una nueva estructura de financiamiento institucional y, en lo político, sostenerse en las buenas iniciativas del gobierno de Sebastián Piñera.

Tania González

  Sábado 7 de febrero 2015 9:58 hrs. 
Diputados UDI


El Caso Penta y el bajo nivel de aprobación de un 11 por ciento en la última encuesta Adimark, tienen a la Alianza, y fundamentalmente a la UDI, buscando estrategias para recuperar su credibilidad.

Los gremialistas comunicaron el rediseño de su estructura de financiamiento institucional, donde se aumentaría el ingreso de aportes de sus militantes, senadores y diputados por sobre las personas jurídicas. Además de formar el ya anunciado “nuevo referente” junto con Renovación Nacional, Evópoli y el Partido Regionalista Independiente (PRI).

En este sentido, el Secretario General de la UDI, Javier Macaya, indicó que su partido trabaja en propuestas en materia de educación, pensiones y adultos mayores, salud, entre otros temas, y que, en lo político, se apoyará en iniciativas del gobierno de Sebastián Piñera.

“Demostrar que en los cuatro años que fuimos gobierno, si fuimos capaces de llevar adelante a Chile en una senda donde probablemente no se solucionaron todos los problemas, porque en cuatro años es imposible, pero se avanzó en generación de empleo, en creación de riqueza, en la posibilidad que tuvo nuestro país de mejorar las desigualdades que existían en los créditos de educación superior, ahí tenemos nuestro principal referente para aspirar”.

Pero para legisladores de Renovación Nacional eso no es suficiente, considerando el terremoto político que están viviendo, y en consecuencia el diputado RN, Gonzalo Fuenzalida, insistió en que se debe ir más allá, y que la mejor señal es el cambio de directiva de la UDI, ante la falta de sintonía con los electores de los actuales líderes.

“Tenemos que enfrentar juntos las elecciones y darle una propuesta al país en forma conjunta, pero eso no quita que podamos discrepar de la estrategia que toma la UDI para salir de esta crisis. Nosotros creemos que efectivamente deben dar un paso al lado las personas que están involucradas o presentan ciertas dudas, y en la directiva hay varios parlamentarios que están cuestionados. Entonces quien tiene que solucionar los problemas que hoy día le están rebotando es la UDI”.

Javier Macaya también opinó sobre las disputas al interior de la UDI por la responsabilidad de la gestión del ex presidente del partido de calle Suecia Patricio Melero, y la petición de éste de revisar la continuidad de la directiva actual en el Consejo Ampliado que se daría en marzo.

En ese sentido indicó que los parlamentarios deberían estar pidiéndole cuentas al Gobierno en vez de hacerlo entre ellos, y añadió que el llamado caso Penta hay que dejarlo en la Justicia no traerlo a la esfera de la política.

Respecto a las acciones de RN ante la crisis, el vicepresidente del partido, Luis Mayol sostuvo que el mejor reflejo de sus gestiones son los resultados en la última encuesta CERC, que evalúa a los partidos políticos, y donde se reveló que el Partido Socialista y Renovación Nacional tienen el mayor apoyo ciudadano.

“Hemos dado un ejemplo, nosotros elegimos nuestra nueva directiva en un proceso democrático amplio a lo largo de todo Chile. Aprobamos una nueva declaración de principios, ejercicio que no ha hecho ningún otro partido ni de la Alianza ni de la Nueva Mayoría. Entonces hemos ido tomando acciones que nos permiten decir que somos un partido de cara al país, transparente, consolidado y coordinado”.

El Partido Regionalista Independiente (PRI) es una de las nuevas colectividades que se suma a la oposición y su secretario general, Eduardo Salas, diferenció al nuevo referente político construido este año 2015 de “la antigua Alianza”.

“Cambiar de camino a construir una nueva coalición, un nuevo referente amplio de más centro derecha donde el PRI cumpla un rol de centro relevante dándole importancia a los temas socialcristianos, economía social de mercado, a la idea de la política con una democracia representativa fuerte. En definitiva, todo lo que el país requiere para que haya más justicia social”.

Recordemos que el movimiento Amplitud se restó de la formación de este “nuevo referente” y apuesta, justamente, por representar a las fuerzas de centro. Por lo mismo este movimiento político ha expresado con fuerza sus críticas a la falta de respeto a la diversidad, el nulo trabajo en equipo y la conformación de liderazgos destructivos en la Alianza.