Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 15 de junio de 2024


Escritorio

La vergüenza (póstuma) de Prat


Lunes 18 de mayo 2015 10:40 hrs.


Compartir en

Señor Director:

Hay ciertos compatriotas que ya lo han dicho: nunca en los últimos doscientos años nuestro país ha sido menos soberano que hoy en día. Hasta el punto de que algunos de ellos se han preguntado si no sería mejor que cambiásemos nuestra bandera nacional por una nueva estrella (o una media estrella) agregada a la de los Estados Unidos, con la condición -desde luego- que éstos lo aceptasen, lo que no es seguro. Habría también, según otros, la posibilidad de postular al estatuto bastardo de Estado asociado de la potencia del norte, como esto ya existe.

Pero más allá de estas elucubraciones, que probablemente  irritarán la sensibilidad patriotera de algunos chilenos, hay que reconocer que nuestra situación actual es la de un país de soberanía cercenada por 42 años de graves renunciamientos que han terminado por desdibujar casi por completo la nación que se estaba construyendo.

La responsabilidad principal ha sido la del gobierno de la Junta, es decir el gobierno de las FF AA . Éstas, olvidando por entero su misión superior de defensa de nuestra soberanía, se prestaron para hacernos retroceder  a una condición de país neocolonial. Así, los esfuerzos realizados por los gobiernos de Frei Montalva y Allende para recuperar la propiedad de nuestras riquezas naturales, fortalecer el Estado e incorporar a la población a la vida nacional, fueron contrariados por la política antinacional y clasista de la dictadura. Los gobiernos posdictatoriales han proseguido  en el mismo camino.

Nos encontramos así, cuando se aproxima un nuevo aniversario del sacrificio de Prat y sus hombres, en la situación vergonzosa de un país que no corresponde a lo que esos héroes concebían como una patria. Muy lejos de ello, nuestros dirigentes,  y con ellos una parte importante de la ciudadanía, actúan como si el modelo empresarial y el consumismo más vulgar podían ocupar el lugar de una nación.

Puede que la situación actual  nos lleve por caminos transitados por pueblos que han desaparecido por completo. Pero, se puede también que la pesadilla que hemos estado viviendo no sea más que un episodio que las nuevas generaciones borrarán de las memorias reanudando con nuestra historia.

Arturo Chacón

El contenido vertido en esta Carta al director es de exclusiva responsabilidad de su autor y no refleja necesariamente la posición de Diario y Radio Universidad de Chile.

Envíanos tu carta al director a: radio@uchile.cl