Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 21 de julio de 2024


Escritorio

Una izquierda bajo influencia pinochetista


Domingo 21 de junio 2015 11:26 hrs.


Compartir en

Señor director:

Una dictadura tan brutal y totalitaria como la que nuestro paìs soportó no podía menos que penetrar con sus influencias nefastas todos los poros de nuestra sociedad. Ella logró colonizar también  los espíritus de quienes llegaron para reemplazarla y que, se suponía, habían sido sus adversarios más coriáceos.

Fue así que  el comportamiento de los Presidentes de la Concertación-Nueva Mayoría y de sus acompañamientos sucesivos , es decir ministros, parlamentarios y dirigentes partidarios, ha sido caracterizado por la aceptación del modelo económico pinochetista y de la Constitución que el autócrata  inventó para preservarlo.

El modelo económico se ha convertido para estos presidentes en un ordenamiento sagrado, como lo han demostrado en estos días las genuflexiones de Burgos y compañía en el ENADI donde bajo el pretexto de garantizar la inviolabilidad de la propiedad privada, que nadie amenaza, se trataba de asegurar la continuidad del ordoliberalismo imperante.

La Constitución de 1980, por su lado,  ha sido preservada más allá de todo lo que había podido desear el tirano, convirtiéndose en la biblia de nuestra vida política. La reforma que Lagos Escobar cocinó , en su tiempo,con el guzmancista Longueira, no hizo sino legitimar ese vergonzoso código de procedimientos antidemocráticos y  de despojo de la  soberanía popular, que Guzmán Errázuriz tanto contribuyó a engendrar.

Por otra parte, durante los últimos 26 años los gobiernos han aceptado , sin el más mínimo asomo de vergüenza, de ser elegidos por una minoría de nuestros compatriotas ya sea por la existencia de una voluntad masiva de no inscribirse , ya sea por una aplastante abstención.

Con una legitimidad ciudadana tan exigua, y que sigue reduciéndose, no sorprende pues que cuando ha habido  conflictos sociales se escuche hablar, de  parte de estos gobiernos,  más  de aplicación de ley antiterrorista o de seguridad del Estado que de expresión popular y consulta  democrática. El diálogo dilatorio y la política deliberada de dejar que los movimientos reivindicativos se terminen por cansancio  aparecen como algunas de las magras diferencias respecto de la otrora brutalidad pinochetista.

Sin duda que no existe en nuestra autoproclamada izquierda  un cuerpo de doctrina que pueda ser asimilada a la concepción del tirano, pero lo que sí es cierto es que ha habido durante estos cinco lustros una práctica política  que  ha parecido emparentarse muchas   veces con lo que sufrió nuestro paìs en los diecisiete años de Junta.

Ya es hora pues que se le dé la palabra al pueblo para que corrija la dirección de una carrera que arriesga llevarnos de nuevo al precipicio.

Arturo Chacón

El contenido vertido en esta Carta al director es de exclusiva responsabilidad de su autor y no refleja necesariamente la posición de Diario y Radio Universidad de Chile.

Envíanos tu carta al director a: radio@uchile.cl