Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 6 de octubre de 2022

Escritorio

Alcalde Sabat dejaría este año su cargo en Ñuñoa

La decisión anticipada, si bien se argumenta en razones de salud, las intenciones del militante RN apuntan a ingresar al Congreso, ya sea como diputado o senador, en el marco de las próximas elecciones de 2017.

Diario Uchile

  Jueves 20 de agosto 2015 9:32 hrs. 
Pedro Sabat

Compartir en

Pareciera que es un hecho. El alcalde de Ñuñoa Pedro Sabat habría notificado a la directiva de Renovación Nacional su intención de dejar el municipio antes de fin de año.

En principio, tal como consigna La Tercera, la justificación apunta a su estado de salud. Un cáncer a la tiroides detectado hace algún tiempo, que requiere aún de varios meses de tratamiento. Incluso, debió operarse a principios de junio.

Pero no sólo eso. En el ámbito político las ambiciones son mayores. Su apuesta es llegar al Congreso, pensando en las elecciones parlamentarias de 2017. Si se inclinará por un cupo para diputado o senador, todo dependería de la decisión de su hija, la diputada Marcela Sabat, también RN. Esto, considerando la posibilidad de que se postule al Senado por la Región de Arica.

De ser así, el alcalde se apropiaría del cupo por el distrito 21, que actualmente detenta la parlamentaria, que considera las comunas de Ñuñoa y Providencia. Aunque de acuerdo a la reforma electoral, se transformará en el nuevo distrito 10, que comprenderá las comunas de La Granja, San Joaquín, Macul y Santiago.

En caso de que la diputada insista en repostularse, Pedro Sabat se inclinaría por ingresar al Senado. Como antecedente, la reforma electoral aumentará la cantidad de escaños de 120 a 150, en el caso de los diputados, y de 38 a 50, respecto del Senado.

Como sucesor, en Renovación Nacional ya manejan la opción del concejal por Ñuñoa Guido Benavides.

Frente a la posibilidad de que el alcalde Sabat deje su cargo, la concejala Paula Mendoza criticó que el líder municipal pretenda entregar el sillón alcaldicio a un correligionario, como es el caso de Benavides: “Pedro Sabat se equivoca si cree que el Municipio es de su propiedad y puede “heredarlo” a quien quiera. La gente de Ñuñoa tiene opinión y capacidad de elegir a sus autoridades con el poder del voto, lo que ocurrirá en octubre del 2016. Si el actual edil renuncia, será responsabilidad del Concejo Municipal nominar un reemplazante temporal para cumplir con esa función, pero eso no significa que la ciudadanía vaya a hipotecar su poder de decisión. La Alcaldía se gana en las urnas y no por mecanismos administrativos, así que a no confundirse con cantos de sirenas”, señaló la edil.

Síguenos en