Diario y Radio U Chile

Año XI, 22 de septiembre de 2019

Escritorio

Abbott nombra a hijo de Fiscal Militar de la Dictadura en el Ministerio Público 

La llegada de Rolando Melo a la Fiscalía generó críticas por su rol como ex director del Sename. También generan dudas su parentesco con un fiscal militar de la Dictadura.

Paula Campos y Gonzalo Castillo

  Jueves 19 de noviembre 2015 23:01 hrs. 
Melo Latorre

Antes de ser designado fiscal nacional, Jorge Abbott debió enfrentar los cuestionamientos por sus vínculos con el poder. El más cercano, su primo Alfredo Moreno, ex canciller de Sebastián Piñera y actual mandamás del grupo Penta.

En su exposición en el Senado, Abbott informó que de ser electo se inhabilitaría de la investigación que el Ministerio Público lleva adelante por financiamiento irregular a las campañas políticas, caso por el que indagan a la firma perteneciente a Carlos Délano y Carlos Lavín y que hoy dirige el pariente del Fiscal.

Con ese compromiso, el abogado y brazo derecho de Sabas Chahuán asumirá el cargo a partir de diciembre. Sin embargo, sus primeros nombramientos ya generan polémica.

El primero el de Francisca Werth, esto por su vinculación con Paz Ciudadana, empresa ligada al dueño de El Mercurio, Agustín Edwards, y que sumaria antecedentes a la cercanía de Abbott con los partidos de derecha.

Pero el que más ruido y molestia ha generado es el de Rolando Melo Latorre, como director de la Unidad de Responsabilidad Penal Adolescente y Delitos Violentos de la Fiscalía Nacional, situación que generó duras críticas de parte de parlamentarios y organizaciones dedicadas a la protección de los derechos de los niños, niñas y jóvenes, dados los cuestionamientos por su labor como ex director del Servicio Nacional de Menores (Sename) durante el gobierno de Sebastián Piñera, entre 2010 y 2014. También por sus vínculos familiares, al ser hijo de un fiscal militar con procesos en derechos humanos aún pendientes.

De hecho, durante su mandato al frente del servicio, fue evacuado un informe de parte del Poder Judicial y la Unicef en que cuestionaron duramente una serie de irregularidades en centros del organismo en relación con supuestos abusos denunciados por jueces de familia, lo que derivó en una investigación del fiscal Juan Agustín Meléndez, la cual resultó archivada.

Ricardo Rincón, diputado de la DC, quien ya en 2013 había pedido la renuncia de Melo como director del Sename, por la muerte de Daniel Ballesteros Pérez, de 17 años, al ser agredido al interior del Centro de Rehabilitación Conductual (CRC) Metropolitano Norte, de Til Til, y denunció “su incompetencia, desidia y negligencia”, reiteró sus críticas a este nombramiento, el cual consideró “un chiste”.

El parlamentario de la Falange, quien también formó parte de la Comisión Investigadora del Sename, cuestionó las competencias de Rolando Melo para hacerse cargo del área de Responsabilidad Penal Adolescente de la Fiscalía Nacional, por una eventual falta de “convicción” para abordar esta área tan sensible.

“Creo que no es la persona adecuada, y su historia y pasado al frente de un servicio vinculado con estos temas, que no sólo ve el área de riesgo social, también el área infraccional, precisamente lo que dice relación con Ley de Responsabilidad Penal Adolescente, no tiene las competencias en términos de la convicción de involucrarse en los temas que este tipo de temáticas ameritan”.

Coincidió con el análisis del parlamentario de la DC, el psiquiatra y presidente de la corporación Sofini “Nuestros Hijos”, Rodrigo Paz, para quien es “una pésima señal” el nombramiento de Melo en el Ministerio Público ya que “no tiene las credenciales, no tiene el currículum, no tiene las competencias que uno esperaría de un abogado que realmente entienda el problema”.

“El fiscal Abbott, que aún no asume, mire qué señal, ya nombró a cargo de organizar desde la Fiscalía Nacional, las modificaciones a las leyes que se requieren para poder, supuestamente, rehabilitar, tratar, y evitar que estos chicos sigan cayendo en estas carreras criminales, resulta que pone a este abogado, Rolando Melo, que la verdad (…) sólo diré que no tiene las credenciales, no tiene el currículum, no tiene las competencias que uno esperaría de un abogado que realmente, entienda el problema”.

Para Rodrigo Paz, la Fiscalía Nacional estaría dando una señal de que se ha pasado de un período largo en que se empezó a discutir la posibilidad real de aumentar el presupuesto para que el Sename hiciera bien su trabajo, de que se les ofreciera a los niños posibilidades de reinserción real, a “la reinstalación del discurso de la lógica carcelaria, de la criminalización simple, básica y brutal que en ninguna parte del mundo ha demostrado que sirva para nada”.

David Órdenes, director ejecutivo de la ONG La Caleta, manifestó su “profunda extrañeza” por el nombramiento de Rolando Melo por el fiscal Abbott: “Un personero que haya trabajado en la época de Piñera, sea nombrado en un cargo de responsabilidades tan importantes como la Ley de Responsabilidad Penal que, claramente, tiene que tener un profundo cambio y transformación para que realmente respete los derechos de los niños y niñas que han sido maltratados durante tanto tiempo”.

Organismos de DD.HH. manifiestan preocupación por designación de Melo

Desde el mundo de los Derechos Humanos plantearon su inquietud frente al nombramiento de Rolando Melo en el Ministerio Público, debido a que su padre, Rolando Melo Silva, ex Fiscal del Ejército, está involucrado una serie de causas sobre crímenes cometidos por la Dictadura, siendo el más resonante el asesinato de Víctor Jara, en donde fue procesado como encubridor, sin embargo fue puesto en libertad previo pago de 500 mil pesos de fianza.

Lorena Pizarro, presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, manifestó su preocupación por estos vínculos del nuevo director de la Unidad de Responsabilidad Penal Adolescente del Ministerio Público: “Nos preocupamos, por la impunidad, no porque él sea hijo sino por la posibilidad de que tenga actitudes de defenderlo o justificarlo, sin duda que es peligroso”.

La dirigente, si bien hizo énfasis en que desde el mundo de la defensa de los DD.HH. no están por iniciar una “caza de brujas”, sostuvo que este tipo de situaciones no serían tema de debate si existiese verdadera justicia y reparación para las víctimas de la Dictadura

“Si Chile fuese un país donde la verdad y la justicia hubiesen sido una realidad contundente, donde la reparación y la memoria lo fuesen también, uno entendería y jamás saltarían estas preocupaciones y estas dudas. Nosotros no nos podemos transformar, y mucho menos quienes sufrimos la persecución y el terrorismo de Estado, en una caza de brujas donde a uno lo persiguen porque sí. Nosotros nunca vamos a estar de acuerdo con eso. Lo que ocurre en estas situaciones particulares es que, una vez más, nos enfrentamos a la barbaridad de la impunidad, porque claro que las dudas surgen”.