Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 22 de julio de 2024


Escritorio

Teleseries “bíblicas” en TVN


Martes 19 de julio 2016 16:42 hrs.


Compartir en

Señor Director:

El laicismo, jurídicamente hablando y como estilo de vida, debe entenderse en el contexto de las libertades individuales. Debe entonces coordinarse con la libertad de expresión y la libertad de conciencia, por ejemplo. Debemos entender que no podemos fomentar una libertad, en menoscabo de otra u otras.

En ese sentido, me parece que la opinión brusca y arrogante de Jaime Parada (concejal de Providencia) contra TVN por la emisión de teleseries “bíblicas”, carece absolutamente de un criterio objetivo y de sentido común.

No soy una persona religiosa, pero por cultura general logro entender que las producciones como “Moisés y los diez mandamientos” están inspiradas en un determinado relato, que son producciones artísticas y que su finalidad es la de cualquier otra teleserie: entretener.

No es un documental. Y aunque lo fuera ¿cuál sería el problema? ¿Quién dijo que en un Estado laico no se puede exhibir un documental sobre una religión o determinada filosofía espiritual? ¡Eso sería censura!

Finalmente, acusar a la televisión de “promover” ideas, valores o lisa y llanamente “evangelizar” en base a su contenido, me parece un tanto paranoico y tan enfermizo como cuando los homofóbicos decían que TVN “fomentaba” la homosexualidad con la serie “Zamudio”.

Un auténtico defensor del Estado Laico, en el contexto de las libertades individuales, jamás apoyaría la censura. En ese sentido, podemos llenar la parrilla programática de TVN con series del contenido más diverso que pueda existir, hay espacio para todo: series gay friendly, series inspiradas en la Biblia o en cualquier otro libro de religión o de ficción o de historia, etc.

Y finalmente, será el público quién va a elegir lo que se verá o no se verá en su casa a una hora determinada.

Ahora bien, si el Estado estuviera obligando a la gente a ver determinado contenido, naturalmente se podría reclamar con fuerza. Pero eso no es lo que está sucediendo y las voces que se han levantado, pertenecen a personas fanáticas e ignorantes que emplean términos y conceptos que no conocen. Y que para colmo de males, tienen tribuna.

Me alegró leer en las redes sociales que los ciudadanos en general, son capaces de defender la libertad de expresión y la no censura de ningún tipo de producción artística, aún no siendo religiosas, aún no gustando de la famosa teleserie de TVN. Eso habla muy bien de nosotros como chilenos, esa apertura deja entrever el verdadero amor por la libertad y que somos muchos los que trabajamos diariamente para contribuir a esta nueva sociedad, verdaderamente laica y verdaderamente pluralista.

Leonardo Matamala V.

El contenido vertido en esta Carta al director es de exclusiva responsabilidad de su autor y no refleja necesariamente la posición de Diario y Radio Universidad de Chile.

Envíanos tu carta al director a: radio@uchile.cl