Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Maduro y Santos anuncian reapertura gradual de la frontera

A partir de este mismo sábado 13 de agosto, la frontera colombo-venezolana activará su primera fase de reapertura: un corredor peatonal para permitir el paso entre ambos países, con un horario restringido: de 5 de la mañana a 8 de la noche.

RFI

  Viernes 12 de agosto 2016 10:29 hrs. 





Según los presidentes Nicolás Maduro y Juan Manuel Santos – reunidos este jueves en Puerto Ordaz, Venezuela – esta reapertura se iniciará de forma gradual y ordenada.

“Se va a iniciar con la apertura de las personas. Va a haber un control migratorio. Pero al mismo tiempo unas facilidades. Será una apertura transitoria mientras vamos aprendiendo y acoplando las decisiones para que cada paso que demos sea certero, positivo”, dijo el presidente colombiano Juan Manuel Santos.

Para este paso peatonal, se implementará un “documento de facilitación fronteriza” para que los habitantes de la zona tengan la autorización para cruzar entre ambos países pero siempre bajo el control migratorio correspondiente.

Medidas conjuntas contra el contrabando

Los presidentes de Colombia y Venezuela también tocaron otros aspectos, como la creación de un centro binacional para atacar el crimen que se comete entre ambos territorios.

En temas de energía, se planteó el proyecto de instalación de estaciones de gasolina venezolana en territorio colombiano. El mandatario colombiano también anunció un intercambio de información aduanera para enfrentar el contrabando de combustible, uno de los motivos que adujo Maduro para el cierre.

Pero por supuesto, la expectativa mayor está puesta ahora en este sábado a las 5 de la mañana cuando inicie entonces esta primera fase de reapertura de frontera con el paso peatonal.

La población contra el cierre fronterizo

La zona limítrofe fue cerrada el 19 de agosto de 2015 por orden de Maduro, a raíz de un ataque armado contra una patrulla militar venezolana que dejó tres heridos y atribuyó a paramilitares colombianos.

Inicialmente, Maduro ordenó clausurar el paso por Táchira (oeste), pero la medida se extendió luego a otros estados fronterizos.

En una reunión de cancilleres la semana pasada en Caracas, se resolvió la creación de una cédula de identidad especial para los residentes de la frontera, así como un aumento de los controles de seguridad.

El pasado 5 de julio, unas 500 mujeres forzaron el cruce de la frontera para comprar en Colombia alimentos y productos básicos, en grave escasez en Venezuela.

Tras ese episodio, el gobierno autorizó el paso tres veces más, lo cual fue aprovechado por decenas de miles de personas para aprovisionarse, especialmente en Cúcuta, la ciudad colombiana sobre la frontera.