Diario y Radio U Chile

Año XII, 8 de abril de 2020

Escritorio MENÚ

Funcionarios de Gendarmería exigen departamento de salud mental

Luego de que esta semana falleciera un trabajador producto de un suicidio, los gendarmes llamaron a las autoridades a hacerse cargo de la situación. " Este triste y lamentable hecho se suma a otros tantos que han sucedido este año. Ya van tres, el año pasado fueron 4 y el año 2012 se registraron seis. Esto nos da una media de que cada dos o tres meses se está suicidando un gendarmen", sostuvieron.

Abril Becerra

  Martes 23 de agosto 2016 20:39 hrs. 





Luego de que el lunes pasado se suicidara el gendarmen Felipe Quintana Espinoza (20), los funcionarios de Gendarmería reiteraron la necesidad de crear un departamento de salud mental para los trabajadores.

El llamado de los uniformados tiene por objetivo disminuir la cantidad de suicidios que año a año se generan en la institución.

Óscar Benavides, director de la Asociación Nacional de Funcionarios Penitenciarios (ANFUP), lamentó el fallecimiento de Quintana y, a la vez, señaló que Gendarmería es una de las instituciones del Estado en donde más conflictos psicológicos se enfrentan. “Este triste y lamentable hecho se suma a otros tantos que han sucedido este año. Ya van tres, el año pasado fueron 4 y el año 2012 se registraron seis. Esto nos da una media de que cada dos o tres meses se está suicidando un gendarmen. Esto nos habla en definitiva de que Gendarmería tiene el triste récord de ser el servicio que tiene más suicidios”, dijo.

Benavides también indicó que “es urgente que el Estado responda a este fenómeno”, ya que actualmente los funcionarios deben lidiar con altos niveles de violencia. “Acá estamos hablando de que los gendarmes están trabajando en condiciones infrahumanas y en situaciones de alto riesgo, y esto sin duda va generando consecuencias físicas y en la psiquis de los funcionarios”, recalcó.

Actualmente, sólo existen cuatro psicólogo y un psiquiatra en la Dirección General de Gendarmería que se encargan de aplicar un programa de contención a los funcionarios. Sin embargo, no existe un órgano preocupado por instalar un método preventivo en la institución.

Frente a ello, Ricardo Riveros,  presidente de la Asociación Nacional de Suboficiales y Gendarmes de Chile (ANSOG), manifestó que uno de los factores importantes, que determina el nivel de estrés de los funcionarios, son las extensas jornadas laborales. “Hay unidades penales, como por ejemplo la de Antofagasta, en donde se trabajan 40 o 30 días francos, con extensas jornadas nocturnas. Son sistemas muy complicados, porque Gendarmería no puede parar de prestar servicio tanto como en la seguridad, como en el tratamiento con los reos”, sostuvo.

Otro punto tiene que ver con el escaso personal con que cuenta Gendarmería. Respecto de esto Riveros señaló que en las zonas más apartadas de la capital el número de funcionarios es más bajo que en las zonas céntricas, por lo que el nivel de estrés es mayor.

Además, Riveros sostuvo que el llamado de los funcionarios no ha sido valorado ni por los parlamentarios, ni por el mismo Gobierno. Por ello, emplazó a las autoridades a hacer frente a la grave situación que hoy enfrenta Gendarmería.