Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 8 de diciembre de 2021

Escritorio MENÚ

Andes Iron busca reactivar Dominga

Representantes Andes Iron se reunirá con Servicio de Evaluación Ambiental para presentar alegatos en tribunal ambiental de Antofagasta. Por otra parte, distintas comunidades buscarán que la decisión siga en pie.

Sofía Navarro

  Lunes 22 de enero 2018 18:55 hrs. 
tribunal ambiental



Este martes la empresa Andes Iron, a cargo del proyecto minero Dominga sostendrá una reunión con el Servicio de Evaluación Ambiental con el fin de iniciar el proceso de presentación de alegatos en el tribunal ambiental de Antofagasta y así buscar que se revierta la decisión del  Consejo de Ministros, que en marzo de 2017 rechazó la construcción del proyecto minero-portuario Dominga por el incumplimiento del ítem de resolución de calificación ambiental, particularmente por la falta de medidas de mitigación.

La empresa buscaba producir al año 12 millones de toneladas de concentrado de hierro y 150 mil toneladas de concentrado de cobre.  Mediante la construcción de un terminal de embarque en el sector de Totoralillo Norte, pretendían exportar el mineral extraído, por lo que planificaron una inversión de aproximadamente 2.500 millones de dólares que, según la compañía de capitales chilenos, generaría  9.800 puestos de trabajo durante su construcción y otros 1.450 empleos directos en la operación.

Además de los representantes de Andes Iron, organizaciones medioambientales locales asistirán a la cita de este martes para respaldar el rechazo dictado en agosto de 2017.

La representante del Movimiento de Defensa del medio ambiente y presidenta de la mesa consultiva de la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt, Rosa Rojas, aseguró a Radio y Diario Universidad de Chile que “seremos partícipes con nuestra abogada que nos representará. Estamos muy preocupados de la resolución que tengan porque hemos logrado un gran avance”.

A su vez, la dirigente recalcó su rechazo al proyecto Dominga, “estamos en contra, representamos a la población. Somos organizaciones sociales y las mesas no representan a la gente porque nunca fueron elegidos por nadie, sino que fueron nominados a dedo por la empresa y nos parece muy poco ético”.

De producirse una resolución del tribunal ambiental que sea favorable a la empresa y el proyecto minero-portuario, debería iniciarse un proceso de conciliación entre las partes.