Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 30 de septiembre de 2022

Escritorio

Comenzar desde cero


Lunes 9 de julio 2018 8:38 hrs.


Compartir en


Señor Director: 

Algui­­en dijo, en un pasado no muy lejano, que lo peor para un revolucionario es la ilusión en política  y es justamente eso lo que podría llegar a ser fatal para el movimiento progresista chileno. En efecto, un proceso político como el que vivió nuestro país en los años 60/70 no se reproducirá, en el mejor de los casos, antes de mucho, mucho tiempo y en el  caso en que esto ocurriera él tomara unas formas que hoy en día nos resulta difícil de  imaginar.

Si ello es así es porque las ideas progresistas en Chile, pero también en muchas partes del mundo, han sufrido unos golpes tan severos que las bases sobre las cuales había crecido el movimiento popular se han resquebrajado profundamente cuando no ha ocurrido simplemente un completo desmoronamiento de todo lo que existía como organización y conciencia social en lo que fuera la izquierda chilena en el curso del siglo XX.

En lo que nos ha ocurrido no ha habido solamente las consecuencias de la dictadura, que transformó la izquierda allendista en el campo de ruinas que aún persiste, ha habido también la desintegración total  del campo socialista europeo donde muchos de los que fueron Estados socialistas son administrados hoy en día por castas que se inspiran del neoliberalismo más excesivo y se alinean con los halcones de la OTAN y del Pentágono. Sin olvidar el giro capitalista de los chinos que , sin llegar a tales extremos, están convertidos en coadministradores de la economía mundial de la mano con las potencias imperialistas.

La presentación no sería completa si olvidásemos  la traiciòn total de los socialdemócratas en Europa  y en nuestros países donde se han transformado en pilares de la reacción política y de la explotación neoliberal, cuando no se limitan a jugar el papel de blandos opositores, como lo ilustran de manera tan gráfica el PS nacional y las organizaciones afines.

La tarea pues es de reconstruir enteramente, a partir de nuestra realidad presente, una nueva conciencia política entre los trabajadores y los sectores populares así como entre los intelectuales progresistas, identificando las reivindicaciones más sentidas de nuestra población. Una conciencia que pueda desembocar en un movimiento de transformación política y social que nos permita acceder a una sociedad democrática y socialista.

 

El contenido vertido en esta Carta al director es de exclusiva responsabilidad de su autor y no refleja necesariamente la posición de Diario y Radio Universidad de Chile.

Envíanos tu carta al director a: radio@uchile.cl