Diario y Radio U Chile

Año X, 12 de diciembre de 2018

Escritorio

Laicos de La Serena piden extradición y expulsión del sacerdocio de Obispo Cox

Fieles de la Iglesia Católica y víctimas del exobispo lanzaron duras críticas al prelado, quien se encuentra afincado en una casona de la Congregación Schoenstatt, en Alemania.

Rodrigo Fuentes

  Martes 9 de octubre 2018 13:03 hrs. 
32-COX-667x400

El vocero de los Laicos de La Serena, Juan Rojas, pidió al Papa Francisco la expulsión del obispo emérito de La Serena, Francisco José Cox. Además, solicitó que sea extraditado a Chile para someterlo a proceso. 

Los agrupados en la Organización Juan 23 y los denunciantes del sacerdote acusado de abusos sexuales, criticaron al movimiento Padres de Schoensttat que lo ampara en Alemania, que ha declarado que Cox está demente y con un deteriorado estado de salud.

Sin embargo, en un reciente reportaje de TVN se vio al obispo emérito de La Serena contestando claramente las preguntas, incluso se desentendió de las denuncias de abuso sexual en su contra. Argumentando que las acusaciones son un “enredo enorme” y que no son problema suyo.

El vocero de los Laicos de La Serena, Juan Rojas, insistió que el Papa debe expulsar a prelado del sacerdocio, como ya hizo con dos exreligiosos chilenos, Fernando Karadima y Cristián Precht.

El sacerdote ahora vive en Alemania.

El sacerdote abandonó Chile en 2002.

“Al Papa Francisco le pedimos que expulse a Francisco José Cox y que la Justicia, a través de las tres demandas que existen en el país, pudiera extraditarlo y juzgarlo como cualquier otro ciudadano chileno”, afirmó.

El representante de la Organización de laicos Juan 23, Juan Rojas, indicó que el Papa Francisco está actuando con demasiada lentitud en este tipo de temas que involucran a sacerdotes en delitos por abuso sexual.

El vocero de los Laicos de La Serena, criticó igualmente los procesos canónicos, eventualmente desarrollados con la finalidad de investigar y sancionar a los prelados.

El Papa está rodeado de buenas intenciones, pero falta la acción. De hecho, podría afirmar que todo lo que se ha avanzado ha sido gracias a los movimientos laicos y por las víctimas, no por la Iglesia y su institución. El Papa está actuando, pero muy lento, a través de procesos canónicos que son más de lo mismo, entre los mismos sacerdotes se escuchan, entonces no existe ninguna credibilidad”, argumentó.

El obispo emérito de La Serena, Francisco José Cox, que actualmente reside en Vallender, Alemania, se le ha acusado de cometer abusos contra menores de edad, concretados en diferentes períodos de tiempo. Algunos en Chile, cuando fue prelado de aquella diócesis entre 1990 y 1997, y otros en Europa, a donde se mudó en 2002.

La justicia germana ha dictaminado recientemente que Cox, no será investigado en uno de los casos perpetrados en Alemania, porque según tribunales de dicho país, la legislación vigente a la fecha de los hechos revelados no incluía a los menores de 16 años.