Diario y Radio U Chile

Año XII, 21 de septiembre de 2020

Escritorio MENÚ

Profesores de Antropología U.de Chile expresan preocupación por despido de Alberto Serrano

Luego de once años en el cargo, Alberto Serrano fue destituido como director del Museo Antropológico Martín Gusinde. La decisión del Ministerio de las Culturas ha provocado polémica en distintas áreas de la cultura, que han solicitado al director del Servicio Nacional del Patrimonio Cultural, Carlos Maillet, que reconsidere el despido, entre ellos, los docentes del Departamento de Antropología de nuestra casa de estudios.

Diario Uchile

  Miércoles 3 de abril 2019 13:05 hrs. 





La segunda semana de marzo, el Servicio Nacional de Patrimonio Cultural informó al Director del Museo de Puerto Williams, Alberto Serrano, del cese de sus funciones. En la resolución, el organismo expresaba que las razones para justificar la destitución del funcionario que llevaba once años en el cargo  y se relaciona con actitudes que, presuntamente, se riñen con su carácter de funcionario público.

“Desde la Gobernación de la Provincia Antártica Chilena y desde la Secretaría Regional Ministerial de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, se puso en conocimiento de esta Dirección Nacional, información respecto de situaciones en las que se ha visto involucrado el funcionario Serrano Fillol que, eventualmente, pudieran encontrarse en conflicto con su carácter de funcionario público y autoridad de este Servicio en la Región de Magallanes y de la Antártica Chilena. En efecto, las conductas denunciadas dicen relación con la participación en marchas que alteran el orden público, trastornando el normal funcionamiento de la ciudad de Puerto Williams”, se lee en el texto de la resolución del organismo dependiente del Ministerio de las Culturas.

En ese sentido, los docentes del Departamento de Antropología de nuestra casa de estudios difundieron un comunicado en el que manifiestan su inquietud por lo sucedido a Alberto Serrano.

“Más allá de la discusión en torno a los fundamentos administrativos del despido, consideramos que el gobierno da una señal preocupante no sólo para el mundo de la cultura, sino que para todas las comunidades y organizaciones de la sociedad civil preocupadas por el resguardo de sus espacios y modos de vida local. Esta decisión ha dejado en evidencia una voluntad de subordinar la protección y puesta en valor del patrimonio cultural y natural de las diversas comunidades del país, a intereses económicos y decisiones políticas impuestas desde una inconveniente verticalidad institucional.

El caso tiene, además, el peso simbólico de ocurrir en una región en cierta forma icónica, no sólo en lo que respecta a su condición de área protegida, sino que también por la historia de violencias que en ella se desataron, violencias derivadas de la complicidad del Estado chileno con el despliegue salvaje y sin contrapeso de los grandes capitales nacionales y extranjeros.

Es por ello que esperamos que el gobierno reconsidere esta situación pues su decisión no sólo afecta la vida de las comunidades que habitan el territorio en que el Museo Martín Gusinde se encuentra, sino que también afecta negativamente la imagen de la institucionalidad estatal en general y de la institucionalidad de cultura en particular a la hora de generar vínculos legítimos y fructíferos con las comunidades locales a lo largo de todo el país”.