Diario y Radio U Chile

Año XI, 20 de octubre de 2019

Escritorio

Trabajadores subcontratados de Metro acusan reemplazos durante primer día de huelga

Este miércoles, al menos 400 personas que laboran para la empresa E.C.M, la mayoría cajeros en boleterías, iniciaron una huelga legal después de no llegar a acuerdos con su empleador. Dirigentes sindicales acusaron a la Estatal mandante de reemplazar a los trabajadores movilizados.

Rodrigo Fuentes

  Miércoles 11 de septiembre 2019 18:05 hrs. 
metro 2

Cerca de 400 trabajadores, en su mayoría cajeros y cajeras externos de Metro, iniciaron este miércoles una huelga legal en demanda de mejoras laborales ante la empresa subcontratista E.C.M, quien presta servicios a la compañía de capitales públicos.

Los trabajadores que se desempeñan en las estaciones de la Línea 2, 4, 4A y 5, reclaman políticas restrictivas y discriminatorias, además de turnos explotadores. Exigen flexibilidad para coordinar sus días libres, además de mejoras en sus remuneraciones, pues en algunos casos, la oferta de la empresa no fue más de 200 pesos de incremento.

La presidenta de la organización sindical Mónica Chacón, indicó que la entidad externa para la cual trabajan presentó una propuesta “mezquina y segregadora”.

“Nosotros tenemos una larga jornada de trabajo y agotadora, el turno uno se levanta a las cuatro de la madrugada y el turno dos llega a su casa a la una de la mañana, sin ningún tipo de acercamientos. Además, ellos dicen que solo con los cajeros negocian, pero también el sindicato está compuesto por supervisores, digitadores, choferes y administrativos, no les ha querido dar nada. Por otro lado, cómo le explico a un trabajador específico que recibirá 200 pesos de incremento a su remuneración”, afirmó.   metro 1

Los trabajadores externos de Metro conminaron a la empresa de trasporte público a que actué como intermediario en el conflicto laboral.

Sin embrago, la presidenta del sindicato, Mónica Chacón, denunció que en vez de servir de mediador, la compañía de capitales públicos ha funcionado en torno al reemplazo de las personas que participan de la huelga.

“Metro de Santiago es, al final, cómplice junto al Estado de esta precariedad, porque cómo será la ilegalidad, que estos han hecho gestiones para reemplazarnos en nuestros puestos de trabajo. Si Metro hubiera tenido las ganas de solucionar este conflicto, no habría llamado hoy día a gente de otras empresas para que se presentara para suplirnos en nuestras funciones”, afirmó.    subte-santiago

Los trabajadores subcontratistas de Metro realizaron una manifestación frente a las oficinas de la compañía ubicadas en el centro de Santiago. Esto, con el fin de presionar a la mandante para que actúe acercando posturas en eventuales reuniones que sostendrá el sindicato con la empresa externa, y así poner fin a la paralización legal.