Diario y Radio U Chile

Año XII, 5 de agosto de 2020

Escritorio MENÚ

Faltó un voto: Senado rechaza fórmula de paridad de género en proceso constituyente

La propuesta defendida por la oposición no alcanzó el quórum necesario para su aprobación. Así, dicho proyecto pasará a tercer trámite en la Cámara de Diputados.

Diario UChile

  Miércoles 22 de enero 2020 14:31 hrs. 
Portada





La jornada de este miércoles, en torno al proceso constitucional, fue clave en el Senado, dado que se discutió la fórmula para garantizar la paridad de género en un eventual órgano constitucional, así como la inclusión de los independientes y los pueblos originarios.

Lo planteado desde el oficialismo apuntaba a la implementación de un mecanismo de listas cerradas distritales, donde los electores voten más por las colectividades que por los candidatos.

Para esto, los partidos deberían presentar al menos un hombre y una mujer, además de que en cada distrito debe haber igualdad de postulantes masculinos como femeninos.

Sin embargo, esta indicación defendida por Chile Vamos fue rechazada por 24 votos en contra, 14 a favor y una abstención correspondiente al senador de Renovación Nacional, Rafael Prohens.

1

En tanto, desde la oposición se propone que las listas deberán estar encabezadas por una candidata mujer, para luego ordenarse sucesivamente de manera alternada entre hombres y mujeres.

Sin embargo, la votación correspondiente a esta indicación tampoco logró alcanzar el quórum requerido de 25 votos, siendo el resultado final: 24 votos a favor, 14 en contra y dos abstenciones.

Posterior a este resultado que le cierra las puertas momentáneamente a la paridad de género, el senador de Renovación Nacional, Andrés Allamand, ejemplificó situaciones en las que aseguró  se demuestran graves fallas en la propuesta rechazada de la oposición.

“Conforme a esa fórmula, una persona que tiene mil votos puede reemplazar a una persona que tiene 10 mil votos. Y no solamente eso, se puede votar en un pacto electoral por el partido A, apoyando a una mujer, y resulta electo un hombre en el partido C. Es una fórmula completamente equivocada, que distorsiona la voluntad ciudadana y que produce los efectos que estoy señalando”, criticó Allamand.

Sumado a esto, la senadora de la Unión Demócrata Independiente, Ena Von Baer, se refirió a las críticas de la oposición respecto de que en el oficialismo no se estaría buscando garantizar la paridad de género, y le bajó el perfil al debate suscitado en el Senado.

“Por alguna razón, prender la fórmula de un sistema electoral se transformó en una discusión político ideológica, como si es que una fórmula fuese más paritaria que la otra, o un sector político buscara la paridad y el otro no. Yo quiero ser bien clara, ambas fórmulas logran la paridad hasta un cierto punto, porque la paridad completa no se puede lograr en nuestro orden electoral porque tenemos muchos distritos que son impares”, indicó.

No obstante, desde la oposición se ha mostrado informidad con el resultado de la votación final. Así, por ejemplo, la senadora de la Democracia Cristiana, Yasna Provoste, criticó los argumentos entregados desde el oficialismo.

Yasna Provoste

Yasna Provoste

“Lamentamos la decisión de la derecha de oponerse a que esta democracia se juegue con los valores del equilibrio en los órganos de decisión de los hombres y las mujeres. Hay que tener harta personalidad para decir que la fórmula de la oposición es una fórmula engañosa y que no respeta los resultados electorales, y digo esto porque durante 30 años fueron subsidiados por el binominal, trabajadores designados y hoy siguen siendo subsidiados por el Tribunal Constitucional”, precisó.

Con este resultado, el proyecto pasará a un tercer trámite en la cámara de Diputados y, de no haber acuerdo, la instancia que decidirá su futuro será una comisión mixta entre miembros de la Cámara y del Senado.

Cabe recordar, además, que, respecto de la inclusión de los independientes, el Senado aprobó la indicación que permite que estos puedan participar del proceso constituyente sin la necesidad de inscribirse en un partido político.