Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 23 de mayo de 2022

Escritorio

Mario Waissbluth: “Pandemia, patologías mentales y desempleo son un triángulo perverso”

El ingeniero y fundador de Educación 2020 se refirió a la crisis de salud mental que existía en nuestro país desde antes de declarada la pandemia. Además se refirió a cómo ésta agrava la situación de violencia intrafamiliar y de trastornos piscológicos, particularmente en las comunas más vulnerables.

Diario Uchile

  Martes 28 de abril 2020 10:58 hrs. 
Mario Waissbluth

Este martes, en entrevista con nuestro noticiario, el profesor del Departamento de Ingeniería Industrial de la Universidad de Chile y fundador de Educación 2020, Mario Waissbluth analizó la gestión del Gobierno durante la pandemia del  COVID-19 y reflexionó sobre el estado de la salud mental de los chilenos en el contexto de una crisis sanitaria y económica.

“La relación entre pandemia, patologías mentales y desempleo es un triángulo perverso que podría detonar en las comunas más pobres”, aseguró el académico en conversaación con Patricio López, Director de Diario y Radio Universidad de Chile.

Waissbluth explicó que la situación de la salud mental en Chile ya venía muy deteriorada antes de la llegada de la nueva cepa de coronavirus. “Los datos de patologías mentales antes de la pandemia hablaban de una olla a punto de estallar: 26% de niños sufriendo violencia, 1.2 millones de ciudadanos con trastornos de ansiedad, depresión, adicciones, etcétera”.

El fundador de Educación 2020 también reflexionó sobre las consecuencias económicas que ha dejado la crisis de coronavirus en nuestro país y cómo ésta fragiliza con mayor intensidad la situación de salud mental, particularmente en los sectores más vulnerables. “Este país enferma a sus niños y en las comunas de bajos ingresos la posibilidad de tratamiento es casi nula, a eso debemos sumar este encierro riguroso en hogares donde hay un nuevo y creciente desempleo. Eso podría llevar a un nuevo estallido y  nuevos saqueos pero  esta vez, serían saqueos por hambre.”

Consultado sobre la acción del gobierno en el manejo de la crisis sanitaria,  Waissbluth señaló que Chile lo ha hecho bien en el tratamiento de la pandemia y prueba de ello es el reconocimiento internacional recibido. “Tenemos una tasa de mortalidad del 1 por ciento, el Gobierno ha logrado controlar que las clínicas y hospitales no se saturen y felicito la gestión epidemiólogica de la crisis”, expresó el ex  miembro del Consejo de Alta Dirección Pública.

Sin embargo, criticó el manejo comunicacional y de solución a los problemas económicos. “Los paquetes de ayuda, aunque bien intencionados, son confusos, lentos y poco eficientes y detrás de esto hay gente que puede pasar hambre. Se necesita con urgencia complementar las medidas que ya están y eso, según mi visión, debe ir por la implementación de un ingreso básico universal para el 70 por ciento más pobre, esto es, que llegue un cheque a cada hogar que permita dar la tranquilidad de que va a tener con qué cubrir las necesidades más básicas, como por ejemplo la alimentación”.

El docente universitario explicó que esa propuesta, si bien no resuelve todos los problemas económicos de la gente, permite asegurar los puntos más apremiantes. “Hablo de un ingreso básico urgente de 50 mil pesos per cápita, así una familia promedio recibiría 200 mil pesos pagaderos en la cuenta rut y con eso podrán resolver lo más crítico, pero no cubrir todas sus necesidades. Ello implica para el Estado un gasto del  5% del PIB. ¿Puede Chile endeudarse para evitar que la gente pase hambre? Sí, rotundamente”.

En cuanto a la forma en que el Gobierno y, particularmente, el ministro Mañalich da a conocer las decisiones y medidas que se aplican a la población, Waissbluth señaló que hace falta un mejor manejo en la entrega de los fundamentos científicos detrás de las resoluciones del Ejecutivo. “El ministro Mañalich está muy al debe en su manera de explicar las cosas, ya que sus decisiones no son explicadas con sus razones técnicas y eso genera incertidumbre en la gestión”

Ante la pregunta de la controversia debido a la posible postergación del plebiscito para cambiar la Constitución, el profesor de nuestra casa de estudios desestimó la importancia de ese debate señalando que falta mucho tiempo para eso aún y que hay mayores urgencias que tratar antes. Además, expresó que esa discusión solo llevará a entorpecer la tramitación en el Congreso de leyes que podrían beneficiar a las personas.

Finalmente, el académico hizo un fuerte llamado de atención hacia la violencia intrafamiliar  como tema país, y en ese sentido, expresó la urgtente necesidad de contar con una política comunicacional general e iniciativas a nivel nacional que presten ayuda a las mujeres  y víctimas en general, además de apoyar a quines puedan estar sufriendo trastornos psicológicos a causa de l confinamiento y la incertidumbre general. “Creo que es fundamental instalar una mesa de ayuda psicológica y psiquiátrica porque la gente necesita desesperadamente poder llamar a un teléfono de ayuda.  Eso no sería tan caro, se requiere de unos cientos de personas a lo largo de Chile que estén capacitados para responder las inquietudes de las personas y prestar apoyo a distancia”.