Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 22 de octubre de 2021

Escritorio MENÚ

Colchane, la ciudad que revela la crisis migratoria y pone entre la espada y la pared al Gobierno

La ciudad situada en la frontera con Bolivia en la II Región, sigue siendo el epicentro de la crisis humanitaria generada por la presión migratoria y que revela la incapacidad del Estado para buscar soluciones, tal como señalan expertos quienes predicen un escenario cada día más complejo.

Rocío Olivares Mardones

  Jueves 4 de febrero 2021 19:30 hrs. 
Colchane


Desde el 1 de febrero hemos observado cómo la población flotante de Colchane, en Tarapacá, ha aumentado exponencialmente esta última semana. Sólo el lunes cerca de mil 600 inmigrantes ingresaron clandestinamente por el costado del paso fronterizo con Bolivia, que hoy está cerrado. Dos de ellos, de nacionalidades venezolana y colombiana, fallecieron mientras realizaban la travesía.

El alcalde de esa localidad, Javier García, denuncia que lo que está ocurriendo allí es la peor crisis humanitaria que han vivido. Y junto con él, parlamentarios de la zona critican la falta de coordinación entre Cancillería, el Ministerio del Interior y el Gobierno Regional, exigiendo una respuesta concreta para enfrentar la situación en la región.

“Esto está produciendo un colapso en cuanto a la atención médica, también a los servicios básicos, dado que Colchane no cuenta con los servicios como alcantarillado, luz eléctrica las 24 horas, no contamos con supermercado. Cada día vemos el aumento considerable de inmigrantes que ingresan a Chile sin control alguno“, denuncia García.

De parte del Gobierno respondieron enfáticamente a los dichos del alcalde de la zona, argumentando que no solamente es una situación que ocurre en las fronteras de Chile, sino en varias partes más de la región.

El problema no es solamente nuestro, en el mismo problema que está Bolivia, Perú y un poco más al norte y pensar que este es solo un tema del Gobierno y que el alcalde le cargue los dardos al Gobierno, esto no es tan fácil. Quisiéramos que esta situación no existiera“, respondió el Ministro de Defensa, Alfonso Vargas.

Vargas también mencionó que prontamente los ministros del Interior y Defensa, Rodrigo Delgado y Baldo Prokurica, arribarán a Iquique durante la próxima semana, donde harán anuncios relacionados a la crisis migratoria.

Por su parte Rodrigo Delgado, también salió a dar declaraciones sobre el tema, argumentando que si bien es una situación de la que hay que preocuparse, las cifras de migrantes que han llegados a las fronteras, siguen siendo aún menores a las informadas en años anteriores.

“Uno cuando ve en perspectiva las cifras de ingresos irregulares al país, uno puede determinar que las cifras mayoritariamente se dieron los años 2018, 2019. Es por esto que a principios de este gobierno se tomaron medidas administrativas importantes justamente para frenar el ingreso de migrantes, ingreso que pudo haber sido regular, pero obviamente lo que hacían era entrar como turista y después cambiaban su estatus migratorio, eso hizo que las cifras hoy en día sea menores a las cifras del año anteriores, no obstante que por supuesto hay una situación importante hoy en Colchane que tenemos que atender”, comentó el ministro Delgado.

Si bien el año pasado, el Congreso despachó una nueva ley migratoria, aún esta ley no es promulgada ya que se le hicieron varios reparos por parte de los congresistas.

Es a raíz de esto que el principal llamado de parte de los especialistas en temas migratorios es a seguir con el consejo dado por organismos internacionales, pues el apremio por resolver esta situación es urgente. Al menos eso es lo que manifiesta la Presidenta del directorio del Servicio Jesuita a Migrantes y académica de la U. Alberto Hurtado, Macarena Rodríguez, quien mencionó que la mejor estrategia es abordar esta crisis de forma regional.

Yo miraría lo que han hecho las organizaciones internacionales, el llamado que han hecho en el ámbito internacional; precisamente en el pacto de migración que es el último instrumento acordado en esta materia, llama a la coordinación entre los países después de los importantes análisis que se ha hecho se ha logrado concluir que ante un fenómeno global como éste, la única posibilidad de enfrentarlo es la través de la corresponsabilidad de los Estados”, afirma la Presidenta del directorio del Servicio Jesuita.

Por su parte Carolina Stefoni, docente del Departamento de Sociología de la Universidad Alberto Hurtado y directora del programa Interdisciplinario de Estudios Migratorios (PRIEM), manifiesta que si bien es un problema que abarca más que solo a nuestra nación, sí le parece que los esfuerzos de coordinación de parte del Gobierno han sido escasos y sus soluciones no han sido las más apropiadas, sobre todo porque la cantidad de peticiones de acogida supera la cantidad de visas que se entregan.

“Hay iniciativas a nivel regional, pero Chile la única que implementó, fue la visa de responsabilidad democrática, con una aplicabilidad que la verdad es un chiste, porque son tan pocas las visas de responsabilidad que entregan el Estado, y tanta la demanda que la verdad no es una solución real”, aclaró Carolina Stefoni.

La académica de la UAH hizo énfasis en el nivel de criminalización y prejuicio que hay tanto hacia los migrantes como a quienes les ayudan a pasar. Ya que ella se cuestiona que si Chile no recibe a todas esas personas que buscan y arriesgan su vida por protección ¿dónde se irán?, si ningún otro país quiere hacerse cargo, pues no existe un real compromiso regional  para resolver esta crisis humanitaria: “Hay intentos, Colombia, Brasil, ahora Argentina, han ocupado estrategias más resolutivas ante esta situación”, pero aún así no es suficiente.

A esto se suman los términos confusos que empiezan a generar estas realidades, pues se habla de que coyotes están ayudando a cruzar a los migrantes las fronteras, y pues hay algunos, pero la mayoría de ellos no lo son.

“La figura del coyote hay que verla con cuidado, porque se tiende a criminalizar mucho esta acción, yo he estado haciendo varias entrevistas allá y en su mayoría son transportistas, taxistas que trabajan y que trasladan a gente; que ven en esto una oportunidad de negocio. Entonces que suben Colchane y los traslados desde ahí hacia Huara, Pozo Almonte o Iquique si es que pueden, y por lado boliviano es gente que lo va a dejar desde Pisiga al cruce. Entonces no es en la figura del coyote que está dominando absolutamente todo el tránsito de las personas”, concluyó la directora del programa Interdisciplinario de Estudios Migratorios (PRIEM).

 Foto principal: Municipalidad de Colchane

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.