Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 19 de octubre de 2021

Escritorio MENÚ
Dino Pancani Corvalán

Y de nuevo la muerte

Dino Pancani Corvalán | Lunes 11 de octubre 2021 10:13 hrs.


“¡Hasta cuándo siguen dialogando con los asesinos! ¡Hasta cuándo siguen matando a nuestro pueblo! ¡Hasta cuándo permitimos tanta, tanta matanza, tanto crimen, tanta tortura en este país! ¡Hasta cuándo!”, aquellas exclamaciones, aquellas preguntas las gritaba Estela Ortiz cuando supo del asesinato de José Manuel Parada, Santiago Nattino y Manuel Guerrero.

Han pasado 36 años y padecemos el asesinato y la agresión del gobierno, la derecha y las fuerzas policiales, el acoso del sistema judicial, la ambigüedad de los grandes medios y todavía no escuchamos con fuerza y dolor ¡hasta cuándo!

Ayer fue asesinada la estudiante de Derecho e integrante de la Defensoría del Pueblo, Dennise Cortés Saavedra, igual que en otras ocasiones Carabineros está involucrado, nuevamente Carabineros saboteó la ayuda médica, como ocurrió en 1985 Carabineros niega su autoría, pero la tenacidad de las víctimas y sus familiares terminan descubriendo la verdad y la verdad está asociada a la culpabilidad de esa institución.

Como fue en dictadura, los crímenes y violaciones a los derechos humanos son cometidos, principalmente por uniformados, pero son amparados y promovidos por civiles que ostentan autoridad sobre ellos, se trata del Ministerio del Interior y esta repartición depende del presidente de la República.

Hace casi dos años, Sebastián Piñera fue acusado constitucionalmente por su responsabilidad en las violaciones a los derechos humanos cometidas en el marco del “estallido” social, lo salvaron los votos de diputados de la Democracia Cristiana y del Partido Radical; hoy, se levanta una nueva acusación, esta vez, el motivo principal se vincula a su  acuerdo de compraventa por la Minera Dominga en las Islas Vírgenes Británicas; se lo merece  “por haber infringido el principio de probidad y por comprometer gravemente el honor de la patria”, dicen los parlamentarios acusadores.

No tengo dudas de que la democracia se honra con la destitución de Piñera y tampoco vacilación en que la salida de Piñera no es un fin en sí mismo; cesar de sus funciones a este presidente de la República debe ser una enseñanza que releve priorizar la vida y, secundariamente, la conducta de un timador.

Hace 36 años nos conmovimos por el llamado que hizo una mujer por el asesinato de su marido, hoy es la madre de Dennise la que nos estremece: “Por favor, hasta cuándo, hasta cuándo, y se pasean riéndose de nosotros, que alguien haga algo en este país”.

Una de los principales errores que cometieron los regímenes postdictatoriales fue tratar de construir un país en base a la impunidad, con desidia hacia a las víctimas, utilizando la defensa de los derechos humanos como un recurso retórico y no como un valor fundamental de una sociedad que clama: verdad y justicia.

 

El autor es Director Escuela de Periodismo, Profesor Asistente del Instituto de la Comunicación e Imagen – ICEI
Universidad de Chile.

El contenido vertido en esta Columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de Diario y Radio Universidad de Chile.