Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 16 de agosto de 2022

Escritorio

Continúa la tendencia a la baja en la asistencia a clases: sólo el 68% fue al colegio en junio

El Monitoreo Escolar en Pandemia de junio, indica que la asistencia diaria a los establecimientos educacionales fue de 68% en promedio, continuando con la tendencia a la baja en relación con los dos meses anteriores.

Diario Uchile

  Viernes 22 de julio 2022 12:11 hrs. 
clases-presenciales

Compartir en

El cuarto reporte de la Encuesta Nacional de Monitoreo Educacional en Pandemia, elaborado por investigadores de la Escuela de Gobierno UC, el Instituto de Sociología UC y el CIAE de la Universidad de Chile, en colaboración con el Centro de Estudios del Ministerio de Educación y el apoyo de la Fundación BHP, reporta que continúa la tendencia a la baja en la asistencia promedio diaria de los estudiantes a los establecimientos educacionales observada en los últimos meses. En el mes de junio, un 68% de los y las estudiantes fueron a clases, mientras que en abril y mayo la cifra llegó a 77% y 72%, respectivamente. La inasistencia fue mayor en establecimientos particulares pagados, luego en SLEP y finalmente en particulares subvencionados. En un año normal, la asistencia promedio de los estudiantes es del 90%.

La principal causa que explicaría la inasistencia de los estudiantes, según señalan directores y directoras, es la salud (87%), mientras que otros factores que influyen son el clima de invierno (34%), familias con problemas o con poco compromiso con la asistencia a clases (18%) y el temor a contagio (11%). En este sentido, los directores y directoras declararon que, en el periodo analizado, un 2,7% de estudiantes no tuvo ningún tipo de contacto con su establecimiento, proporción menor que en abril y mayo (3,4% y 3,1%, respectivamente). Los niveles con mayor número de alumnos y alumnas sin contacto es Prekinder, Kinder y niveles menores (4,9%) y en los establecimientos municipales. 

Por otra parte, el 82% de los establecimientos educacionales aseguró haber desarrollado estrategias para reducir la inasistencia. Por ejemplo, entre el 94% y 96% declara contar con mecanismos para hacer un seguimiento y mantener el contacto con los estudiantes que mantienen una alta ausencia.

“La inasistencia aparece como una gran nube gris sobre el sistema escolar todo el semestre. En un año normal asisten 90% de los estudiantes, ahora estamos cerca del 70% y empeorando. Algo a destacar es que una inasistencia alta es ausentarse el 10% de los días, según la literatura internacional. En nuestro sistema se está considerando ‘alto’ un 20% de ausencia según reportan en esta encuesta, lo que nos puede estar generando una respuesta tardía”, asegura la académica de la Escuela de Gobierno UC, Susana Claro.

 Sobre los efectos de la inasistencia, el investigador del CIAE de la U. de Chile, Juan Pablo Valenzuela explica que “la evidencia acumulada a nivel mundial indica que una mayor inasistencia conlleva una mayor pérdida de aprendizajes”. Agrega que “en la condición actual, Chile no solo no estaría recuperando las enormes pérdidas de aprendizajes del cierre de escuelas 2020-2021, sino que estaría incrementando nuevas perdidas de aprendizajes” y que en este escenario, “la tarea número de todo Chile, con carácter de urgencia, debe ser que cada niño, niña y joven no pierda ningún día más de clases, y que todos tratemos de que ellos y ellas estén siempre en clases presenciales”.

Desafíos para el año 2022 

La ausencia de docentes y los problemas de convivencia o violencia entre estudiantes se mantienen como los principales desafíos en este reporte, según señalaron directores y directoras (36% y 35% respectivamente). Mientras la ausencia de los docentes y/o equipos es más relevante en los establecimientos municipales (41%) y de SLEP (45%), la violencia entre estudiantes fue más destacada en los colegios particulares subvencionados (40%).

Sobre el número de docentes que han renunciado, disminuido su carga o que estaban con licencia médica en el periodo estudiado, los directores y directoras señalaron que las ausencias representaron un 9,2% de la dotación que se requiere para funcionar adecuadamente. El déficit es mayor en establecimientos de SLEP y municipales (10% y 12% respectivamente) que en colegios subvencionados (7%) y particulares pagados (9%).

Los problemas relacionados a la violencia se mantienen respecto a meses anteriores. El 46% de la muestra indicó que la situación está peor que en 2019, sin embargo, esta cifra baja mínimamente respecto a los meses de abril y mayo, en los cuales llegó a un 53% y 48%, respectivamente. El reporte muestra que la violencia se concentra en los cursos de quinto básico a cuarto medio (46% – 47%), aunque un 36% identifica peores niveles que en 2019 en cursos de primero a cuarto básico. También se identifican situaciones de violencia de parte de apoderados: un 37% de los establecimientos asegura que es peor que en 2019.

Finalmente, el 82% de los directores y directoras que participaron en alguna de las encuestas de abril, mayo o junio afirmaron que los niveles de lectura y lenguaje de los estudiantes están peores que en 2019, lo que se destaca más en los primeros niveles del ciclo escolar, de primero a cuarto básico. Asimismo, el 80% indicó percibir un deterioro en la salud mental de sus estudiantes respecto de 2019, siendo más pronunciado en los cursos de enseñanza media (85%).

Síguenos en