Diario y Radio U Chile

Año XI, 15 de noviembre de 2019

Escritorio

Mapuches acusan a Carabineros de defender instalación de central Tranguil

La comunidad de Panguipulli asegura que la policía no acude al llamado de los vecinos cuando se denuncian amenazas por parte de la empresa, pero si resguardan sus faenas y las instalaciones de la central.

Natalia Figueroa

  Miércoles 22 de febrero 2017 17:32 hrs. 
tranguil

La comunidad mapuche de Panguipulli acusó criminalización luego de la formalización de trece comuneros.

La denuncia fue interpuesta por el teniente de Carabineros, Francisco Sánchez, tras una manifestación que realizaron los comuneros contra la instalación de la hidroeléctrica de Tranguil, de la empresa RP Global, el 1 de agosto pasado.

Por estos hechos, se les acusó de desórdenes públicos, pese a que la comunidad asegura que hicieron uso de su derecho a expresarse libremente, sobre todo, teniendo en cuenta la nula respuesta de los organismos ambientales ante la aprobación de un proyecto que presentaría una serie de irregularidades.

Para los comuneros, esta acción judicial se enmarca dentro de una estrategia de contención de las comunidades ante la arremetida de los proyectos energéticos en la región.

En Panguipulli se proyecta la instalación de ocho minicentrales hidroeléctricas de un total de ciento cuarenta y siete concesiones de derechos de agua para estos fines.

Pese a que no se realizó la correspondiente Consulta Indígena establecida en el Convenio 169, suscrito por Chile, este proyecto fue aprobado.

Pedro Cardyn, integrante de la Red de Organizaciones Sociales y Ambientales de Panguipulli, dijo que Carabineros no acude al llamado de los vecinos cuando se denuncian amenazas por parte de la empresa, pero si resguardan sus faenas y las instalaciones de la central: “Lo que queremos es defender el agua, el bosque, la vida y las buenas relaciones humanas, pero sentimos que tanto las empresas como el Estado están teniendo cada vez una actitud más violenta. Esa manifestación con corte de ruta fue para pedir que las autoridades ambientales cumplan con la ley”.

Humberto Manquel, integrante del Parlamento de Coz Coz, aseguró que de ninguna manera  depondrán la defensa del territorio por los amedrentamientos que han recibido sistemáticamente por parte de la empresa y de Carabineros: “Nosotros estamos reclamando nuestros derechos y no es la policía la que nos va a intimidar porque como mapuche la prioridad es la defensa de nuestro territorio. En el Parlamento de Coz Coz de 1907 defendimos esta tierra y hoy seguimos en lo mismo”.

El 22 de agosto pasado, la activista Macarena Valdés, esposa del werkén Rubén Collío, fue encontrada muerta en su casa. Las comunidades han responsabilizado directamente a la empresa de estos hechos, considerando las amenazas constantes que recibió la mujer semanas antes de su muerte por ser opositora a la instalación de la central hidroeléctrica en Tranguil.

Además, otros lugareños también han denunciado hostigamiento por parte de los trabajadores que mantienen labores en predios que pertenecen a comuneros mapuche, como en el caso de Julia Quillempan.