Diario y Radio U Chile

Año XIII, 3 de agosto de 2021

Escritorio MENÚ

Comentario deportivo

“México terminó pidiendo la hora…”

Patricio Velásquez

  Viernes 11 de junio 2010 15:34 hrs. 
Radio-Uchile


Un sorpresivo resultado tuvo el partido inaugural del mundial, donde se enfrentaban los seleccionados de Sudáfrica y México. El elenco azteca venía con el cartel de gran favorito, pero sólo quedó en el nombre, pues mostró un futbol demasiado deslucido, opaco y a ratos desordenado.

La selección mexicana comenzó con mucha dinámica en los primeros 20 minutos, pero al pasar del cotejo fue una verdadera decepción. Y aunque mostró a sus principales figuras, jugadores que están en las principales ligas del mundo, realmente no dieron la nota que de ellos se esperaba.

Al finalizar el primer tiempo vimos a un equipo africano rápido, contragolpeador, pero con muchas licencias en defensa.  En el segundo tiempo hubo cambios en la escuadra local, pues el defensa Thwala se vio lento y desorientado, por esto, Carlos Alberto Parreira, DT sudafricano, hizo la modificación incluyendo a Masilela, el experimentado defensa del Maccabi Haifa de Israel, quien afirmó la última línea del equipo.

En el segundo tiempo Sudáfrica logró presionar, y este buen juego lo selló en el minuto 54 Tshabalalana con pase de Mphela, una corrida de 35 metros y un disparo al ángulo que dejó sin opción al “Conejo” Oscar Pérez. Un verdadero golazo. Después de este balde de agua fría, Javier Aguirre movió las piezas, salió Aguilar y entro Andrés Guardado del Deportivo la Coruña, jugador que fue intrascendente.

El arquero local Khune fue figura, pues sus atajadas le dieron la seguridad a la valla africana. Pelotazo tras pelotazo, fue lo que se vio durante el final del partido. A los 68 minutos entra el viejo Cuauhtémoc Blanco que logró poner la pelota contra el piso, a ratos inquietó bastante al equipo rival. De centro en centro México llegó al empate, una igualdad que no dio cuenta de su rendimiento en el encuentro. Minuto 79,  centro de Guardado, pelota que queda boteando en el aérea y Rafael Márquez sólo la tuvo que empujar.

Cuando se creyó que México iba a ir a buscar el partido, se dio una suerte de efecto colateral, pues el equipo sudafricano subió sus líneas y tuvo opciones para empatar el partido, incluso con un palo de Mphela en el minuto 89. Finalmente, el saldo es negativo para  la selección de México que terminó pidiendo la hora al costado de la cancha.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.