Diario y Radio U Chile

Año XII, 24 de noviembre de 2020

Escritorio MENÚ

Comisión Mixta definirá reajuste definitivo del salario mínimo

El Senado aprobó fijar el reajuste del salario mínimo en $210 mil. Sin embargo, y pese al acuerdo en general, se declaró inadmisible la indicación de retroactividad propuesto por la Cámara Baja. El desacuerdo entre ambas instancias obliga a la creación de una comisión mixta para zanjar el debate y así despachar el reajuste.

Paula Campos

  Miércoles 7 de agosto 2013 22:58 hrs. 
salario minimo



Se aprobó por unanimidad el general del proyecto de Ley que fija el salario mínimo en $210 mil. El texto previamente visado por la Cámara Baja y la Comisión de Hacienda del Senado, con anotaciones en ambas instancias, aún no logra entrar en vigencia, ya que en lo particular el inciso que hace retroactiva la medida fue declarado inadmisible por los senadores.

Si bien los legisladores acordaron aceptar el guarismo propuesto por el Ejecutivo, no concordaron con lo sugerido en la Cámara de Diputados, donde se planteaba que el reajuste debía entrar en acción desde el 1 de julio y no desde el 1 de agosto. El desacuerdo obliga a instalar una Comisión Mixta, donde representantes de ambas cámaras deberán zanjar el debate.

Previo a la discusión en Sala, los miembros de la comisión de Hacienda aprobaron el proyecto que permitirá aumentar de 193 mil a 210 mil pesos la remuneración, haciendo indicaciones al texto. Así lo señaló el demócrata cristiano, Andrés Zaldívar, presidente de la instancia.

“Los senadores de la oposición presentamos dos indicaciones, si bien no teníamos iniciativa para hacerlo. Hubo que declarar inadmisible una, insistiendo en la necesidad de que exista un sistema plurianual, que hubiera permitido llegar a un salario equivalente a 250 mil pesos en tres años. Y luego presentamos nuevamente una indicación para aumentar la asignación familiar a 15 mil pesos en el primer tramo y 10 mil pesos en el segundo”, detalló.

En medio del debate en Sala, el Senador de Renovación Nacional, Carlos Larraín, le propuso al Ejecutivo asumir el pago de la retroactividad, figura apoyada por otros miembros de la Cámara.

¿Para qué testear este punto hasta esta situación de quiebre lógico por un ahorro fiscal de 1.800 millones de pesos? La verdad es que pienso que el Ejecutivo, sin echar la casa por la ventana, sin provocar un gran déficit fiscal, podría adoptar la iniciativa que propuso la Cámara de Diputados y correr la fecha al 1 de junio”, expresó.

En ese contexto, el ministro de Hacienda, Felipe Larraín se comprometió a pagar de manera retroactiva las asignaciones familiares y subsidio único familiar, para destrabar la discusión. En cuanto al pago del salario, el ministro explicó que la medida no se sostenía.

“Este es un problema de contratos privados que ya se perfeccionaron, donde las prestaciones ya ocurrieron, donde los salarios se pagaron. Entonces estaríamos afectando a terceros y eso deja muy expuesta la posición de hacer algo en términos retroactivos. Yo estoy dispuesto a avanzar en retroactividad respecto a asignaciones y subsidio único familiar al 1 de junio”, indicó.

Para los trabajadores, la cifra no es suficiente. Así lo han dicho y lo reiteró Nolberto Díaz, vicepresidente de la CUT, quien habló de un Gobierno mezquino a la hora de pensar en ajustes para los trabajadores.

En cuanto a la iniciativa de retroactividad, el sindicalista sostuvo que ésta debió ser a partir del 1 de abril, fecha con la que se comprometió el presidente Sebastián Piñera.

“Este reajuste debió haber sido retroacrtivo a partir del 1 de abril, el Presidente de la República hizo una cadena nacional por televisión, todo el país lo tiene que recordar, diciéndo que pel iba a subir el salario mínimo a partir del 1 de abril y no pasó. Este reajuste debió haber sido retroactivo a 4 meses atrás, como lo prometió el propio Presidente”, expresó.

Discusión tras discusión, sigue sin concretarse el alza del salario mínimo. Las indicaciones propuestas por las Cámaras, hacen que se siga debatiendo llegar a un acuerdo, ya no en la cifra, sino en la fecha de aplicación.