Diario y Radio U Chile

Año XII, 13 de agosto de 2020

Escritorio MENÚ

El enfoque comercial del canciller Alfredo Moreno

El dominio sobre el diferendo marítimo con Perú destaca como el punto fuerte de la evaluación de la política exterior llevada a cabo por el ministro de Relaciones Exteriores, Alfredo Moreno, quien entregó la cuenta de la gestión en este organismo durante los cuatro recientes años. El punto más bajo, según los analistas, es la incapacidad de actuar anticipadamente ante el anuncio de una demanda marítima por parte de Bolivia.

Helmuth Huerta

  Martes 24 de diciembre 2013 11:07 hrs. 





El ministro de Relaciones Exteriores, Alfredo Moreno, entregó su última cuenta pública, en la que enfatizó que el país debe estar debidamente preparado para acatar el fallo del próximo 27 de enero de la Corte judicial de La Haya por la demanda marítima peruana, sea favorable o no.

El canciller Moreno, una de las personalidades mejor posicionadas en las encuestas de opinión pública, dijo que el foco de la política exterior del Gobierno ha estado basado en el respeto de las diferencias con gobiernos de izquierda.

“Cuando se inició este gobierno se mencionaba y muy activamente que un gobierno de centro derecha iba a tener dificultades para poder trabajar con los países de la región, porque había una cantidad de países que tenían ideas mucho más de izquierda de las del nuevo gobierno en Chile y quizás los puntos más extremos de esas posiciones políticas en la región, era el presidente Piñera y el presidente Chávez en el otro extremo”, apuntó el Canciller.

El ministro dijo que se optó por mantener en esferas separadas al tema de la demanda marítima y a los temas comerciales, de inmigración y de coordinación entre los ministerios de defensa y de exteriores de ambos países.

Respecto a la demanda anunciada el 27 de marzo de 2011 por el Presidente boliviano Evo Morales, que exige una salida soberana al Océano Pacífico, Alfredo Moreno señaló que espera ver detalles de la demanda, que será presentada en abril próximo ante la Corte Internacional de Justicia, aunque recalcó que Chile no negociará soberanía.

A este respecto, el experto del Instituto de Estudios Internacionales (IEI), Gilberto Aranda, dice que la relación con Perú y con Bolivia son respectivamente lo mejor y lo peor de la gestión internacional del Gobierno de Sebastián Piñera.

“Yo creo que ha hecho un papel decoroso, donde los aspectos comerciales han seguido siendo la punta de lanza, al igual como las administraciones precedentes, eso lo demuestra el sello de la Alianza del Pacífico. Si vamos más a lo profundo, hay algunas situaciones, principalmente con Bolivia, que no fueron prevista, ante lo cual Chile reacciona en vez de sugerir y proponer antes de que se desaten las reacciones de Bolivia”, comentó.

Por su parte, el analista del Instituto de Asuntos Públicos (INAP) de la Universidad de Chile, Robert Funk, destaca la modernización de la cancillería como el aspecto más fuerte, porque el Ministerio dispone de más y mejores profesionales diplomáticos. Sin embargo, según el experto, Alfredo Moreno ha privilegiado sus intereses personales en empresas como la multi-tienda Falabella.

“Ha tenido un enfoque comercial, que refleja los intereses y lineamientos, no solamente del gobierno sino que los personales del Canciller. Tema legal, en la Haya, con Bolivia y Perú, particularmente con Bolivia que surgió después, tiene que ver con la forma en que este gobierno ha llevado a cabo las relaciones, particularmente con los vecinos, por eso Michelle Bachelet ha hecho campaña haciendo énfasis en reorientar las relaciones en la región, porque da la impresión que este gobierno se ha alejado de eso”, sostuvo el experto.

Al final de su cuenta pública realizada en el Palacio de La Moneda, el canciller Moreno apeló a la unidad nacional para afrontar los procesos ante el fallo por la demanda peruana y la futura acción boliviana por una salida soberana al mar.