Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Académicos chilenos y bolivianos llaman a “negociar de buena fe” por demanda marítima

En el contexto de la demanda marítima que presentará el país altiplánico, el sociólogo Gustavo Rodríguez y el historiador José Bengoa analizaron el proceso en el marco de la conferencia “Chile-Bolivia: Nuevos escenarios, nuevos desafíos”, donde concluyeron que recurrir a la Corte de la Haya permitirá acercar las posiciones de ambos países.

Tania González

  Viernes 11 de abril 2014 18:38 hrs. 
Michelle Bachlet y Evo Morales


El próximo martes 15 de abril el gobierno de Bolivia presentará ante la Corte Internacional de Justicia de la Haya la memoria que fundamenta su demanda marítima contra Chile, cuyas autoridades tiene como plazo hasta el 18 de febrero de 2015 para entregar su alegato jurídico.

En ese escenario, el sociólogo Gustavo Rodríguez, de la Universidad San Simón de Cochabamba, explicó que la novedad de la demanda boliviana es que no reclama la anulación del tratado de 1904, donde ese país cedió a Chile los territorios de la provincia de Antofagasta.

De este modo, aseguró que “Bolivia usa un mecanismo diferente para la demanda actual, apelando a que a lo largo del tiempo, desde el tratado de Bogotá de 1948, Chile hizo ofertas a Bolivia para una salida al mar, posteriormente en 1950 y luego en 1974, e incluso en los acuerdos con el gobierno del presidente Evo Morales”.

Además, el sociólogo afirmó que el país altiplánico, sobre la base de las voluntades de Estado, pide a la Corte que obligue a Chile a negociar de buena fe.

“Bolivia ha sido constante y lo que ha hecho a lo largo del tiempo es tratar de jugar en ese escenario con distintas posiciones. Pero lo que ha sucedido en la transición de Piñera a Bachelet muestra que Chile, a diferencia de lo que dice, no es tampoco un escenario absolutamente constante. Cuando Bolivia descubre eso, entonces se decide a llevarlo a la Corte Internacional de La Haya”, aclaró.

Para Rodríguez la realidad establece que Chile tiene dos caminos a seguir: alegar que la Corte no tiene competencia para pronunciarse sobre la memoria boliviana o ingresar al ámbito de los argumentos legales.

Sobre esta última posibilidad, el historiador y antropólogo chileno José Bengoa aprobó que el gobierno de Chile concurra al tribunal internacional, por considerar que esto permitiría establecer el diálogo entre ambos países.

“Es una demanda para que Chile solo se siente a conversar, no es sobre territorio. Por lo tanto, nos parece que es una lástima que hayamos tenido que llegar a esto, cuando lo que debería haber hecho Chile es justamente expresar la voluntad de sentarse a conversar sobre esta situación que está penando desde hace más de cien años”, manifestó.

Bengoa justificó su postura señalando que “Chile tiene dos asignaturas pendientes históricamente, puesto que hace años los habitantes del centro del país avanzaron hacia el norte y al mismo tiempo hacia el sur, lo que ha significado un proceso de invasión al pueblo mapuche y al pueblo boliviano”.

Por último, el presidente Evo Morales adelantó que este domingo viajará a Holanda para acompañar a la delegación boliviana que presentará la memoria ante la Corte Internacional de Justicia de la Haya.