Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 23 de mayo de 2022

Escritorio

Polémica en Magisterio por apoyo de Jaime Gajardo a medidas de Gobierno

Declaraciones ilegítimas y un acto fuera de los estatutos, además de una actitud de no acoger a los docentes. Así califican distintos sectores el accionar del presidente del Magisterio, a propósito de sus recientes declaraciones de apoyo al Ejecutivo. En ese contexto, el proyecto de Carrera Docente sigue generando dudas y expectativas.

Fernando Seymour

  Lunes 26 de mayo 2014 18:03 hrs. 
Nicolás Eyzaguirre y Jaime Gajardo

Molestia existe al interior del Colegio de Profesores, particularmente entre los integrantes de la directiva nacional, luego que su presidente, Jaime Gajardo, anunciara el apoyo del gremio al proyecto de reforma educacional del Gobierno.

Varios dirigentes lo consideran como una decisión unilateral, inconsulta e ilegítima, ya que la asamblea del pasado viernes quedó inconclusa, a pesar de lo cual Gajardo realizó una conferencia de prensa este domingo, manifestando el apoyo unánime a la iniciativa.

“Junto con valorar lo expresado por la presidenta, le cobraremos la palabra para avanzar, en un marco de diálogo, respeto y colaboración, en la concreción de este importante anuncio”, afirmó el presidente del gremio, a propósito del proyecto que busca terminar con el lucro, la selección y el copago en establecimientos que reciben recursos del Estado.

En respuesta, el prosecretario del Colegio de Profesores, Mario Aguilar, además de desestimar el proyecto por considerarlo alejado de las necesidades de los docentes, como también en lo que respecta a la Carrera Docente y la desmunicipalización, critica la actitud de Gajardo.

“Primero es antiestatutaria, porque no hubo ningún acuerdo en la asamblea nacional al respecto. En ese sentido hay una suerte de ‘arrancada de carro’ del presidente y quienes estuvieron con él, porque el debate quedó pendiente. La asamblea no pudo terminar, entre otras cosas, por un pintoresco y muy curioso anuncio de bomba, que obligó a la llegada de Carabineros y desalojar el recinto”, detalla.

Además, aclara que “no concluyó el debate ni se tomó una resolución respecto de apoyar la propuesta de Gobierno. Es más, cursaba en la atmósfera de los asambleístas una crítica muy fuerte al proyecto, por lo que no había una atmósfera de apoyo tan evidente”.

Pero las críticas también provienen desde fuera de la directiva, como ocurre con el Movimiento por la Unidad Docente.

Integrado por profesores pertenecientes a los ámbitos de la educación municipal y particular subvencionada, con representatividad en varias ciudades del país, una de sus representantes, María Jesús Becker, expresa su preocupación por lo que considera la poca autonomía del gremio frente al gobierno de turno.

“El directorio del Colegio de Profesores está actuando como contención más que recoger las inquietudes de los docentes. Está conteniendo, lo que se debe a que la dirección del Colegio está dentro del Gobierno de la Nueva Mayoría”, acusa.

Asimismo, apunta a que “hay temas que no se consideraron en la reforma y que nosotros los hemos estado planteado, pero no salen a la luz. Por ejemplo, que se apruebe el proyecto de ley de estructuralidad de los profesores a contrata. Tampoco se considera la cantidad de estudiantes por sala, ni la cantidad de horas lectivas y no lectivas para los profesores. Hay un montón de demandas que no están siendo escuchadas”.

Las acusaciones son recogidas por el propio Gajardo, quien, a pesar de encontrarse fuera del país, aseguró a Radio Universidad de Chile que “es normal que existan diferentes posiciones, pero hay que fijarse en lo que son las mayorías. Lo que quieren es crear discusión artificial que no corresponde a la realidad. No sé por qué se ha armado un quilombo con esto, lo que encuentro muy lamentable”.

En cuanto a sus afirmaciones, aseveró que “lo que estamos diciendo es que hay un proyecto que recoge en lo fundamental lo que estaba demandando el movimiento por la educación, que además tiene insuficiencias que también enumeramos. Pero no podemos descalificarlo plenamente, menos con el Gobierno de Bachelet que quiere abrir espacios de participación. Si van a dar tribuna a sectores que califican todo de plano, que encuentran todo malo, no vamos a llegar a ningún rumbo con eso”.

Por ahora, los dirigentes confirmaron que la próxima asamblea se realizará el 6 de junio, instancia en la que esperan retomar el debate sobre el apoyo o rechazo al proyecto de educación del Gobierno, como también aclarar el conflicto por las declaraciones del presidente.

Proyecto de Carrera Docente

“El profesor debe recuperar la condición de funcionario público”, plantea Mario Aguilar, en su calidad de coordinador nacional del Movimiento Refundación, además de la urgencia por incorporar elementos de estímulo pedagógico como parte del trabajo de aula. En ese contexto, plantea que el profesor podría mejorar sus condiciones salariales y progresar pedagógicamente a través del apoyo mutuo y el trabajo en equipo dentro de la comunidad educativa, y no la competencia individual.

“Una carrera docente universal”, proponen desde el Movimiento por la Unidad Docente, para todos quienes egresan de las carreras de pedagogía. Así lo establece María Jesús Becker, donde se determinen rangos en base a los criterios de antigüedad y perfeccionamiento, pero que no estimule una competitividad agresiva entre los profesores. Además, mientras no exista una reforma al sistema de AFP, exige que los docentes debieran jubilar con 30 años de servicio y un bono compensatorio.

Esas y otras propuestas son parte de algunos proyectos que han surgido desde distintos sectores de la educación.

Así lo confirma la investigadora Beatrice Ávalos, experta en profesión docente y calidad de la enseñanza del Centro de Investigación Avanzada en Educación de la Universidad de Chile, quien asegura que los distintos proyectos no difieren mucho, pues en general suponen que el ejercicio docente tiene etapas, las que deben ser reconocidas en función de un mejor manejo de los procesos educativos.

Para la Premio Nacional de Ciencias de la Educación 2013, “en el contexto chileno, esa carrera docente debe tener un punto de partida bastante mejor que el que tienen los docentes actualmente. Es decir, el ingreso a la docencia debe ser en mejores condiciones de lo que ha sido hasta ahora, en términos de salario, de renta básica y también de condiciones de trabajo, destacando la relación entre horas lectivas y no lectivas de los profesores en ejercicio”.

Por ello concluye que “lo más importante es comenzar la discusión, ver cuáles son las mejores condiciones para una carrera docente e implementarla para el total del profesorado empleado en instituciones financiadas por el Estado”.

En esa línea, la académica insiste en que es necesario el reconocimiento mediante estímulos económicos, para evitar que el profesor salga del aula a buscar otras alternativas laborales.

Cabe mencionar que si bien el proyecto de Carrera Docente fue mencionado por Michelle Bachelet en su Cuenta Pública, recién comenzaría a discutirse durante el segundo semestre de este año.