Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 15 de julio de 2024


Escritorio

María José Hoffmann (UDI) defiende interpelación a ministro Eyzaguirre

La tercera edición de Radioanálisis conversó con la diputada de la UDI, quien será la encargada de interpelar al ministro de Educación Nicolás Eyzaguirre. Hoffmann señaló que la interpelación será una oportunidad para que el gobierno despeje las dudas sobre los cambios en educación, y que intentarán representar a la oposición social que se ha manifestado en contra de esta reforma

Diario Uchile

  Miércoles 12 de noviembre 2014 21:53 hrs. 
hoffmann

Compartir en

Desde diversos sectores se ha criticado el instrumento de la interpelación. Sin embargo, desde la UDI defienden la interrogación al ministro Eyzaguirre por considerar que ha “empezado al revés” su trabajo.

En conversación con Radioanálisis tercera edición, la diputada María José Hoffman, encargada del proceso, sostiene que no desaprovecharán la oportunidad, aunque reconoce que -en algunos momentos- han caído en dinámicas que los alejan del díalogo, propiamente tal.

¿La interpelación será un debate en el que se intentarán aclarar ciertos elementos de la reforma, o será como hemos visto anteriormente, prácticamente un diálogo de sordos sin resultados concretos?

Entiendo las aprensiones que existen con respecto de este mecanismo, no las comparto, pero sí hay casos en que hemos caído en ese tipo de dinámicas. Pero aquí hay una diferencia importante, porque la interpelación se produce en medio de la tramitación de la Reforma Educacional, por lo que intentaremos influir en el proceso. Y ese es un elemento ciudadano distinto. Queremos mostrar testimonios de padres, de colegios de calidad que van a cerrar, vamos a abrir una página web en donde la gente podrá enviar preguntas para la interpelación, por lo tanto más que representar a la Alianza, aquí lo que queremos es representar la oposición social que ha salido a la calle, y también de las dudas que han planteado personeros de la Nueva Mayoría en este proceso como Pérez Yoma, Walker, el senador Montes, etc. Todo esto le otorga un cariz distinto a la interpelación. Para eso, yo empezaré desde hoy a recorrer colegios y recoger testimonios.

¿Es una interpelación el instrumento para ir influir sobre el fondo de un instrumento legal, que está pensada más bien para fiscalizar actos de gobierno, que para debatir sobre este tipo de reformas?

Nosotros hemos sido muy serios durante este proceso, hemos agotado todas las instancias durante la tramitación para poder influir en que esta reforma cambie y esto no ha ocurrido. Usted puede ver en todas las encuestas el nivel de rechazo que despierta. Queremos que el 2015 no sea un año perdido para la educación, y lo estamos haciendo en un minuto en que podemos influir. Por lo demás, no queremos victimizar al Ninistro ni menos cuadrar a la Nueva Mayoría detrás, porque ustedes han visto que las críticas más duras a la reforma han venido desde ese sector, por lo tanto, será con respeto, pero a la vez con mucha fuerza y claridad.

¿Corre el riesgo la interpelación de convertirse en un elemento más de la campaña política de la Alianza por bajar la Reforma, en vez de ser una instancia de cuestionamiento de la labor del ministro de Educación?

No, no estoy de acuerdo. El Ministro ha sido tremendamente soberbio, tremendamente ofensivo con las familias y sostenedores a quienes ha tratado directamente de ignorantes, de arribistas, y ese tono no corresponde a un ministro de Estado, y ese no es el tono que queremos. Nosotros queremos que esto sea una oportunidad para aclarar las dudas, tal como la Presidenta les pidió a sus ministros que hicieran. Nosotros esperamos que se nos den las garantías de que no se cerrarán colegios, tal como ha salido en insertos en algunos diarios.

Pero también se ha cuestionado la credibilidad de estos insertos que incluyen colegios que no han autorizado la utilización de sus nombres, lo mismo que sucedió en el caso de la Confepa

Yo no me acuerdo que se haya cuestionado tanto la legitimidad de los grupos que participaban de las manifestaciones estudiantiles en el 2011, por lo que yo no me atrevería a ningunear a las familias que han salido a marchar, que tienen preocupación. La interpelación es una herramienta para poder preguntar y aclarar por ejemplo, si no se van a cerrar colegios. Y no solamente por la reforma, nosotros queremos a la presidenta a través de esta interpelación, por qué no estamos hablando de educación pública, de calidad. Por qué dejamos de lado a los profesores.
Sin embargo, se ha dicho que esta Reforma es la primera de una serie de transformaciones a nivel educacional, por lo que después deben venir los debates sobre esos temas que usted menciona. Hay varios temas en los que sí tenemos acuerdos para avanzar. El Gobierno, efectivamente, ha dicho que van a presentar más reformas, pero no sabemos cuántos recursos hay involucrados, ha sido todo de un nivel de improvisación tremenda durante estos meses, y nosotros se lo dijimos al ministro que esta reforma está completamente ideologizada, y en la bajada que ha tenido los movimientos sociales que han salido a la calle han logrado hacerle algunos cambios, las presiones que hemos hecho nosotros, recuerde que esta reforma partió comprando colegios, gastándose toda la reforma tributaria en ello, después en el arriendo, cuestión en donde la Nueva Mayoría no ha logrado el acuerdo necesario para defender este proyecto, que se perdió precisamente por votos de la Nueva Mayoría. Entonces la improvisación ha sido muy grande, y nosotros creemos que no se ha partido por lo que realmente le importa a los papás.

Estamos en noviembre, y hay muchos colegios que han anunciado que van a cerrar y los papás de esos colegios no saben qué va a pasar con sus colegios, y esa angustia también se les transmite a las familias, y la Presidenta y sus ministros tienen la obligación de responder a esas familias por esa incertidumbre que tienen hoy día. Aquí lo que se busca es terminar con la educación particular subvencionada, entonces si la preocupación es disminuir la segregación, es disminuir la desigualdad, nosotros queremos también demostrar que esta Reforma lo único que hace es agrandar esa brecha que hoy existe, porque estamos entrampados discutiendo del lucro, y el mismo senador Zaldívar dice que se defina entre el lucro que abusa y la justa retribución, cuestión que se hubiese solucionado prohibiendo el retiro de utilidades, que tampoco se hizo.

Entonces, creo que hoy no es gratis partir mal, no es gratis partir al revés. Hemos perdido un año, no hemos avanzado nada y los niños que realmente necesitan la atención del Estado, están abandonados, y esa es la educación pública. Es fácil llenarnos la boca hablando de la educación pública, cuando lo que queremos hacer es cerrar colegios particulares subvencionados. Nosotros queremos desnudar y manifestar esa preocupación que existe, porque si estamos todos de acuerdo, si queremos hablar de calidad, de los profesores, de educación superior, que no se ha presentado ningún proyecto relativo a ella, y el 2011 lo único que hicimos fue hablar de eso, entonces no estamos hablando de los temas importantes, aquí todo queremos cambios, pero hagámoslo de forma consensuada, las grandes reformas requieren de la participación de todos los actores sociales, y los papás que han salido a la calle tienen todo el derecho de pedir estos cambios.

Síguenos en