Diario y Radio U Chile

Año XI, 17 de junio de 2019

Escritorio

Caso Penta deja a Silva fuera de la presidencia de la UDI

En conferencia de prensa, el diputado Ernesto Silva anunció su renuncia a la dirección del partido. Esto, en medio de las críticas por su conducción en el Caso Penta. El senador Iván Moreira también hizo efectivo su alejamiento de la mesa, de modo tal que son dos las renuncias en la conducción del gremialismo. Desde la Alianza, en general, valoraron el gesto del ex timonel de la UDI, mientras que en la Nueva Mayoría, algunos consideraron que esta decisión demoró mucho en concretarse, y analistas proyectan el futuro del partido.

Diario Uchile

  Miércoles 11 de marzo 2015 16:15 hrs. 
ernesto silva

Pasadas las 16.30 horas Ernesto Silva confirmó su renuncia a la presidencia del partido. Esto, en medio de la crisis gatillada por el denominado caso Penta, que puso al parlamentario en el centro de las críticas. Primero, por la conducción con la que el gremialismo ha manejado el Caso Penta, y, luego, por no haber dado un paso al costado de manera oportuna.

Silva admitió que su renuncia obedece a los cuestionamientos que a nivel interno, hicieron algunos militantes gremialistas, que prufindizaron la crisis que vive el partido: “En los últimos días declaraciones de nuestros dirigentes del partido han cuestionado y afectado esa unidad. Bajo esas circunstancias he tomado una decisión muy difícil para mí: presento mi renuncia a la directiva de la UDI”.

El diputado por Las Condes indicó que el Consejo Ampliado deberá definir quién sigue al mando, dejando la responsabilidad en los militantes: “Todos sabemos que en la historia la UDI ha vivido momentos muy duros como el asesinato de Jaime Guzmán. Sin embargo, logramos transformarlo y convertirnos en el partido más grande de Chile”.

Javier Macaya, presente en la conferencia de prensa, agradeció la labor de Silva. Además, hizo un llamado a la unión en un momento que calificó de “complicado”. El secretario general será el encargado de asumir el nuevo proceso eleccionario, el que se comenzaría a debatir en el Consejo Ampliado de este viernes.

Otro de los presentes en la conferencia de prensa fue Iván Moreira, quien indicó que “Ernesto Silva ha tenido, una vez más, un gesto de valentía en aras de la unidad de la UDI. Esto nos llama a reflexionar a todos. Sin unidad no hay futuro. En mi caso personal, yo siempre he tenido mi renuncia a disposición de la mesa”, asegurando que desde ahora la hacía efectiva.

En tanto, desde el Congreso, el senador Hernán Larraín dijo que aun era pronto para saber quién reemplazaría al renunciado presidente. De esa manera evitó pronunciarse respecto de asumir él el cargo.

Respecto de si este fue el momento más apropiado para presentar las renuncias, el diputado Felipe Ward destacó que la UDI no tiene la posibilidad de tomar otro camino y agregó que con el paso del tiempo la opinión pública comprenderá que no solo es un problema del gremialismo, sino de la política en general.

“La UDI siempre se ha caracterizado por tener una unidad impresionante, eso no significa que todos pensemos siempre lo mismo, pero sí que exista un grado de unidad en torno a quien está conduciendo el partido, eso lo quebraron algunas personas durante las últimas semanas, durante los últimos días y espero que eso no ocurra en el futuro. Obviamente que ahora van a venir los análisis y las determinaciones si esto ocurrió en el momento oportuno o después que debiera haber ocurrido, creo que eso es materia de los análisis posteriores. Este es un momento doloroso para nosotros, entendemos que hay un acto de valentía, de generosidad y el tiempo dirá si esto fue bien aprovechado como una oportunidad por todos los militantes”.

Recordemos que los principales cuestionamientos a la gestión del también sobrino de uno de los controladores de Penta, tenían que ver con el modo de conducción ejercido por la directiva. En los últimos días, incluso actores al interior de la colectividad pedían la salida de Silva, entre ellos el senador Víctor Pérez, quien señaló que “la soberbia” los había llevado al lugar donde están: “Son personas capaces, pero creo que no han leído adecuadamente el contexto en que esto se dio, ni el sentir de nuestro electorado y militantes, por lo tanto, al no hacerlo han tomado una línea que es compleja para la UDI. Ha habido una conducción equivocada”, dijo en entrevista con La Tercera durante el fin de semana.

Manuel A. Garretón: Si hay una real transformación del modelo económico, la UDI va a desaparecer

Diversas reacciones generó la renuncia a la presidencia de la UDI del diputado Ernesto Silva, este miércoles. Desde la Alianza valoraron el gesto del diputado gremialista, y reconocieron que con esta decisión se logrará descomprimir el ambiente político en las filas de la centro-derecha, que ha sido duramente golpeada por el desarrollo del llamado caso Penta, y en el que está involucrado el ahora ex timonel de la colectividad de calle Suecia.

Manuel José Ossandón, senador (RN), sostuvo que desde el primer día que se destapó el escándalo del llamado caso Penta, pidió la renuncia de Silva a la cabeza del gremialismo, y ahora se podrá descomprimir el ambiente para que en la UDI puedan tomar las decisiones apropiadas, y de paso hizo un llamado a que la Presidenta también haga un gesto en relación con el caso Caval.

“Esto va a dejar en libertad a muchos militantes de la UDI para poder trabajar y enfrentar la situación, por lo tanto creo que a Chile, de una vez por todas, e insisto, tenemos que generar acciones, como yo planteé que en el caso de la UDI, el primer día, por razones obvias, Silva tenía que dejar su cargo, también planteé que la Presidenta había perdido una tremenda oportunidad cuando no le pidió la renuncia a su hijo, y hoy día vamos a esperar un gesto de grandeza, cuando ella diga que las platas mal habidas, no van a llegar a su familia”.

El diputado de Amplitud, Pedro Browne, valoró el gesto realizado por Silva, pero apuntó sus críticas hacia la anterior directiva de la UDI, presidida por Patricio Melero, ya que ellos serían quienes originaron este problema, y la actual testera gremialista sólo recibió una herencia que debió enfrentar.

“Claramente no es esta directiva la que generó los problemas, sino que fue la directiva anterior ellos recibieron estas situaciones como una herencia, pero yo creo que los gestos hoy en día en política son sumamente valorables”

Desde la Nueva Mayoría, Alejandro Navarro, senador del MAS consideró que la renuncia presentada fue tardía, no obstante enfatizó en que las responsabilidades penales que eventualmente debiera enfrentar Silva, en el marco del llamado caso Penta, no se eluden con esta dimisión, por lo que hizo un llamado a que la Justicia llegue al fondo de esa investigación.

“Si alguien cree que con esta renuncia al cargo de presidente la investigación se termina, no, las responsabilidades penales deben ser ejercidas, y yo espero que los fiscales vayan hasta el fondo, en búsqueda de la verdad. Tardía la renuncia, y la UDI deberá evaluar cómo va a enfrentar esto, porque, al parecer, la defensa corporativa no les dio resultado”.

Jaime Quintana, senador y presidente del PPD, a diferencia de Navarro, prefirió no centrarse en el tiempo que se tomó Silva para anunciar su dimisión, en cambio valoró el apoyo que el ex presidente de la UDI le entregó a la recientemente anunciada Comisión Asesora Presidencial que realizará propuestas para regular la relación entre dinero y política, lo que Quintana interpreta como la muestra palmaria de que la clase política está asumiendo la gravedad de la crisis en la que se encuentra.

“Yo valoro la decisión de Ernesto Silva, más allá si es tardía o no, creo que contribuye, creo que el haber apoyado el Consejo Asesor Presidencial también permite que las fuerzas políticas entiendan que la magnitud del problema es mucho mayor que lo que originalmente se pensó”.

En cuanto a las proyecciones que esta renuncia pudiera generar en el panorama político, el analista Manuel Antonio Garretón, sostiene que si se produce una real transformación del sistema económico en Chile, la UDI debería desaparecer y por contrapartida, debe surgir una derecha que, desde sus posiciones, contribuya a la construcción de un nuevo régimen socio-económico

“Mi impresión es que si hay una real limpieza de las relaciones entre economía y política, entre dinero y política, y por otro lado si hay un proceso real de transformación del modelo socio-económico, la UDI va a desaparecer, y debiera surgir una derecha, no sólo democrática, cosa que la UDI no lo es, sino que al mismo tiempo entienda que tiene que defender las posiciones de derecha, al interior de un proyecto de transformación de lo que fue el legado del régimen económico de la dictadura”.

Antonio Horvath Gutiérrez, director ejecutivo del Instituto Libertad, señala que la dimisión de Silva es un aporte en la medida que se fija un piso ético para el resto de los miembros de la Alianza, en caso de que se vean involucrados en irregularidades, y no esperar los dictámenes de la justicia, y recién en ese momento tomar medidas.

“Me parece que era absolutamente necesario para que la propia UDI pudiera comenzar a salir de la crisis, y obviamente a todos los que estamos en la Alianza también pudiéramos, efectivamente, sentir de que existe un estándar ético, que es distinto al estándar legal, y no necesariamente uno tiene que esperar la resolución de los tribunales de justicia para dar señales políticas”.

Finalmente, Horvath expresó que con la abdicación de Ernesto Silva a la presidencia de la UDI, el camino se allana para que la Alianza pueda concretar el proyecto de unidad de partidos que se inició en enero pasado, dejando atrás las suspicacias que se generaron con los coletazos del llamado caso Penta.