Diario y Radio U Chile

Año XI, 22 de septiembre de 2019

Escritorio

Confech califica de “insuficiente” la propuesta de gratuidad del Gobierno

Los estudiantes universitarios agrupados en la Confech expresaron su rechazo a la propuesta de gratuidad entregada el martes pasado por el Mineduc. Si bien valoraron la entrega de este documento, criticaron que se haga a dos meses de entregado el proyecto,

Andrés Ojeda

  Lunes 20 de julio 2015 9:49 hrs. 
Confech2

La Confederación de Estudiantes de Chile, (Confech) entregó su total respaldo a la continuidad del paro de los profesores y al retiro del proyecto de carrera docente. Además los universitarios criticaron el documento de gratuidad entregado por la ministra Adriana Delpiano por considerarlo insuficiente, al mismo tiempo que rechazaron la criminalización que hizo el subsecretario del interior al indicar que el 30 por ciento de los manifestantes son delincuentes.

Rechazo al documento presentado por la nueva ministra de Educación, Adriana Delpiano, que establece que la gratuidad será sólo para el 60 por ciento de los estudiantes vulnerables de las universidades del Consejo de Rectores (Cruch), molestia por la criminalización que hizo el subsecretario del Interior Mahmud Aleuy al calificar de delincuentes al 30 por ciento de los participantes en las movilizaciones sociales y un amplio respaldo al paro docente que lleva más de 50 días, y que busca que se retire el proyecto de carrera docente, fueron las principales conclusiones que dejó el plenario de los estudiantes de educación superior en la Universidad de Santiago.

Principalmente, los alumnos están disconformes con el rol del Ejecutivo, que continúa dejándolos afuera del proceso de discusión, y además entrega un documento con mucho retraso, a tan sólo dos meses de ingresar el proyecto de ley de gratuidad de educación superior.

Los universitarios señalaron que existe improvisación por parte del Mineduc y que la discusión sólo se centra en una mirada presupuestaria y no en un cambio de foco, en una transformación profunda de un sistema desigual de educación superior. Ademán indicaron que los planteamientos de Adriana Delpiano y de Nicolás Eyzaguirre son muy parecidos, como lo explicó la vocera de Confech, Valentina Saavedra.

“Son muy similares a lo que nos presentaron en marzo, hay algunos elementos nuevos que quizás se podrían decir que son positivos como la inclusión en la discusión sobre la democracia interna, si bien es necesario profundizar en eso porque no se especifica mucho a que va a apuntar. Acá lo claro que las propuestas bases que se tenían en marzo no se han movido mucho, lo cual es un poco preocupante, porque finalmente se demoraron tres meses en entregar un documento muy similar a lo que ya tenían en marzo y que lamentablemente no abre mucho la discusión respecto a lo fundamental de la educación, que tiene relación con la educación pública, incluso más que fortalecerla, es reconstruirla”.

Para la Confech no existen criterios que definan un real fortalecimiento de la educación pública, tampoco un ordenamiento que garantice la gratuidad en las universidades. Sólo hay una iniciativa que contempla como requisito excluyente la fecha de fundación de las universidades para que están reciban financiamiento del Estado, situación que decepcionó a los estudiantes de las universidades públicas y privadas, indicó el presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Diego Portales, Nicolás Fernández

“No se aseguran en ninguna medida que no vaya a existir lucro dentro de las instituciones, además somos enfáticos al momento de decir que nosotros creemos que la gratuidad tiene que ir por criterios, en donde se fortalezca, realmente, la educación pública, en donde las instituciones cumplan criterios para que la orientación del conocimiento y todo su funcionamiento, sea público y no que estos criterios sean solo por fecha de fundación, como se está dando hoy día con las universidades que sólo están dentro del CRUCH, las que van a recibir financiamiento para el 2016”.

Entre las alternativas de movilización que maneja la Confech para hacerle frente a lo que califican como inmovilismo del gobierno, existe la posibilidad de concentrarse en movilizaciones locales, es decir en las comunas.

También iniciar un proceso de trabajo y participación activa con actores como los profesores o los trabajadores de la educación, con miras a generar un nuevo aire del movimiento educacional que fue criticado por el Gobierno, que catalogó al 30 por ciento de los participantes de las movilizaciones como delincuentes, tal como lo señaló el subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy.

Esos dichos, a pesar que hubo una disculpa por parte del Subsecretario, generaron una gran molestia en los estudiantes universitarios que compararon a la administración de Michelle Bachelet con la dictadura militar, como lo demostraron las palabras de la presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Santiago, Marta Matamala.

“No puede ser que hoy día nos estén ofreciendo espacios de diálogo o espacios de incidencias, mientras al mismo tiempo, nuestros compañeros son criminalizados, son perseguidos. Esas cifras que se han dado en los últimos días y de las cuales el mismo subsecretario tuvo que salir desdecirse, no sólo no corresponden, sino que además muestran claramente que por un lado, se ofrecen estos canales de diálogo, por otro hoy día los estudiantes somos focos de decirnos delincuentes, somos focos de llamarnos terroristas y una serie de adjetivos más que se parecen mucho a la misma política que implementaba un dictador, hace muchos años atrás y que hoy día la Nueva Mayoría, no tiene nada que envidiarle a la hora de criminalizar a los movimientos sociales”.

En el calendario de movilizaciones universitarias se vislumbra la posibilidad de sumarse a la marcha convocadas por los estudiantes secundarios para el próximo 4 de agosto, pero aún esa decisión debe ser analizada por los estudiantes de base, quienes durante esta semana mantendrán asambleas de carrera, de universidad, para entregarle a la Confech la decisión sobre las posturas que se comunicarán el próximo 1 de agosto en la siguiente sesión de la plenaria en la ciudad de Concepción.