Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 20 de mayo de 2022

Escritorio MENÚ

Presidenta impone sus términos con ausencia en cena de la Sofofa

Con el argumento de priorizar la agenda ciudadana, Michelle Bachelet dio un duro golpe al gran empresariado, quienes la criticaron por “de forma inédita”, restarse del tradicional encuentro. Este viernes, Gobierno y Sofofa se encontrarán nuevamente. Esta vez, en La Moneda.

Paula Campos y Fernando Seymour

  Jueves 22 de octubre 2015 9:03 hrs. 
Sofofa

Finalmente, la Presidenta se ausentó se la cena de la Sofofa por encontrarse de viaje en Aysén.

Los empresarios cuestionaron la decisión de Michelle Bachelet, quien prefirió su agenda ciudadana a participar del evento al que asistirán los máximos representantes de la Sociedad de Fomento Fabril.

Su presidente, Hermann Von Mühlenbrock, manifestó su disconformidad: “Creemos que la Presidenta se perdió una oportunidad de compartir con una cantidad importante de empresarios, dirigentes empresariales, dirigentes sindicales, dirigentes regionales, y bueno, cada uno es libre de tomar sus decisiones”, sostuvo previo al inicio del evento.

Por su parte, el líder de Asexma, Roberto Fantuzzi, cuestionó la situación: “Porque se está creando un clima de convivencia que es fundamental para nuestro país y cuando las convivencias son buenas aumentan las confianzas. No vayamos a retroceder con este acto que hubo”.

Sin embargo, La Moneda tuvo varios representantes en la reunión. Al menos diez ministros participaron, con el jefe de Hacienda, Rodrigo Valdés, a cargo del discurso en representación de Michelle Bachelet.

“El Gobierno es uno solo, me acompaña un importante grupo de mis colegas ministros, porque como gobierno nos interesa acompañar al sector privado en sus actividades y escuchar su mirada sobre el país”, planteó el ministro, intentando calmar la molestia por la ausencia de la Mandataria.

También el ministro de Energía, Máximo Pacheco, le restó importancia al asunto. “Le quito todo dramatismo a esto, no es algo anormal, esta cena se hace todos los años y me parece absolutamente razonable que de repente la Presidenta no venga, no podemos hacer de esto un tema de polémica”.

Discursos cruzados

“Aunque algunos han sentido que hemos manifestado nuestra opinión con demasiada crudeza, es nuestro deber expresar con sinceridad nuestra preocupación por los efectos negativos que tendrán en nuestro desarrollo los errores de diagnóstico e implementación de algunas políticas públicas en curso”, criticó Von Mühlenbrock durante su discurso.

Los planteamientos del gran empresariado no solo se circunscriben a las reformas Tributaria y Laboral. También se han sumado sus opiniones respecto del proceso constituyente anunciado por Michelle Bachelet.

“Antes de iniciar un proceso constituyente es necesario clarificar qué aspectos se quieren modificar y cuáles consolidar”, manifestó el presidente de la Sofofa. “Ha sido tranquilizador lo expresado por la Presidenta y el ministro Valdés, respecto a que se garantizará y respetará el derecho de propiedad”, agregó con optimismo.

Sin embargo, en cuanto al proyecto de Reforma Laboral, criticó que solo “se centra en fortalecer artificialmente a las cúpulas sindicales”.

Luego fue el turno para el ministro Valdés, quien defendió las reformas impulsadas por el Gobierno. Además, insistió en el marco institucional que tendrá el proceso constituyente.

“Si una nueva Constitución deja a la centro derecha, al empresariado u otro grupo amplio con un sabor como el que la centroizquierda ha sentido bajo la Constitución actual, habremos fracasado. Esta casa debe ser de todos y deben caber todos”, sentenció el ministro de Hacienda. Fue recién ahí cuando surgieron los aplausos de los asistentes. Los únicos que recibió durante su discurso.

Mismos aplausos que podrían repetirse este viernes, cuando los representantes de la Sofofa lleguen hasta La Moneda, invitados por Michelle Bachelet, como parte de las reuniones para socializar y legitimar su anuncio constitucional, en una instancia que Gobierno y empresarios seguramente aprovecharán para firmar una nueva tregua.