Diario y Radio U Chile

Año XIII, 20 de enero de 2021

Escritorio MENÚ

Farmacia popular: Cuestionamiento a la distribución de medicamentos

120 municipios se acercaron al alcalde de Recoleta, Daniel Jadue para preguntar por la Farmacia Popular Ricardo Silva Soto, que a través de un sistema comunitario desafía las trabas de la Constitución para ofrecer a los vecinos medicamentos un 95 por ciento más baratos respecto de la oferta del mercado. Si bien algunos creen que esto está reemplazando un deber del Estado, otros apuntan a que el modelo debe ser replicado.

Héctor Areyuna

  Domingo 25 de octubre 2015 10:41 hrs. 
Farmacia pop2


En uno de sus editoriales de la semana pasada el diario La Tercera resumió algunas de las críticas que se escucharon a la iniciativa instalada en la comuna de Recoleta: la inconstitucionalidad de cualquier tipo de emprendimiento por parte del Estado y el efecto que tendría en el mercado, principalmente en los pequeños negocios independientes.

Sin embargo, ya son 120 las administraciones edilicias que se acercaron a la municipalidad que dirige el alcalde Daniel Jadue (PC) buscando entender el proyecto, que considera la participación de los vecinos en la creación de una cooperativa.

Según la diputada Karol Cariola (PC), el efecto es claro e inmediato, cambia las reglas del juego y las propias comunidades han aplaudido la iniciativa.

“Llegar a ahorrarse el 95 por ciento del costo de un medicamente es prácticamente dar cuenta que nos han estado estafando durante mucho tiempo, desde las farmacéuticas, de estas líneas comerciales, a aquellas personas que tienen necesidades sanitarias y que dependen muchas veces de estos medicamentos. Esto genera un cambio de paradigma, claramente es una acción digna de imitar, hoy ya son más de 120 las municipalidades de distintas tendencias políticas que se han puesto en contacto con la municipalidad de Recoleta porque además ha sido una medida tremendamente aplaudida por la comunidad en su conjunto”.

La parlamentaria, integrante de la Comisión de Salud de la Cámara Baja, recordó que a raíz de esta iniciativa se realizará una sesión especial, por cuanto el lucro con la salud tiene en la venta de medicamentos una expresión evidente.

Reconoció además la molestia en quienes han alimentado su propia usura a partir de las enfermedades de la población, lo que junto a otros temas deben abordarse con el Ministerio de Salud.

“Para que podamos discutir junto al Ministerio de Salud otros elementos que tiene que ver con los medicamentos, que también nos parecen dignos de analizar y resolver. Hoy día hay 54 comunas en todo el país que no tienen una sola farmacia, y otras que tienen farmacias cada dos cuadras y están sobre dotados de farmacias comerciales. Existe un sesgo de clase y una tremenda desigualdad respecto, incluso, del acceso”.

Matías Goyenechea, de la fundación Creando Salud, valoró la iniciativa y aseguró que esto debe emplazar al Estado y no sólo a otras municipalidades, ya que se está supliendo una falla del órgano público.

“Esto requiere una política no tan solo de cada municipio en particular, sino que debiese ser una política articulada de parte del Estado, en la cual se genere una distribución de medicamentos en base a costos y no en términos de utilidad o con fines de lucro, como funcionan hoy día las grandes cadenas, que en el fondo tienen un gasto gigantesco en las familias más vulnerables”.

Ante la eventualidad que los ediles inicien este tipo de proyectos en masa, surge la posibilidad de que esto se cruce con las elecciones municipales, lo que para la diputada Cariola no debiera generar un problema puesto que son compromisos cumplibles y no hay excusas para que no implementen esto antes de la elección.