Diario y Radio U Chile

Año XII, 5 de junio de 2020

Escritorio MENÚ

Estudiantes: “Ningún cónclave corrupto definirá nuestra educación”

Mientras desde el Gobierno se plantea la “gradualidad y realismo” como parte fundante de la ley de Educación Superior que será ingresada al Congreso “antes del 30 de junio”, estudiantes reiteraron que no aceptarán que se defina el futuro del sistema de educación “entre cuatro paredes”.

Natalia Figueroa y Gonzalo Castillo

  Jueves 2 de junio 2016 21:05 hrs. 





El Ejecutivo confirmó en el cónclave que sostuvo con diputados y senadores de los partidos del oficialismo, que el proyecto de reforma a la Educación Superior será ingresado al Parlamento antes del 30 de junio, y además que este lunes continuarán las conversaciones.

A la salida del encuentro, el senador del PPD Guido Girardi destacó la necesidad de que la gratuidad sea prioridad en las universidades públicas, y que no se les debe entregar este beneficio a las universidades privadas que no tengan un rol público.

“Yo estoy por subsidiar la oferta, es decir fortalecer a las universidades estatales, en primer lugar, porque Chile necesita recuperar hoy día sobre el 15 por ciento las universidades estatales que tienen que cumplir una misión pública, que tienen que investigar. Yo les asignaría cuotas de gratuidad a las públicas no estatales como la Católica, la Santa María, la Diego Portales, etc., y evidentemente no les entregaría gratuidad a las privadas”.

En tanto, el senador de la DC Ignacio Walker, y quien en días anteriores ha sido sindicado como uno de los principales detractores de la Reforma Educacional del Gobierno, valoró estas instancias de conversación del Ejecutivo con todos los actores involucrados en la Educación, así como el “realismo y gradualismo” de las medidas que se tomarán en este sentido.

“Estamos de alguna manera en el barco de un financiamiento mixto, público y privado a la oferta y la demanda, con realismo y gradualismo, para no crear falsas expectativas, para entender que los recursos son escasos frente a necesidades múltiples, y por lo tanto yo quiero valorar este aspecto”.

Según la senadora y presidenta del PS, Isabel Allende, la reunión fue aclaradora y “orientadora” respecto del futuro de este proyecto, el cual considera fundamental en tanto que la educación superior, a su juicio, es un derecho que “debe ser garantizado y debe ir, progresivamente, hacia la gratuidad y calidad”, y destacó la labor de las universidades estatales y la necesidad de que el apoyo a ellas vaya creciendo progresivamente.

“Y con decir una provisión mixta, para nosotros la prioridad son las universidades estatales que tienen menos del 18 por ciento de la matrícula, que tenemos que terminar con esta limitación y dejarlas que vayan creciendo a lo menos en un 50 por ciento los próximos 10 años, y por otro lado existen universidades que no siendo estatales cumplen un rol público con claridad en la medida que son sin lucro, en la medida que tienen un porcentaje importante de alumnos vulnerables y que cumplen no sólo con la docencia sino con investigación”.

Isabel Allende llamó a no reducir la discusión del proyecto de ley sólo al financiamiento, ya que, desde su punto de vista, es necesario acometer una reforma a todo un sistema “impuesto hace 35 años”, y que “ha resultado ser un desastre”, aseguró la senadora.

La diputada del Partido Comunista Camila Vallejo, planteó que el proyecto “se ve bastante completo y estructural”, no obstante emplazó al Ejecutivo a que se realice una reunión del mismo tenor que este cónclave, ahora con los estudiantes y el resto de los actores de la educación.

“Como comunistas planteamos de entrada la necesidad de que esta misma instancia prelegislativa que se hizo con los partidos de la Nueva Mayoría se haga también con los estudiantes, con los rectores, con los académicos de las instituciones de educación superior, porque son esos los actores sociales que es importante hacerles la misma presentación a ellos, previo al ingreso del proyecto”.

Por su parte, la ministra de Educación, Adriana Delpiano manifestó que están abiertos al diálogo con los estudiantes para poder presentarles este proyecto: “Estaremos llanos, en su momento, a poder presentar este proyecto también para que lo conozcan, pero eso supone antes restablecer un espíritu de diálogo que yo espero que sea lo antes posible por el bien de todos, creo que es bueno para los estudiantes, para el país, para el Ministerio de Educación tener este vínculo con os grupos organizados de estudiantes”.

Por su parte, el diputado de la DC e integrante de la comisión de Educación, Mario Venegas, hizo énfasis en la “anomalía” que significa tener sólo un 15 por ciento de matrícula en la educación superior pública, mientras que un 85 por ciento se la lleva la privada, por lo que plantea alcanzar al menos un 50 por ciento de matrícula en ambos sistemas

Estudiantes critican cónclave de la Nueva Mayoría

Estudiantes secundarios y universitarios se movilizaron en distintos puntos de Santiago en rechazo al cónclave que se desarrolló ayer entre la ministra de Educación y los dirigentes de la Nueva Mayoría para afinar los últimos detalles del proyecto de Educación Superior.

Mientras, colegios y universidades se suman a la paralización con tomas y marchas a nivel nacional: “Ningún conclave corrupto definirá nuestra educación” afirmaron estudiantes secundarios y universitarios en una funa que realizaron frente a la sede de la Democracia Cristiana y del PPD, antes de que iniciara el cónclave convocado por la ministra de Educación Adriana Delpiano, presidentes de partido de la Nueva Mayoría y parlamentarios.

En esta instancia se discutieron los últimos detalles de la redacción del proyecto de Educación Superior que ingresará al Congreso.

En ese sentido, la vocera de la Confech y presidenta de la Feusach, Marta Matamala afirmó que es una actitud “hipócrita” que el gobierno llame a dialogar bajo estas circunstancias.

“Que el vocero de gobierno venga a decir que no hay que cerrarle la puerta al diálogo, cuando vemos que la única puerta que está cerrada es esta, la de la democracia para los estudiantes para construir un cambio estructural a la educación. No nos parece que sean los mismos partidos de siempre, que están siendo investigados por fraude por cohecho, los que en definitiva digan lo que tiene que estar en un proyecto de ley”, señaló.

Los estudiantes secundarios por su parte se concentraron en Plaza de Armas para luego marchar por el Paseo Ahumada. En este punto confluyeron estudiantes de la Universidad Andrés Bello, UNAB, que también se habían manifestado horas antes por la Alameda exigiendo el fin al lucro en las instituciones privadas.

Carlos Noveroi, presidente del centro de estudiantes del Liceo de Aplicación, aseguró que se van a mantener las jornadas de protestas a nivel nacional.

“Esto va en alza, de hecho los liceos de la región de la Araucanía ya se están movilizando. Los secundarios y universitarios ya estamos un paso adelante y decidimos pasar a la ofensiva con la toma y las paralizaciones”, detalló.

Mientras, Valentina Apablaza, presidenta del centro de estudiantes del Liceo Carmela Carvajal, dijo que diariamente están participando más de 600 alumnas en la toma del establecimiento que cumplió dos semanas.

De esta manera, están organizando distintas intervenciones públicas para manifestarse contra la represión de carabineros y la cobertura parcial que, a su juicio, reiteran cada año los medios masivos de comunicación respecto a las marchas estudiantiles.

Hasta ahora se cuentan 11 universidades en paro y 17 colegios. Sin embargo, el municipio de Santiago informó que los desalojos se iban a efectuar en la medida en que se mantuvieran estas ocupaciones, que no consideraban la mejor forma de proceder por parte de los estudiantes. Una postura que reiteró la alcaldesa Carolina Tohá horas después.