Diario y Radio U Chile

Año XII, 27 de noviembre de 2020

Escritorio MENÚ

Universidad de Chile presenta primeros resultados de estudio sobre acoso sexual

La publicación de los resultados generales del estudio “Acoso sexual en el campus: estudio sobre la violencia sexual en la comunidad de la Universidad de Chile” reveló que una importante cantidad de personas de los tres estamentos conoce acerca de hechos de violencia sexual en la Universidad. Autoridades y estudiantes apuntan a la necesidad de formular políticas para erradicar estas prácticas.

Claudio Garrido

  Martes 2 de agosto 2016 20:33 hrs. 
acoso uchile


El acoso sexual  es una conducta violenta que constituye discriminación de género, que inhibe las oportunidades de las víctimas y entorpece el desarrollo de una educación de calidad. Estas son parte de las definiciones que se desprenden de los documentos de la Oficina de Igualdad de Oportunidades de Género de la Universidad de Chile, que este lunes publicó un estudio sobre acoso sexual al interior de las dependencias de nuestra casa de estudios.

Acoso sexual en el campus: estudio sobre la violencia sexual en la comunidad de la Universidad de Chile se basa en encuestas realizadas a diferentes miembros de la comunidad universitaria, las que revelaron la cantidad de personas que han sufrido distintos tipos de violencia sexual dentro de la institución, además de las formas más comunes y el perfil de los agresores.

Entre los resultados del estudio, se verifica que al menos un cuarto de los encuestados ha sabido de algún hecho o conducta constitutiva de acoso sexual, mientras que cerca del 15 por ciento de los consultados ha sido víctima de estas acciones. Además, el informe indica que  el 6,6 por ciento de las personas que participaron en el estudio admiten haber sido objeto de acoso sexual en este último año.

El informe agrega que la mayoría de las personas agredidas son mujeres, principalmente estudiantes, y que los agresores mayoritariamente son hombres, tanto estudiantes como académicos.

Desde la Oficina de Igualdad de Oportunidades de Género hicieron un fuerte llamado a informarse acerca de este tema y denunciar los casos de acoso, debido a que la mayoría de estas situaciones son silenciadas debido al desconocimiento de los procedimientos, el temor a sufrir represalias o a que se vea afectada su carrera, y la desconfianza en la institucionalidad universitaria y sus mecanismos de investigación.

La encargada de comunicaciones de la Secretaría de Sexualidades y Género de la Fech, Javiera Ortiz, valoró positivamente la realización de este estudio, aunque dice que aún faltan cosas por hacer y apuesta por la creación de una política integral sobre acoso sexual.

“Para nosotros efectivamente es un primer paso que tengamos cifras, que empecemos a caracterizar cómo se da el acoso en la Universidad de Chile, y me parece llamativo –valga la redundancia- el llamado que hacen las autoridades porque es algo que los estudiantes venimos haciendo hace tiempo. Hace tiempo que estamos acompañando a nuestras compañeras a denunciar, a visibilizar el problema. Los resultados que se están arrojando, o que las mismas compañeras estén denunciando, es porque la Sesegen Fech junto con otras organizaciones dentro de la universidad han estado trabajando justamente en eso”.

La periodista criticó además que el contenido de este informe no fuese de acceso a la Sesegen en instancias anteriores. También valoró la voluntad para que las autoridades trabajaran en una mesa junto con los demás estamentos para establecer una política sobre el acoso sexual, pero reprobó que ésta se haya interrumpido con motivo de la ocupación de Casa Central.

Por su parte, la presidenta de la Fech, Camila Rojas, también destacó la realización de este estudio y recalcó la injerencia que tuvieron las organizaciones estudiantiles y de género en impulsar políticas para enfrentar el acoso sexual.

La líder estudiantil explicó por qué es importante visibilizar estos casos: “La única posibilidad de promover una política en contra del acoso sexual, de tener protocolos para la prevención y para poder posteriormente colaborar con las víctimas, es precisamente que este tema se sepa”. Agregó que “mientras siga guardado o no se trabaje de manera consciente es súper difícil que puedan existir soluciones. Por lo tanto, el visibilizarlos es de importancia, en la medida que cuando se sabe que esto sucede al interior de nuestra casa de estudios, también se pueden dar soluciones y se pueden atender los casos que actualmente necesitan solución.”

Tanto Camila Rojas como Javiera Ortiz estimaron que esto es un paso importante que se está dando en la universidad, la cual de un tiempo a esta parte está llevando a cabo iniciativas para poder visibilizar el problema del acoso sexual y la violencia de género en las actividades de la institución, buscando generar debate acerca de estos temas e informando de procedimientos a seguir en caso de ser víctima de uno de estos casos.