Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

“Colonia Dignidad”: memoria y espectáculo

Esta es una película de ficción que se centra en un dramático romance en el contexto de la dictadura y específicamente en el contorno de Colonia Dignidad. Para el espectador local puede resultar chocante esas primeras imágenes en donde Santiago parece, pero no es – la película no filmó ninguna escena en Chile- y en donde todos los personajes hablan en inglés.

Antonella Estévez

  Jueves 4 de agosto 2016 11:25 hrs. 
descarga (1)


A principios de año corrieron algunos rumores que señalaban que la película “Colonia Dignidad” no se estrenaría en Chile por razones políticas, para proteger intereses y cuidar imágenes. Entonces la polémica se desató en algunos medios y la furia de algunos exaltados se hizo escuchar en las redes sociales.  La verdad es que entonces la película, como sucede con gran parte de las cintas europeas, no tenía asegurada distribución en Chile simplemente porque aún no se llegaba a acuerdo con ningún distribuidor en nuestro territorio. Finalmente el filme fue comprado por Gitano Films y podrá ser visto a partir de este jueves 4 de agosto en Cine Arte Normandie, Hoyts La Reina,  Sala Radicales, Centro Arte Alameda, Insomnia en Valparaíso y  Cine Cón en Constitución.

Lo primero que hay que entender sobre este filme es que -aun cuando existe una correcta investigación y un cuidado en la puesta en escena del momento más delicado de la historia reciente de nuestro país- esta es una película de ficción que se centra en un dramático romance en el contexto de la dictadura y específicamente en el contorno de Colonia Dignidad. Para el espectador local puede resultar chocante esas primeras imágenes en donde Santiago parece, pero no es – la película no filmó ninguna escena en Chile- y en donde todos los personajes hablan en inglés. Como suele suceder con los filmes basados en hechos reales, para los espectadores que estuvieron cerca de la realidad que se intenta reconstruir es fácil reconocer los errores históricos o las libertades narrativas que se tomó el realizador y que esto distancie al espectador de entregarse a la historia que se quiere contar. Porque, a pesar de las buenas intenciones que pueda tener el director alemán Florian Gallenberger y su equipo para que esta fuera una película que sirviera para denunciar los crímenes cometidos en Chile y especialmente en Colonia Dignidad, esta es primeramente una cinta con vocación internacional que pretende llegar a un público amplio acostumbrado a los tiempos y narrativas hollywoodenses.

Si como espectador aceptamos “Colonia Dignidad” en esa doble faceta podemos encontrarnos con una película muy eficiente, tanto en su construcción visual como en su estructura narrativa. La película cuenta con un elenco de nombres importantes a nivel internacional: la inglesa Emma Watson (“ThePerks of being a Wallflower”, “Noah”, “TheBling Ring”) más conocida por su rol de Hermione en la saga “Harry Potter”; el alemán nominado al Globo de Oro, Daniel Brühl (“Goodbye Lenin”, “Rush”, “InglouriousBasterds”, “The Fifth Estate”) y el sueco Michael Nyqvist (protagonista de la trilogía sueca que adaptó al cine la serie de novelas “Milenium”). Este trío sostiene todo el filme con actuaciones intensas y convincentes, que están bien propuestas desde el guión del filme. Watson es una azafata inglesa, enamorada de un fotógrafo alemán que se quedó en Chile entusiasmado con el gobierno de Allende. Inmediatamente después del golpe ambos son apresados y llevados al Estadio Nacional, desde donde él es enviado a Colonia Dignidad. Ella es liberada y tras seguir la pista del paradero de su amado, el personaje de Watson decide infiltrarse en esta comunidad para poder rescatarlo. Allí va descubriendo las perversas lógicas que gobiernan este espacio y las atrocidades que el líder de esta comunidad comete, bajo el alero de la dictadura. El escape desde este lugar resulta casi imposible y las peripecias de los protagonistas para poder salir de ahí están contadas siguiendo estrictamente las lógicas del thriller y produciendo empatía e inquietud en el espectador.

Tuve la oportunidad de ver esta película en su primera exhibición en Chile en el mes de abril -en la apertura del Festival BioBioCine en Concepción- y fue presentada por la representante de la organización de victimas de Colonia Dignidad quien agradeció que esta película visibilizara los crímenes allí cometidos. Luego, durante la exhibición pude palpar como las más de mil personas allí presentes se emocionaron con el filme, tanto desde el encuentro con un relato que sabemos verdaderos como con la eficiencia de una construcción dramática que cumple con mantener al espectador interesado. Ambas cosas conviven en la película “Colonia Dignidad” y por ambas razones me parece que vale mucho la pena verla.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.