Diario y Radio U Chile

Año XI, 18 de junio de 2019

Escritorio

2019: Un año clave para el fútbol femenino

Ad portas de un nuevo cambio de mando en la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP), las expectativas crecen en torno a los lineamientos de la nueva administración. Si bien la directiva presidida por Sebastián Moreno representa la continuidad de la que presidió Arturo Salah, este año se presenta junto a una serie de desafíos que tendrá que enfrentar la nueva ANFP.

Tomás González

  Domingo 6 de enero 2019 11:06 hrs. 
FUTFEM

Mañana asumirá una nueva directiva de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP), comandada por Sebastián Moreno, que deberá enfrentar un 2019 lleno de desafíos. Uno de los hitos que sin duda marcarán este año, será la presencia de la selección chilena de fútbol femenino en la Copa Mundial Francia 2019, la que también será la primera participación de nuestra selección en este tipo de competencias.

Por esto, han crecido las expectativas frente al año que se avecina y cómo podría favorecer al fútbol femenino. Así también lo explicó Paula Navarro, DT de Santiago Morning, actual campeón del fútbol femenino, quien se mostró optimista frente a este 2019.

“Dejamos de ser invisibles el 2018 y yo creo que el 2019 va a ser tema de la opinión pública lo que pasa en el fútbol femenino. Entonces claramente soy optimista en que las cosas, no es que vayan a cambiar, yo creo que van a suceder. Porque ya no necesitamos esperar que cambien, llevo escuchando 15 años que van a cambiar y no quiero escuchar más cambios. Quiero que las cosas sucedan”,  dijo Navarro.

Esto, debido a que la situación actual que vive el fútbol femenino en el país es precaria. En un documento enviado por la ANFP a los clubes – y al que Diario y Radio Universidad de Chile tuvo acceso-, se puede ver la realidad que enfrentan los equipos en sus ramas femeninas. La presentación expone las respuestas que dieron 23 de los 26 clubes que participaron del Campeonato Nacional ANFP 2018, al Formulario de Diagnóstico enviado por la asociación en mayo del mismo año.

En éste, se puede ver la complicada coyuntura en la que el fútbol femenino enfrentará los desafíos del año 2019 y sobre todo, lo lejano que está de cumplir el sueño de la profesionalización, pese a que se han tomado medidas que apuntan a sacarlo del amateurismo.

Por ejemplo, en términos comerciales, se puede ver que un 55% de los clubes tiene más de tres patrocinadores, pero que un 70% de los equipos carece de un patrocinio exclusivo para su rama femenina. Por otra parte, la encuesta evidencia que un 78% de los clubes no tiene un plan de marketing. Un 9% está en vías de desarrollarlo y sólo un 13% posee un plan ventas para su filial femenil. Por otra parte, el 59% de los clubes tampoco posee un plan estratégico para el fútbol femenino.

Pero llaman aún más la atención las respuestas que tienen que ver con las remuneraciones. Un 78% de los clubes no les paga a sus jugadoras, mientras que un 13% entrega una ayuda para la movilización y un 9% una ayuda social. Al ser consultados por los beneficios que reciben las jugadoras, los clubes tenían cinco opciones para responder: Solo los de la ANFP, Becas, Kinesiología, Seguro Médico y/u Otros. Un 52% de los equipos respondió que sus jugadoras solo reciben beneficios por parte de la ANFP. El resto se dividió en ‘Becas’ con un 17%, ‘Seguro Médico’ y ‘Kinesiología’ con 9%, mientras que un 13% respondió ‘Otros’.

La jugadora de la selección chilena y actual campeona con Santiago Morning, Daniela Pardo, manifestó su preocupación frente a este amateurismo que se vive en la disciplina y sobre todo, la necesidad de tener contratos laborales.

“Es primordial que nosotras como jugadoras contemos con un contrato laboral, porque si no vamos a seguir en las mismas que siguen todas en el fútbol femenino: trabajando, estudiando, entrenando. Muchas veces no alcanza y las chicas prefieren seguir su vida. Trabajar, tener su casa y otras prioridades antes de jugar al fútbol, que no te da nada. En ese sentido es uno de los pilares fundamentales para que esto se profesionalice y más niñas se sumen a jugar al fútbol femenino aquí en Chile”, dijo la capitana del “Chago”.

Otro factor que evidencia el amateurismo del fútbol femenino, son los presupuestos que asignan los clubes a sus filiales femeninas. En este ámbito, cuando se les preguntó por el presupuesto anual en prestaciones para jugadoras, un 50% de los equipos admitió no tener considerados dineros para este ítem. Un 5% dijo tener menos de un millón y otro 22% afirmó que los fondos para este ítem están entre un millón y cinco millones de pesos al año. Es decir, un 77% de los clubes destina menos de 420 mil pesos al mes en remuneraciones.

Consultados por el presupuesto anual asignado para los salarios de los entrenadores, un 47% de los clubes dijo no tener presupuesto para este ítem. En tanto, un 16% dijo tener menos de un millón anual para su entrenador y otro 16% afirmó tener menos de cinco millones de pesos anuales. En conclusión, solo un 20% de los clubes destina más de 420 mil pesos mensuales para su director técnico.

Para Paula Navarro, mejorar estos aspectos implica una mejora en todo el sistema de campeonato y la estructura del mismo, en el que un orden administrativo podría permitir un cambio más estructural.

“Al entregar las herramientas a los clubes con un buen campeonato, con liberación de derechos de televisión o con transmisión de televisión, los clubes automáticamente se ven en el lado en donde tienen que tener cuerpos técnicos que sean pagados. Creo que cuando hay entrenadores y personas capacitadas al mando de ciertos grupos, las cosas funcionan. Hay un orden, hay una estructura. Si la ANFP ordena el tema, los clubes se van a ver obligados a tener profesionales”, comentó la entrenadora.

Esto, pese a que se han tomado medidas que apuntan a sacarlo del amateurismo. Este año la Conmebol decretó exigir a los clubes la conformación de su rama femenina para poder participar de instancias internacionales. Luego, tras la clasificación al Mundial de Francia, la ANFP prometió una inyección de 850 millones de pesos para el Torneo de fútbol femenino 2019. Esto, además de la división del mismo en las categorías Primera A y Primera B, que busca estrechar la brecha entre los clubes que participan del torneo.

En esa línea, el Ministerio del Deporte también ha querido hacerse parte de este tema. Fue la ministra del Deporte, Pauline Kantor, quien manifestó la visión que tienen desde el ministerio respecto del fútbol femenino.

“Para nosotros en primer lugar es muy importante poder emparejar la cancha con el fútbol femenino. Necesitamos que acá exista un antes y un despues. Sabemos que es un camino largo que hay que recorrer en busca de la profesionalización. Ésta no llega de la noche a la mañana y no llega a través de un contrato, si no que a través del desarrollo del deporte. En ese sentido a las que tenemos que felicitar es a las mismas jugadoras. Ellas dieron el primer paso al quedar clasificadas para jugar el mundial de francia este año. El segundo paso lo estamos dando en conjunto con la ANFP, donde ya estamos en conversaciones para que las jugadoras de la liga chilena tengan contratos profesionales, y así vamos paso a paso”, explicó Kantor.