Diario y Radio U Chile

Año XII, 30 de septiembre de 2020

Escritorio MENÚ

Cristóbal Cuadrado: “Es sorprendente que no haya cambiado en nada la forma de manejar la pandemia en estos seis meses”

El docente de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile aseguró que "desde el día 1 esta pandemia ha sido gobernada por criterios en que los elementos sanitarios han sido secundarios, donde las decisiones se toman en el segundo piso de La Moneda y el Ministerio del Interior".

Diario Uchile

  Miércoles 16 de septiembre 2020 12:54 hrs. 
Cristobal Cuadrado





A solo un par de días de que comience una nueva celebración de fiestas patrias, la ciudadanía sigue sin tener claridad sobre cuáles son las directrices de la autoridad sanitaria respecto de su comportamiento en esta época. Aunque el Gobierno ha recalcado que se están intensificando los esfuerzos para que la ciudadanía respete las disposiciones sanitarias y que dado el estado de excepción constitucional, las personas pueden ver limitado el ejercicio de sus derechos, la situación se mantiene en una nebulosa luego de los sucesivos y confusos mensajes respecto del llamado plan “Fondéate en Casa“.

Para analizar este y otros temas relativos a la pandemia en Chile, nuestro medio conversó con Cristóbal Cuadrado, docente de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile.

El especialista explicó que las actuales circunstancias del escenario epidemiológico evidencian que nunca tuvimos control total o suficiente del brote de COVID-19.

“Nos mantuvimos y así hemos estado en los últimos dos meses con una cantidad importante de casos y  en las últimas 2 o 3 semanas hay incremento en el número global de casos. Un caso emblemático es Magallanes que lleva más de un mes con un brote epidémico, incluso más intenso del que se tuvo al principio”.

En cuanto a las medidas de la autoridad, el también secretario técnico del departamento de políticas de salud y estudio del Colegio Médico señaló que el incremento de casos viene de la mano del proceso de desconfinamiento iniciado hace semanas por el Gobierno.

“Hemos visto en el mundo que, ante desconfinamientos precoces o en los que luego no se mantienen sistemas de trazabilidad eficientes,  vuelven a incrementarse los casos. Es en ese escenario es que aparece el mensaje Fondéate en Casa y el plan Paso a Paso adaptado para Fiestas Patrias, que ha sido extremadamente confuso, en principio el mensaje a la ciudadanía fue que prácticamente se suspendían las cuarentenas  y que las personas podrían reunirse como cuando no había circulación del virus. Después de idas  y vueltas entre el Ministerio del Interior y el de Salud y, ante una solicitud de transparencia, el Gobierno señaló que el Minsal no tuvo nada que ver en este plan para Fiestas Patrias, sino que fue desarrollado por el Ministerio del Interior, por ende, queda muy claro que, tanto en el diseño conceptual como en la forma de implementación, el tema sanitario no ha estado en el centro. Eso es muy preocupante porque no estamos en un escenario en el que nos podamos dar el lujo de hacerlo mal desde el punto de vista de la política pública”.

Ahondando en el llamado plan de Fiestas Patrias y la ausencia de participación en éste de las autoridades sanitarias, de la Mesa Social o de expertos epidemiólogos, el médico de la Escuela de Salud Pública de nuestra Universidad manifestó que ello es una muestra más de que la forma de gobernar la pandemia nunca cambió, ni siquiera con la salida del ministro Mañalich.

“Desde el día 1 esta pandemia ha sido gobernada por criterios en que los elementos sanitarios han sido secundarios, donde las decisiones se toman en el segundo piso de La Moneda y el Ministerio del Interior, donde el Minsal viene a bailar al ritmo de la comparsa de los actores más fuertes del Ejecutivo. Cuando el titular de la cartera de Salud era alguien que tenía una forma muy fuerte de hacer política y estaba muy alineado con el Presidente, no se notaban tanto los desencuentros entre estos dos actores del Gobierno, pero ahora que tenemos un ministro que no tiene una espalda fuerte en los partidos políticos y que comunicacionalmente no es tan fuerte como Jaime Mañalich, evidencia que las grandes determinaciones le pasan por encima. Es sorprendente que no haya cambiado nada en la forma de manejar la pandemia en los seis meses, pese a los errores cometidos, de los más de 16 mil muertos que tenemos y que somos uno de los países más afectados”.

Respecto de los anuncios de sanciones ante incumplimiento de las medidas sanitarias determinadas por la autoridad y considerando que el aparato fiscalizador en Chile carece de robustez, el experto en Salud Pública hizo una reflexión respecto de nuestra idiosincracia de bajo cumplimiento de la normativa reglamentaria, salvo ante el miedo de sufrir una sanción severa.

Es bien increíble pretender que se va a poder gobernar ciertas condiciones de alto riesgo simplemente con una recomendación y una fiscalización que , a todas luces, es insuficiente. Ejemplo de ello fueron la cuarentenas dinámicas en algunas comunas. Ese fue un diseño de política pública imposible de fiscalizar, porque su diseño dependía de algo muy frágil y que con toda probabilidad podría fracasar, como así ocurrió”.

Para el médico, el plan de Fiestas Patrias presenta el mismo problema, pues en un inicio el mensaje a la población fue confuso, con permisividad para la ciudadanía y luego, se entregó un mensaje punitivo, incluso amenazando con ingreso a las casas.

Ese diseño de política pública no flota y tiene baja probabilidad de ser efectivo en desincentivar que la gente se reúna, porque el problema inicial fue el mensaje incorrecto a la ciudadanía y después de eso, es difícil de regular” señaló Cuadrado.

Paris fiestas patrias

“La fase punitiva tampoco es probable y todo parece quedar en una suerte de descampado cuyas consecuencias se podrán empezar a ver a partir de octubre”.

El docente de la ESP asegurú que el principal antecdente a este plan de Fiestas Patrias está dado por la decisión que se tomó hace un par de meses de desconfinar progresivamente, lo que, en definitiva, no es otra cosa que las cuarentenas dinámicas implementadas al inicio de la pandemia.

“Una vez que las primeras comunas salieron de cuarentena, toda la ciudad comenzó a moverse, entonces lo que tenemos hoy son cuarentenas falsas, que están teóricamente bajo esa medida sanitaria, pero la gente sale igual. Parte del zapato chino en el que está el Gobierno es causado porque desconfinó muy pronto algunas comunas, particularmente en la Región Metropolitana, debió esperarse unas semanas más y desconfinar a toda la ciudad, permitiendo que la movilidad y los permisos para todas las personas fueran iguales. Esa decisión original impacta en malas medidas del Plan Paso a Paso de las Fiestas Patrias.

El otro elemento clave es la capacidad de trazar más, ahora solo podemos identificar dos contactos por caso contagiado. Es imposible pretender que una persona contagiada haya tenido contacto estrecho en 14 días solo con dos personas más. Las estadísticas internacionales hablan que son entre 5 y 10 contagiados por caso confirmado. Si eso no está funcionando bien, el riesgo que presentan las Fiestas Patrias es alto porque un pequeño incremento en los casos no se verá hasta que  esté desatado como un brote epidémico nuevo, tal como nos pasó en abril y mayo”, aseguró.

“Tenemos que aprender esas lecciones y hacerlo mejor, porque con esta pandemia viviremos muchos meses más y probablemente enfrentemos nuevos confinamientos y desconfinamientos y estas reflexiones actuales deberían incluirse en los criterios y formas como se toman las decisiones”, manifestó el profesional.

Particularmente respecto de la trazabilidad, el dirigente del Colegio Médico hizo énfasis en que los datos se colectaron desde el inicio de la pandemia y hasta el  15 de abril, fecha en que el Minsal dejó de informar, lo que perduró hasta  la primera semana de agosto, es decir, prácticamente por cuatro meses no hubo información de cómo se llevaba a cabo un elemento tan clave para la estrategia de manejo de la pandemia.

“Lo que aparece en agosto es que se identifica pocos contactos por caso, que la proporción de nuevos casos es relativamente baja y, en definitiva, pudimos observar debilidad en casi todos los indicadores que nos permitirían identificar contactos de contagios y aislando para evitar que el contagio se propague hacia un tercer círculo de personas. Una estrategia nacional de trazabilidad recién se planteó en julio, durante meses esto estuvo delegado a las autoridades locales del país y eso implica mucha heterogeneidad”.

trazadores

“Hoy día tenemos muchas falencias, no hay recursos para contratar personas para hacer la trazabilidad pues los recursos se están entregando mensualmente, y cualquier persona que haya trabajado en gestión en cualquier ámbito de la vida, entiende que planificar con ese grado de incertidumbre es extremadamente complejo. Esto se le ha hecho ver al Ministerio, pero quienes están a cargo en esa cartera responden que lo están haciendo muy bien o, al menos, que se está haciendo todo lo bien que se podría hacer

La autocomplacencia ha sido fatal, al igual que no haya existido personas en los altos niveles del Ministerio de Salud, hablo de ministro y subsecretarios, que hayan tenido formación técnica suficiente en este ámbito para entender estas complejidades. La subsecretaria de Salud Pública trabajaba en gestión en una clínica, el ministro Paris tiene experiencia como médico y toxicólogo, pero nunca ha tenido formación en Salud Pública o Epidemiología. Eso ha sido una gran debilidad. Hay características de quienes han estado a cargo de la gestión que han atentado contra que esto no esté bien establecido hasta el día de hoy”, reflexionó el médico.

“La trazabilidad no es una tarea sencilla, pero nada puede explicar la negligencia de que a más de seis meses de iniciada la pandemia y con más de 16 mil muertos en el país, no haya un sistema efectivo de trazabilidad. Espero que esa respuesta aparezca bien documentada en las comisiones investigadoras porque no hay ninguna explicación razonable para que esto no se esté haciendo bien”.

Finalmente,el especialista hizo un llamado al autocuidado y especialmente a evitar las reuniones intergeneracionales por el alto riesgo