Diario y Radio U Chile

Año XIII, 5 de agosto de 2021

Escritorio MENÚ
Análisis
Diego Díaz González

Una elección histórica

Diego Díaz González | Jueves 13 de mayo 2021 20:46 hrs.


Quizás no dimensionamos la importancia de las elecciones que estamos por vivir. Tal vez sea porque precisamente las estamos viviendo en carne propia, y serán las generaciones futuras o los libros de historia quienes destaquen en mayor medida esa importancia. Y es que el 15 y 16 de mayo de 2021 no se vivirá una elección cualquiera, tiene muchas particularidades que es bueno recordar.

De manera inédita en la historia reciente, podremos elegir el día en que iremos a votar, lo que se justifica completamente debido a la pandemia. Si para el plebiscito nos demoramos 30 segundos en las urnas, en esta oportunidad serán 4 minutos y es que hay mucho que elegir.

Otra particularidad es precisamente la acumulación de elecciones. Las cuatro papeletas, es algo que también sucedió en 2017: papeleta presidencial, parlamentaria, Consejero Regional y Senadores en algunas regiones del país. En esta oportunidad serán también cuatro elecciones, sin embargo para otros cuatro cargos: concejales y alcaldes, como es la tradición cada cuatro años, y ahora se le suma las Gobernaciones Regionales y los Convencionales Constituyentes.

En el caso de las concejalías, comunas como Lo Espejo, Maipú, Peñalolén, Santiago, Puerto Montt, Temuco, Antofagasta, Valparaíso, Concepción o Hualpén, tendrán una de las papeletas más grandes del país y que conozca la historia electoral de Chile, con 63 x 46 centímetros. ¡El porte de un bebé de casi un año! Allí, en esas grandes papeletas, las vecinas y vecinas escogen un cargo fundamental para el desarrollo local.

En el caso de las alcaldías, enfrentamos por primera vez la aplicación de la ley que limita la elección, promulgada en 2020, que dejó fuera de la reelección a casi 100 ediles -97 para ser exactos-. Un caso emblemático es Viña del Mar, donde sus vecinas y vecinos tendrán la oportunidad de poner fin a 18 años de escándalos financieros y corrupción de Virginia Reginato, donde un joven de 18 años que vota por primera vez, podría elegir una alcaldesa distinta a la que conoció al momento de nacer.

Por otro lado, la papeleta que contendrá las candidaturas a Gobernadores Regionales será otro hito importante para la descentralización. Tras años de tramitación y legislación al respecto, finalmente tendremos la oportunidad de elegir a nuestra máxima autoridad regional. Una deuda pendiente para Chile, que hoy es uno de los dos países de la OCDE que a la fecha no contaba con elección democrática a la autoridad regional.

Por último, y no menos importante, escogeremos a nuestros representantes por cada distrito para redactar la nueva Constitución, a partir del triunfo en el pasado plebiscito del 25 de octubre, que habilitó la instalación de una Convención Constitucional que se hará cargo de esta importante tarea. Nunca antes en nuestros más de 200 años de república independiente hemos escogido democráticamente personas que cumplan esta función.

Sin duda alguna, el avance y desarrollo del proceso constituyente será algo de lo que se hablará en muchas partes del mundo, ya que se sigue de cerca el principio del fin del legado constitucional de la dictadura aún vigente. Además, porque es inédito en el mundo que la integración del órgano encargado de la redacción sea en forma paritaria. Tendremos la primera Constitución en el mundo redactada con un órgano paritario en cantidad entre hombres y mujeres, que también tendrá una participación asegurada de pueblos originarios a través de los escaños reservados.

Como dato extra, para sumar a los libros de historia o a los Récord Guinness chilenos, el 15 y 16 de mayo tendremos la elección con más candidaturas que haya existido nunca en Chile, según indicó SERVEL. Se elegirán 2.768 cargos, generando casi 700 combinaciones y elecciones distintas, donde -también récord- se inscribieron  más de 18 mil candidatos.

Muchas y muchos dicen que el voto no importa mucho y que nada cambiará, pero lo cierto es que no es tan así, los niveles de abstención en las últimas elecciones han sido altos, por lo que la deliberación política recae en muy pocos ciudadanos y aquello es preocupante. Con un simple ejercicio de acercarse al local de votación y participar en las cuatro elecciones que tenemos, aumentaremos la legitimidad de la democracia y nos sumaremos a esta gran elección histórica.

El contenido vertido en esta Columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de Diario y Radio Universidad de Chile.