Diario y Radio U Chile

Año XIII, 23 de julio de 2021

Escritorio MENÚ

“Es el primer paso”: organizaciones medioambientales valoran avance de proyecto que busca el cierre de las termoeléctricas a carbón

El proyecto de ley AES Gener, tiene como objetivo el cierre de las termoeléctricas a carbón con un plazo final antes del 31 de diciembre de 2025. Ahora, el texto deberá ser revisado por la Comisión de Medio Ambiente del Senado.

Héctor Gabriel Campos

  Miércoles 23 de junio 2021 19:56 hrs. 
La ONG Greenpeace ha alertado respecto de lo poco ambicioso del plan de descarbonización anunciado por el Gobierno en junio de 2019. Foto: Greenpeace Chile.


Este pasado martes, la Cámara de diputados despachó al Senado el proyecto que busca el cierre de las termoeléctricas a carbón, con un plazo limite hasta antes del 31 de diciembre de 2025. El texto fue aprobado por 93 votos a favor, 63 en contra y 10 abstenciones .

La luz verde del Congreso fue bien recibida por los diversos actores que participaron en la tramitación del proyecto y los ciudadanos de las diferentes comunas que han sido declaradas “zonas de sacrificio” como Puchuncaví , Hualpén, Coronel  o Tocopilla.

El diputado y autor del proyecto, Félix González, se mostró satisfecho con la aprobación del texto, ya que debieron cursar una serie de dificultades para poder lograrlo, y espera que sea ratificado por el Senado sin recibir mayores alteraciones.

“Estamos muy contentos que se haya aprobado en la Cámara tal cual lo redactamos, hubo muchas indicaciones de la derecha para desarmar el proyecto, pero logramos despacharlo como queríamos. Ahora, lo que falta es que el Senado le dé una tramitación expedita, además, que no desvirtúe el proyecto de ley”, añadió el parlamentario ecologista.

Para las diferentes agrupaciones medioambientales de la zona, este es el primer paso para concretar el plan de descarbonización tan anhelado. Así lo afirmó Marta Aravena, perteneciente a la Comunidad del Buen Vivir de Puchuncaví – comuna donde actualmente funcionan tres termoeléctricas a carbón y dos a gas natural-, quien señaló que ante el abandono del Estado, este proyecto sería la única solución factible.

Lo que ocurrió el día de ayer nos dio un poco de esperanza ante tanta cosa nefasta que nos pasa, partiendo por el Estado que no nos resguarda, no pone los derechos humanos por sobre los derechos económicos, sino que es al revés. Llevamos años de lucha, hubo envenenamientos masivos en 2018, siendo que nosotros hemos advertido lo que ocurre en la bahía hace muchos años“.

Además,  Aravena agregó que pese a todas las indicaciones de las autoridades, la situación medioambiental continúa siendo crítica en la actualidad,  ya que se siguen observando dificultades respiratorias en los adultos mayores y malformaciones o problemas cognitivos en los niños, producto de las emisiones tóxicas de las termoeléctricas.

“Hace dos días nos pusieron alerta ambiental nuevamente, como diciéndonos ´respire poquito, salga poco de su casa’, en vez de obligar a las empresas a que detengan sus emisiones un momento para que el aire se limpie y la gente pueda hacer su vida, eso ha sido una constante que nunca ha dejado de ocurrir. Las medidas de la Corte Suprema de 2019, no han sido cumplidas ” subrayó.

Por otra parte, la encargada de Políticas Públicas de Chile Sustentable, Pamela Poo,  sostuvo que ha quedado en evidencia que el plan de descarbonización presentado por el Gobierno era  insuficiente, ya que solamente ofrecía el cierre de ocho termoeléctricas que estaban prácticamente en desuso, además, aprovechó de agradecer a las empresas y al Congreso por impulsar este cierre acelerado.

El Congreso, ante la ausencia de un Ejecutivo que demandara una lógica de cierre de estas termoeléctricas de carbón, los parlamentarios impulsaron este cierre programado, siempre con una perspectiva ambiental, por eso  se tramitó en la Comisión de Medio Ambiente, no en la de Energía y Minería. Me parece positivo, porque se está trabajando en política pública”.

En relación a los plazos de cierre, Poo comentó que desde el punto de vista sanitario, lo ideal sería cerrarlas lo antes posible, sin embargo, desde una arista técnica es imposible, ya que se debe realizar una transición a energía no contaminante , lo que sería factible no antes de 2030.

“En la lógica de justica ambiental, uno esperaría  que esto de cerrara ojalá mañana , es poco ético seguir continuando con las ‘zonas de sacrificio´. Ahora , en la parte técnica nosotros creemos que en el 2030 es una fecha donde se puede hacer una transición con energías limpias, mientras que en 2025, se puede cerrar, pero se va a tener que ocupar una energía de transición fósil que es el gas“, finalizó la representante de Chile Sustentable.

Ahora, el proyecto debe ser revisado por la Comisión  de Medio Ambiente del Senado, donde aún no hay fecha para iniciar el debate. No se descarta que el texto sea sometido a indicaciones.

 

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.