Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 25 de junio de 2022

Escritorio

Entre fotografías y algunas diferencias, Universidad de Chile realiza debate de candidatos a La Moneda

A menos de tres semanas de la primera vuelta de la elección presidencial, cinco de los siete aspirantes a La Moneda defendieron sus posturas sobre educación e infancia, cultura y artes, ciencias e innovación, en el foro presencial organizado por la Casa de Bello.

Lorena Moreno Berroeta

  Lunes 1 de noviembre 2021 23:05 hrs. 
Santiago, Chile - 01/11/2021

La Universidad de Chile, fiel a su rol publico, realiza el Debate Presidencial 2021, reuniendo a la y los candidatos que aspiran a llegar a La Moneda en marzo 2022.

Foto: Carlos Succo - Universidad de Chile

En el Salón de Honor de la Casa Central de la Universidad de Chile se realizó el debate presidencial organizado por la Universidad, que fue transmitido en vivo por UChileTV, Radio Cooperativa, Radio Universidad de Chile y las redes sociales de la universidad. De la difusión también participaron diversas radios comunitarias y universitarias del país y otros medios asociados, teniendo una cobertura a nivel nacional.

En este debate presidencial participaron Gabriel Boric (Apruebo Dignidad), Yasna Provoste (Nuevo Pacto Social), Eduardo Artés (Unión Patriótica), Marco Enríquez-Ominami (PRO) y Sebastián Sichel (Chile Podemos Más). Sin embargo, José Antonio Kast (Partido Republicano) rechazó la invitación y Franco Parisi (Partido de la Gente) aún se encuentra fuera del país.

El público invitado y los periodistas moderadores, además de los trabajadores de los medios de comunicación, comenzaron a ingresar a la Universidad cerca de las seis de la tarde, respetando un estricto protocolo sanitario que contó con la exigencia del pase de movilidad, una declaración sanitaria para el registro interno de la Universidad y la toma de test de antígenos, a fin de evitar cualquier posible contagio de Coronavirus. Este resguardo sanitario estuvo a cargo de la Facultad de Medicina y el Hospital Clínico de la Universidad de Chile.

Los presidenciables arribaron a la Casa Central de la Universidad de Chile acompañados de sus asesores más cercanos, y el primer invitado en llegar fue Eduardo Artés, seguido por Marcos Enríquez-Ominami, en tercer lugar Gabriel Boric, Sebastián Sichel en cuarto lugar y, finalmente, Yasna Provoste. En el patio central del edificio, mientras la organización finalizaba los últimos detalles antes de la transmisión, el equipo de sonido instalaba los micrófonos a cada uno de los participantes. Incluso, cada presidenciable llegó a un módulo privado junto a su equipo, donde algunos se sometieron al test de antígeno si no llegaban con su PCR negativo.

En los minutos previos al debate cuando los equipos técnicos ya comenzaban con la transmisión, el Rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi, saludó a cada uno de los candidatos frente a los fotógrafos de los medios de comunicación, siendo particularmente afectuoso con Gabriel Boric y Yasna Provoste. Ya instalados en el Salón de Honor, los presidenciables fueron presentados de acuerdo al orden de la papeleta presidencial, comenzando con Boric, seguido de Provoste, luego Sichel, Artés y en último lugar, Enríquez-Ominami.

Este debate presidencial se dividió en tres secciones, cuyos ejes temáticos fueron la educación e infancia; las artes, culturas y patrimonio; y las ciencias, innovación, investigación y sustentabilidad. Luego de los dos segmentos de preguntas en cada una de las temáticas donde cada candidato tenía un minuto para responder, se realizaron turnos para las réplicas en caso de sentirse aludidos por otros presidenciables. En ese contexto, lo más destacado del primer segmento fue cuando Sebastián Sichel respondió al emplazamiento de MEO y afirmó que “no creo en el lucro de la educación”.

Mientras transcurría el tiempo de respuesta de cada candidatura, comenzaron a aparecer los momentos anecdóticos. Por ejemplo, Gabriel Boric revisaba constantemente su teléfono y tomaba apuntes de las respuestas de Sichel y MEO. Incluso, en un momento, Boric se acercó a Provoste para indicarle una corrección por una respuesta previa sobre el presupuesto de cultura, primero con el celular y luego con una carpeta de su programa.

Por otro lado, Sebastián Sichel tomaba notas cuando los moderadores preguntaban a los otros candidatos. No obstante, el representante de Chile Podemos Más se notó bastante incómodo y tenso durante gran parte del debate, que se reflejaba en su postura corporal. En tanto, Eduardo Artés miraba el techo del Salón de Honor de la Casa Central de la Universidad de Chile con sus manos cruzadas tras la espalda, y Marco Enríquez-Ominami sonreía irónico por algunas de las respuestas de los presidenciables, particularmente por parte de Yasna Provoste.

Al finalizar el foro, los presidenciables posaron para fotografías con autoridades de la Universidad de Chile y parte del equipo organizador de la instancia. Además, recibieron afectuosas muestras de cariño por parte de sus adherentes y asesores.

Incluso, los cinco presidenciables posaron para la prensa en el contexto de la fotografía oficial a un costado de la estatua de Bello junto al rector Ennio Vivaldi. Luego Boric, Provoste, Sichel, Artés y Enríquez-Ominami pasaron al punto de prensa donde reafirmaron sus posturas, respondieron a las preguntas de los medios de comunicación y continuaron con los emplazamientos al resto de los presidenciables, donde el principal foco de las críticas fue la ausencia de José Antonio Kast.