Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 20 de mayo de 2022

Escritorio MENÚ

“Nos consideran de segunda y tercera categoría”: Subcontratistas de ENAP mantienen movilizaciones y critican desalojo del Gobierno

Este martes se realizó una reunión en la Dirección del Trabajo para sentar las bases de una futura mesa de diálogo con las empresas contratistas y la estatal.

Osciel Moya Plaza

  Martes 10 de mayo 2022 19:56 hrs. 
WhatsApp Image 2022-05-10 at 12.47.42 PM

Los más de 500 trabajadores subcontratados de la Empresa Nacional del Petróleo (ENAP) mantienen las movilizaciones en la planta de la Región del Bíobio a la espera de la instalación de una mesa de diálogo para abordar los temas que hace años vienen planteando y que fue el detonante de un conflicto que está generando problemas políticos al gobierno del presidente Gabriel Boric.

Este martes, la dirigencia de la Federación Nacional de Trabajadores Subcontratados (Fenatrasub) participó en una reunión de mediación con la Dirección del Trabajo, las empresas contratistas y el directorio de ENAP con el objetivo de sentar las bases jurídicas de una posible mesa de negociaciones.

Luego del desalojo policial de los trabajadores que mantenían bloqueados los accesos a la refinería, diversas organizaciones sindicales expresaron su apoyo a la movilización que se mantendrá hasta alcanzar un acuerdo con la estatal y las empresas privadas.

La jornada de este martes estuvo marcada por las declaraciones de la ministra del Interior, Izkia Siches, quien justificó la acción policial con el argumento que el Gobierno tiene la responsabilidad de garantizar el abastecimiento de combustibles y el libre tránsito.

 Sin embargo, el vocero de la Federación, Carlos Contreras manifestó que para los subcontratados ha sido desconcertante la actitud de un Gobierno que se dice pro-trabajador y que ha predicado el diálogo social.

Precisó que el Ministerio del Interior  cometió un error porque no habrá desabastecimiento de combustibles, pese a que la empresa estará tres meses con sus faenas paralizadas, debido a la mantención a la que ha sido sometida. Recordó que en el 2010, la planta estuvo 6 meses paralizada y el país recibió combustibles por distintas vías.

“Nosotros lamentamos que el Gobierno haya actuado así con los trabajadores chilenos cuando nos consideran de segunda y tercera categoría, porque la subcontratación ha traído precarias condiciones laborales y eso es lo que está pasando en la refinería estatal”, precisó el dirigente sindical.

Contreras recordó que este conflicto se desató por un acuerdo marco que impuso ENAP a los trabajadores en abril de 2021 en el que se estableció un arreglo indefinido y sin la posibilidad de negociar mejores condiciones de trabajo.

En el plano político, la ministra Siches debió enfrentar una ola de críticas desde su propia coalición. Junto a las declaraciones del alcalde de Recoleta, Daniel Jadue quien afirmó que “a los camioneros sediciosos se les trata con guante blanco y voluntad de diálogo, pero a los trabajadores que luchan por reivindicaciones laborales justas se les reprime con brutalidad”, se sumó una declaración del Comité Regional Concepción del Partido Comunista, que expresó su apoyo y solidaridad con los trabajadores de la FENTRASUB. “Nos parece preocupante el trato hacia los trabajadores y trabajadoras movilizadas, en contraposición a otros conflictos de mayor envergadura” sostiene en parte el comunicado. Agrega que “repudiamos y condenamos el actuar de Carabineros de Chile y las Órdenes emanadas desde el Ministerio de Interior”.

Por su parte, la diputada del PC por la Región del Bíobio, María Candelaria Acevedo, criticó la forma y el trato que se dio a los trabajadores movilizados y llamó al Gobierno a buscar las instancias de diálogo necesarias para destrabar el conflicto.

En tanto, desde la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) también expresaron su rechazo al desalojo ordenado por el Gobierno.

El secretario general de la multisindical, Eric Campos, señaló que nada justifica el nivel de violencia de Carabineros de Chile contra los trabajadores movilizados por justas demandas.