Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 30 de septiembre de 2022

Escritorio

Comisión Investigadora de Concesiones Hospitalarias no logra acuerdo

La Comisión parlamentaria que investiga las concesiones hospitalarias tendrá para principios de este mes el informe de su trabajo. Los funcionarios y médicos del paralizado Hospital Salvador- Geriátrico tienen esperanzas de que el documento transparente la efectividad del modelo. En paralelo, la Comisión de Salud abogó por los consensos.

Tania González

  Jueves 31 de julio 2014 17:19 hrs. 
Salud pública

Compartir en

A 24 días de la paralización de los trabajadores del Hospital Salvador, la Comisión Investigadora de Concesiones Hospitalarias de la Cámara de Diputados, en su segunda cita, no pudo dar solución al conflicto por la futura concesión del Hospital Salvador.

Parlamentarios, trabajadores y médicos advirtieron que las conversaciones con las autoridades del Ministerio de Salud y el Ministerio de Obras Públicas estuvieron a punto de quebrarse dentro del debate de ideas y la insistencia del Ejecutivo de mantener el proceso de licitación a privados.

El parlamentario socialista Juan Luis Castro, presidente de la Comisión Investigadora sobre Concesiones Hospitalarias de la Cámara de Diputados, dijo entender que las concesiones son una herencia pesada pero que la presidenta Michelle Bachelet aseguró que no existirán nuevos contratos para construir hospitales concesionados.

Y, mientras la comisión investiga el estado actual de la inversión pública en infraestructura de la red de atención primeria hospitalaria. Por su parte, Contraloría ya tomó razón de esta controversial ley de concesiones hospitalarias que tiene en pie de guerra a dos hospitales del país.

El parlamentario espera que ambas partes hagan un esfuerzo de flexibilidad.

“Me temo que se puede radicalizar este conflicto, me temo que esto pueda traer consecuencias aún mayores para el Hospital Salvador y sus pacientes, escenario que no busco, ni deseo y por eso, mi esfuerzo como presidente de la Comisión es jugármela hasta el final para que ojalá mañana si o si pudiésemos llegar a un entendimiento” expresó Castro, quien además hizo un llamado a que los trabajadores, la comunidad que se atiende en el Hospital Salvador y también el Gobierno, “puedan mirar este momento con delicadeza y sean capaces de resolver el conflicto en aras de la gente que no tiene una alternativa distinta que atenderse en el Hospital Salvador”.

El presidente de la Fenats Nacional, Oscar Riveros, mostró su respaldo y respeto a las decisiones de la Multigremial. En tanto, Karen Palma, vocera de los sindicatos del Hospital Salvador, indicó que el paro de los trabajadores está más firme que nunca y lamentó las intransigencias del gobierno.

“Por nuestra parte nosotros nos abrimos al diálogo pero poniendo todos los elementos sobre la mesa. Lamentamos que hoy día el gobierno haya tomado esta postura y no haya escuchado la voz de los trabajadores y de la ciudadanía en general. Mañana tenemos la expectativa de que sí lleguen con una propuesta seria. Ha faltado seriedad en esta mesa y creemos que hoy día el movimiento se mantiene” defendió la líder sindical.

Por su parte, Izkia Siches, presidenta del Consejo Regional Santiago del Colegio Médico, contó que en la reunión la subsecretaria de Redes Asistenciales, Angélica Verdugo, en representación del gobierno, reiteró que al ser tomada de razón la concesión por la Contraloría, ésta continúa. Afirmación que causa molestia entre los médicos, señaló la doctora.

“Nosotros como médicos habíamos pedido que se dieran cifras, datos y que el gobierno argumentara su posición, desde una perspectiva técnica, clínica, en precios, acuerdos que se tienen que dar, y eso no pasó. La situación crea más suspicacia sobre todo porque sabemos que esto partió en los gobiernos de la Concertación y hay intereses involucrados. Entonces, existiendo esos antecedentes hay que ser más transparentes todavía” pidió Izquia Siches.

La doctora explicó que los médicos esperan ver en los informes del Ejecutivo los 100 dólares con que se pagan las deudas, contrapuestos con el costo progresivo que tendría en sus 15 años este modelo de concesión y algunas proyecciones de los precios actuales y futuros, considerando que si esto se judicializa se retrasaría 10 a 15 años lo que tendría un costo para la población y los médicos.

La profesional concluyó que si de tales datos resulta ser más caro que el Estado asuma el proyecto y menos beneficioso para la salud pública, la apuesta de los médicos sería modificar al máximo el modelo de concesión para que no interfiera en lo clínico.

Síguenos en