Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 6 de octubre de 2022

Escritorio

Organizaciones por Asamblea Constituyente: “Se ha roto un contrato ciudadano”

Luego que el cónclave de la Nueva Mayoría finalizará sin definiciones concretas sobre la redacción de una nueva Constitución, las organizaciones por la Asamblea Constituyente levantaron sus voces y criticaron la poca claridad del Ejecutivo: "Si no cumplen, no podremos volver a votar por ellos", señalaron a modo de advertencia.

Claudio Medrano

  Martes 2 de diciembre 2014 15:20 hrs. 
asamblea_constituyente

Compartir en

Poco más de 5 horas duró la reunión del Comité Político Ampliado en el Palacio de La Moneda, cita que sirvió para conversar diversos temas al interior de la Nueva Mayoría, entre ellos, la definición respecto de la nueva Constitución.

Recordemos que ésta fue una de las promesas de campaña que más expectación y apoyo concitó, movilizando incluso una iniciativa ciudadana en apoyo de una Asamblea Constituyente que permitiera reemplazar la Carta Magna elaborada por la dictadura de Augusto Pinochet y ratificada por el gobierno de Ricardo Lagos.

Pero a poco menos de cumplirse un año de la administración de Michelle Bachelet todavía no existe claridad respecto de cuándo verá la luz la nueva Constitución y menos del mecanismo que se optará para su redacción.

La reunión de este lunes poco ayudó a despejar aquellas dudas, porque si bien el ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, afirmó que el proceso comenzará este 2015, las posturas a favor de posponer el debate ensombrecen lo comunicado por el Ejecutivo.

“Si bien el mecanismo para realizar una nueva Constitución se definirá en 2015, el desarrollo del proceso tendrá que pasar a 2016 debido a que el próximo año será intenso en materia parlamentaria”, advirtió el presidente del Partido por la Democracia, Jaime Quintana.

Por su parte, el senador de la DC, Jorge Pizarro, sostuvo que le parecía “mejor dejarlo para el otro año (2016) porque el próximo es decisivo para el tema de la reforma (de educación)”.

De hecho, ni el propio Ministro del Interior fue capaz de entregar más luces sobre lo anunciado este lunes, “”escuchamos todas las sugerencias, pero es el gobierno y la Presidenta la que decide”, afirmó.

En la misma línea, el ministro Secretario General de Gobierno, Álvaro Elizalde, recordó que es la Jefa de Estado “quien tiene el mandato ciudadano para definir el mecanismo”

El Ministro agregó que “Chile necesita una nueva Constitución, nacida en demoracia, que sea fidedigna de expresión tanto de las tradiciones democráticas de nuestro país como de los desafíos propios del siglo XIX”.

Sin embargo, evitó pronunciar resoluciones sobre el mecanismo, lo único que dijo es que será resuelto e informado por la Presidenta durante 2015, pero que será “democrático, participativo e institucional”.

Para las organizaciones civiles que han estado trabajando para difundir la idea de establecer una Asamblea Constituyente para la redacción de una nueva Constitución, los anuncios del Gobierno generan más dudas que certezas.

Así lo cree el vocero de la agrupación Poder Constituyente, Álvaro Ramis, quien afirma que con su retraso, el Ejecutivo no está cumpliendo con la palabra comprometida durante la campaña presidencial, “hay que tener en cuenta que una promesa política es un contrato con la ciudadanía, si ellos no están dispuesto a cumplir con ese contrato, eso quiere decir que no podemos volver a suscribir ningún tipo de pacto con éstos políticos”, sostuvo.

Por su parte, el representante de “Plebiscito para una Asamblea Constituyente” y vicepresidente del Colegio de Periodistas, Patricio Segura, llamó a no esperar lo que determine el gobierno y pidió continuar con la presión ciudadana.

“Si fuera por esperar los tiempos del Gobierno, no habría existido el movimiento por Aysén y los estudiantes no se habrían movilizados, entonces, más que mirar hacia arriba, hay que tener cierto nivel de autonomía para impulsar los procesos que hagan entender a las autoridades que no responder a las demandas ciudadanas les traerá más costos que beneficios”.

Para Karol Cariola (PC), diputada y coordinadora de la Bancada Transversal por una Asamblea Constituyente, lo importante es asegurar que el proceso sea participativo y democrático, independiente de los tiempos que demore.

“Lo más importante es garantizar que esta nueva Constitución tenga la legitimidad que requiere y, por lo tanto, que el proceso sea lo suficientemente participativo y que sea necesario para que la ciudadanía se sienta empoderada de una Constitución verdaderamente democrática. Si eso implica transcender más allá de los tiempos de éste Gobierno, habrá que evaluarlo en su momento”, señaló.

Quien también se refirió al tema fue el diputado de la Izquierda Autónoma por la región de Magallanes, Gabriel Boric, “sería sano para el debate que el Gobierno sea claro en su postura respecto de la Nueva Constitución. ¿Está o no a favor de una Asamblea Constituyente?, se preguntó a través de su cuenta de Twitter.

Boric agregó que: “Creo que sería un grave error pretender que la nueva Constitución nazca desde el parlamento. Aunque digan que el proceso será participativo”.

Desde Renovación Nacional también hubo reacciones, “si el debate se da forma institucional, en el Congreso, con reglas claras y el Gobierno lo impulsa como un debate necesario, nosotros lógicamente vamos a conversar. ¿Si los votos estarán? No lo sabemos, porque desconocemos con que locura nos va a salir el Gobierno y la lógica que hoy día está presente en el debate constitucional al interior de la Nueva Mayoría”, dijo su presidente, Cristián Monckeberg.

Síguenos en